6 consejos que te ayudarán a sanar el dolor premenstrual

utero

¿Por qué tantas mujeres están experimentando desequilibrios hormonales, energéticos, emocionales? ¿Por qué el síndrome pre menstrual se presenta tan molesto, con dolor, cambios repentinos de humor?

utero

El cuerpo habla lo que el corazón calla, lo han leído seguramente. El útero y nuestras hormonas también gritan lo que nos hemos guardado. ¿Y lo escuchamos?. La verdad es sí, el cambio de humor, el malestar abdominal, el dolor de cabeza, y todos los síntomas para describir este síndrome pre menstrual, son la voz de tu alma femenina, de tu vientre.

Es por esto que todas las mujeres sienten su útero, sólo que aprendimos a sentirlo sufriendo, con dolor, con espasmos y calambres. ¿Tú crees que es efectivo vivir así cada mes la llegada de tu menstruación? ¿Te gustaría sentir tu útero sin esos dolores y malestares?  Quieres saber ¿qué puedes hacer para ayudarte a ti misma en esos cambios de humores?

Tenemos un solo cuerpo físico pero en el conviven el cuerpo mental (lo que pensamos y creemos de nuestro cuerpo- muchas veces adquirido por la cultura y educación), el cuerpo emocional (lo que sentimos), el cuerpo espiritual (lo que aspiramos, de donde nos nutrimos)

Es por tanto que el SPM debe abarcarse en la totalidad de lo que somos como seres humanas. En este artículo iremos viendo áreas en las que te sugiero reflexionar sobre cómo estas llevando tu relación integral con tu cuerpo de mujer.

La primera cura:woman-695454_960_720

El mensaje cultural que se nos trasmitió sobre el periodo menstrual, y la falta de honrar lo que está pasando en la mujer durante su ciclo menstrual es una de las causas del sufrimiento de muchas mujeres. Este sufrimiento es consecuencia de la pérdida de conocimiento sobre el poder del ciclo menstrual, sobre la creatividad y la conexión espiritual que surge durante este periodo. Por lo tanto la primera cura es resignificar el ciclo menstrual, restaurarlo en la mente femenina, limpiar dentro de nosotras los patrones, actitudes y modos de actuar y pensar sobre el ciclo menstrual

 

La segunda cura:

La alimentación es realmente tu medicina. Lo que comes también genera mayor inflamación y calambres de útero.

“A la vez que mejoramos nuestra alimentación,

 tenemos la oportunidad de aumentar nuestro respeto por nuestro cuerpo,

así como por el cuerpo del planeta en su conjunto”.

Christiane Northrup

 

¿Sabías que? el exceso de toxinas, sumado a una deficiencia de nutrientes, genera un desequilibrio en todo nuestro organismo y en nuestras hormonas sexuales.

En las mujeres, el balance entre la progesterona y el estrógeno es crítico. Un exceso relativo de estrógenos, denominado “dominancia de estrógenos”, está asociada con un incremento en el riesgo de quistes ováricos, endometriosis y síndrome pre-menstrual. Los indicadores tempranos de la dominancia de estrógenos incluyen el síndrome pre-menstrual, depresión, disminución del apetito sexual, ansias de dulces, menstruaciones abundantes, aumento de peso, y retención de líquidos.

En nuestra alimentación moderna se ha generado un desequilibrio importante: ingerimos muy pocos nutrientes que nos dan la vida y demasiadas sustancias que nos intoxican (antinutrientes). Muchas de las enfermedades que padecemos actualmente son causadas por dicho desequilibrio, ya que se excede la capacidad de nuestro organismo para desintoxicarse, lo que a su vez interfiere con la asimilación de nutrientes. Súmale a eso otros químicos que se absorben a través de la piel y la respiración, un estilo de vida sedentario y estresante, algún trauma emocional y nuestro equilibrio interno estará alterado.

La distensión abdominal, cólicos intensos y frecuentes, dolor por debajo de la cintura que puede irradiarse a la parte baja de la espalda o las piernas, irritabilidad, aumento de peso, retención de líquidos, dolores de cabeza, náuseas, diarrea, estreñimiento, micción frecuente y, en ocasiones, vómitos. Suelen formar parte de lo que se conoce como “síndrome premenstrual”. ¿Cuál es la cura de estos síntomas?, la verdad es simple, disminuir la carga toxica en nuestro cuerpo.

¿Y qué hacemos al respecto?, en primera instancia modificar tus hábitos alimenticios. Eso significa eliminar los alimentos que entorpecen el tránsito intestinal e intoxican tu cuerpo, entre ellas tenemos las harinas refinadas, azúcar blanca, ¿sabías qué? El azúcar roba al cuerpo vitaminas B y rompe el equilibrio de calcio / fósforo causando nerviosismo e irritabilidad. Así mismo es importante disminuir el café, sal, lácteos, carnes, nicotina.
Lo que No quieres es que la evacuación de los desechos y toxinas de tu cuerpo, se enlentezca, para ello debes aumentar la fibra, esto ayudará a que tus evacuaciones sean más frecuentes y tu cuerpo se limpie de mejor manera.

Realmente no hemos asociado que el intestino está muy cerca de nuestro útero y por lo tanto si hay toxinas acumuladas en el intestino pues se inflamara, generando más molestia y dolor al momento de menstruar. Tener una buena y frecuente evacuación nos ayudará a eliminar los estrógenos que ya han cumplido su función en el cuerpo. De no ser así, se reabsorben provocando un incremento de estrógenos en nuestro cuerpo. Ahora ya lo sabes, cuando un examen hormonal te aparece aumento de estrógenos, pues te ayudará limpiar tu intestino.

Otro dato importante es que efectivamente la deficiencia del complejo de vitamina B: B12, B6, B9 sobre todo, y bajo niveles de magnesio, folato y zinc también provoca en las mujeres mayores molestias.

Los alimentos que contienen estas vitaminas y minerales lo encuentras de forma abundante en los vegetales de hoja oscura, como espinacas, acelgas, lechuga, y en frutas como plátanos y piña, legumbres, huevo, espárragos, frutos secos, entre otros.

Mi sugerencia es consumir las hojas verdes crudas, pues al llevarlas a cocción se destruye casi el 80% de folatos, vitaminas y minerales.

La levadura de cerveza es otro complemento dietético con más concentrado en folatos, por lo que consumirla en capsulas te vendría muy bien.

Los batidos verdes y jugos de luz para mi han sido lo mejor para limpiar mi cuerpo y nutrirlo en profundidad, mi querida amiga Paulina Bentjerodt de www.rumboverde.cl me enseño todo sobre alimentación y depuración, con ello estas deliciosas preparaciones crudas, verdes, coloridas, y sabrosas. Les dejo 3 recetas que suelo prepararme para mi fase pre menstrual y menstrual.

orange-juice-569064_960_720

Batido pre-menstrual: 3 rodajas de piña madura, 2 cucharadas de aceite de coco orgánico, 1 plátano, 1 cucharada de chía remojada previamente en agua una hora. 1 vaso de leche de almendra, a la juguera, y a beber¡¡¡ te encantará. Tómalo la semana anterior a que baje tu sangre menstrual. 1 vez al día, por las mañanas.

Todos los días consume al menos 1 batido o jugo verde, mi favorito y el más simple de realizar es: espinaca, manzana roja, medio limón, todo junto a la exprimidora y a beber un sabroso jugo verde.

Menstrual: 1 betarraga cruda, 1 zanahoria, 2 manzanas rojas, raíz de jengibre (un poco a gusto), medio limón (sin cascara). Esto debe prepararse en exprimidora de jugo

 

Tercera cura:

El auto-cuidado.wellness-285587_960_720

La contracción le sigue a la expansión, la actividad al descanso, nuestro ciclo menstrual está construido de la misma manera, tenemos un periodo de actividad intensa, luego un periodo de descanso, un periodo de replegarse en una misma y otro de compartirse con otras personas. Nuestra menstruación es un recordatorio mensual para descansar.

Gestionar tu estrés, es uno de los trabajos que hoy se suma al ritmo de vida que llevamos en la ciudad, gestionamos las compras del supermercado, el orden en la casa, las comidas de los hijos, las salidas familiares, tus finanzas, y ahora hay algo más… gestionar tu estrés, que agote verdad. Sin embargo es algo que es, y hacer algo con ello resolverá mucho tu síndrome pre menstrual.

Una de las sugerencias es hacer un plan de autocuidado.

El plan de autocuidado debe nacer desde adentro, más allá de lo que yo pueda estar diciéndote ahora mismo, debe nacer de ti el ponerte como prioridad. Y si lo sé, la cosa cambia con hijos, tengo 3 hijas maravillosas, y cuando leo “ cuídate a ti misma” me digo tengo a 3 retoños menores de 6 años a los que cuidar ¿en que momento me doy tiempo para mí?, pero sabes que aprendí, que si no te tienes no te puedes entregar, simple, y si hoy te estoy sugiriendo que la tercera y maravillosa cura para tu spm es descansa cuando estés menstruando, o frena el ritmo, pues repite diariamente “sino me tengo a mi misma, no tengo que entregar”, me ayuda a que cuando viene mi periodo pre menstrual y mis emociones me ahogan pues las libero, me entrego a mí misma lo que necesito, y eso es autocuidado.

 

Cuarta cura:

Restaura tu conocimiento. Ya sea si eres del ámbito de la salud y sepas que remedio tomar para esos dolores terribles de vientre, o el dolor de cabeza o la diarrea o vómitos que a veces vienen en el spm de algunas mujeres, pues no vasta, menos vasta llenarse de pastillas mensualmente, saca la cuenta si la menstruación te llega a los 11 años y tienes tu periodo hasta los 54 años, eres una mujer que menstruara 42 años, eso es muchísimo tiempo sufriendo por tu condición de ser mujer o bien llenándote de pastillas, analgésicos y quien sabe que más, todo por evitar escuchar tu cuerpo. Por lo tanto restaura lo que sabes, ve en donde te has quedado obsoleta en la respuesta a ¿qué hago para aminorar mis síntomas pre menstrual? Pues realmente hoy hay muchas mujeres trabajando para ayudar a que tú misma seas quien se ayude a si misma a que lo que tu menstruación y útero dicen, sea escuchado, simplemente para que el grito de tu alma femenina no se llame DOLOR, sino PASIÓN.

 

Quinta cura:

TÚ eres tú 100%

Que significa esto, que te eres a ti misma lo máximo. Durante el ciclo hay veces que no rendimos al 100% a otros, lo importante es que te rindas al 100% a ti misma y sobre todo en las necesidades de tu cuerpo, los dolores, el cambio de ánimo no se irán si no haces un cambio de darte a ti la atención que necesitas, con el 1% de cambio que hagas para ti ya comenzaste a amarte, ejemplo: si estas menstruando y quieres dormir, pues duerme, si no quieres lavar la ropa ese día, o pasar la aspiradora por que necesitas estas horizontal en tu cama, mientras tus hijas abren los cajones y sacan toda la ropa, pues déjalo un rato no vayas de inmediato a ordenar todo, si tienes trabajo atrasado y estas menstruando pues al menos permítete un descanso luego de terminarlo, una ducha, un masaje, algo que sea solamente para ti. Simplemente mientras menstruas recuerda que el rendir al 100% es primero hacia ti misma.

 

A partir de reintegrar este conocimiento, incluso en la forma más básica y simple puedes empezar a cambiar las cosas en tu vida. Ya sabes lo que es vital para tu salud a nivel muy práctico es que comiences a hacer valer lo que necesitas, por ejemplo tu alimentación, el descanso y lo que piensas y crees sobre el ciclo menstrual.

Alexandra pope escribió sobre la idea de cambio de 1% y lo tome como una maravilla en mi vida. Ella dice “Una vez que las mujeres empiezan a trabajar con esta idea del cambio del 1% se convierte en algo increíblemente creativo donde tú te gestionas para traer más espacio en tu vida. Sobre todo en este momento de la menstruación.” De manera que anda pensando en cual será tu 1% de cambio que harás por ti misma en tu próxima menstruación.

 

Sexta Cura:

Libera la tensión sexual de tu vientre y pelvis.freedom-864401_960_720

La vida sedentaria a la cual muchas mujeres están acostumbradas a generado que la pelvis se rigidice, la mala postura y la falta de orgasmos también, y con ello la tensión sexual no se libere. Esta tensión se manifiesta con una mayor irrigación de sangre en tus genitales, lo que produce congestión en tu bajo vientre, dolor y malestar en tu fase pre-menstrual y menstrual.

Quizás has sentido que cuando baja tu sangre menstrual se alivia el malestar-tensión-calambre que sentías,  así mismo si te observas unos días antes de tu menstruación quizás sientas mayor excitación y necesidad de tener relaciones sexuales,  la masturbación y las relaciones sexuales con tu pareja realmente son un analgésico maravilloso para el dolor pre-menstrual.

Es muy importante saber que el útero al liberar el endometrio está en constante movimiento como una medusa y pez en el agua, son vibraciones suaves pero existentes, y que han sido investigadas por Casilda Rodrigañez y Leboyer, por lo tanto si consideras a tu útero como un músculo más que hay que trabajar, entenderías porque es importante mantener esté espacio pélvico en movimiento, los músculos que no se usan se agarrotan y atrofian, lo mismo sucede con tu útero. El útero duele por falta de trabajo muscular en él, duele extender un músculo contraigo y rígido.

Casilda nos confirma que el útero de una mujer que no ha sido sexualmente reprimida desde la infancia, funciona perfectamente produciendo placer y no dolor, pero el útero de una mujer cuya sexualidad se ha paralizado desde niña. Funciona de una manera patológica y con dolor.

Te invito a tomar conciencia de tu útero, pues efectivamente si no se movilizan sus músculos se paraliza y no desarrolla la capacidad de distención y fuerza que debiera tener.

Una de las maneras más saludables de que se relaje tu útero, es por medio de los orgasmos. Los ejercicios que te recomiendo son recordar como movías tu cintura y pelvis cuando era niña con el ula ula ¿recuerdas?. Todo movimiento que hagas con tu vientre, círculos, vascular la pelvis por ejemplo son movimientos fáciles y simples para mantener en movimiento la musculatura de tu vientre. Pon música alegre para ti, y déjate fluir y seguir el movimiento que tu cuerpo necesita, tu cuerpo sabe qué hacer para liberar bloqueos.

 

Y por último: RECUERDA.

Los síntomas no son solamente «físicos». Es muy tentador creer que la causa es solamente física. Es imposible disociar los cuerpos físico, emocional y mental, Las mujeres debemos entender que siempre hay un mensaje detrás de los síntomas menstruales. Si nuestra relación de pareja va mal, nuestro trabajo no nos hace feliz o tenemos conflictos con nuestra sexualidad, entonces seremos más propensas a tener un síntoma premenstrual muy agudo y nos mostraremos menos tolerantes que en otras fases del ciclo. Muchas mujeres se sienten “atrapadas” en su vida y esta aflicción genera una manifestación física. Como somos seres humanos integrales, todo lo que ocurra en nuestras emociones ocurrirá en nuestra salud: sin salud emocional no hay salud física.

El hecho de que tú misma encuentres la causa de tu malestar no quiere decir que no consultes al médico, pero ya sabes hay otras propuestas de curación que en www.afloramujer.cl encuentras, en mensajes diarios en la fanpage, talleres, y terapias individuales y grupales. Debes buscar ayuda física mientras realizas tu búsqueda interior en los niveles emocional, mental y espiritual, sentirte acompaña y asistida durante este periodo.

útero
María José Méndez

EL Útero Tiene Memoria

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente? Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante

Read More »