Publicado el Deja un comentario

EL Útero Tiene Memoria

mujeres2

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente?

Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto de conexión con este espacio sagrado. Al llevarlas a este lugar, tu mente también se dirigirá allí. Simplemente respira desde tu útero, sin forzar. Inhala y siente cómo tu útero crece y al exhalar, percibe cómo decrece. Mantente unos segundos allí. ¿Es agradable? ¿Qué sentiste?

Para algunas personas puede sonar extraño que el útero deba limpiarse energéticamente. Quizás, porque cuando utilizamos la palabra “limpiar”, asumimos que algo se encuentra sucio o impuro. Sin embargo, no tiene relación con esto, sino más bien con la necesidad de re-significar nuestro útero e incorporarlo a la psique de la mujer, pues por mucho tiempo este quedó relegado al mundo del sufrimiento y del dolor. En este sentido, “limpiar” significa dejar espacio, liberar y soltar.

¿Es el útero algo más que un órgano? 

Pues sí, el útero es nuestra matriz sagrada y en él habita un enorme potencial energético. Es nuestro cuenco, donde nace la vida y el placer. Es un reflejo de nuestro corazón femenino. El útero no es solo un lugar, donde nuestros bebes crecen, es el órgano que recibe nuestras emociones a lo largo de toda nuestra vida de mujer.

Bajo el vientre podemos distinguir el “centro de sensaciones”, que es el espacio de lo femenino, dotado de gran energía. Todas desplazamos muchas cosas hacia este lugar y es por esto que allí se generan una serie de problemas, que pueden ser provocados por temas específicos, como una vida insatisfecha o llena de dificultades, asociada a distintos ámbitos, tales como preocupaciones en el trabajo o con la pareja, vida sexual insatisfecha, entre otros. Si no logramos sentir o liberar  estos problemas, la energía que allí yace se estanca y muchas veces deriva en síntomas, que pueden manifestarse desde un simple dolor, hasta quistes, miomas, o desorden hormonal.

El útero por excelencia recibe, pero también tiene la capacidad de entregar, liberar y soltar. De hecho, todo en la naturaleza tiene la facultad de contraerse y relajarse, de recibir y de entregar. Así es la armonía que nos rodea. Sin embargo, a la mujer no se le educó sobre el poder que tiene su útero, sobre todo, se censuró su capacidad de soltar. Se le inculcó miedo al liberar y relajar, entonces los úteros se enfriaron y dejaron de vibrar, palpitar y moverse. Las mujeres dejaron de abrir sus vaginas para permitir el paso de sus bebés. De hecho, la menstruación “que liberamos mes a mes” fue interrumpida con pastillas, tampones y toallas que absorben la sangre. En síntesis, el arte de “liberar” se maltrató. Apuntaron con el dedo a aquellas que bailaban en torno a una fogata o movían su pelvis libremente, y a otras las quemaron por esta libertad, por este acto de soltar. Las mujeres “que aguantaban” parecían ser fuertes y valerosas parecían y las mujeres “que decidían” eran tratadas de desobedientes.

Me gusta sentir la energía que me rodea, sin embargo, cuando comencé a entender específicamente la energía del útero, no sólo de mi propio útero, sino que el de otras mujeres, a través del trabajo energético de sus vientres, doy por confirmada la diferencia que existe entre “un antes y un después”. El trabajo energético de los úteros sana y te hace ahorrar años de terapia.

Con el tiempo comprendí que el útero capta la energía psíquica, es decir,  energía psíquica, entendida como la energía de los procesos de la vida se puede transmitir en el útero de la madre.

En el útero de la mujer crece la vida de hombres y mujeres. Como madre que soy, entendí en cuerpo y alma que todo se traspasa durante la etapa gestacional. Lo que una madre vive, siente, entiende, incorpora, sueña y anhela, es percibido por su bebe. Es innegable la comunicación madre hija(o) que se da en la etapa gestacional, por lo que la psique femenina (es decir nuestra alma femenina) habita en nuestro útero. Quizás, no en vano Freud y sus colegas llegaron a la síntesis de que si la mujer logra liberar la energía psíquica estancada o bloqueada en su útero, sanará su mente y, por qué no, su comportamiento ante la vida.

altar

Un poco de historia y de histeria

A mediados del siglo XIX, los úteros de las mujeres comenzaron a enfermar, siendo la sexualidad femenina un objeto de estudios científicos. Algunos casos obedecían a úteros que se ponían rígidos, perdiendo elasticidad y funcionalidad. Los síntomas de estas mujeres incluían mal dormir, retención de líquidos, pesadez abdominal, espasmo muscular, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza y tendencia a causar problemas, debido a sus estados violentos. A esta enfermedad le llamaron paroxismo histérico, más conocido como histeria. El método utilizado para sanar sus síntomas era recibir masturbación del médico, quien realizaba un masaje pélvico, estimulando los genitales de la mujer hasta llevarlas al orgasmo.

El deseo sexual reprimido de las mujeres

            El desconocimiento sobre nuestra sexualidad y el habernos alejado de nuestros cuerpos nos ha creado una represión en el ámbito de lo sexual. Tal como lo expresa Paula Pérez, investigadora de Ginecología Natural: “nuestra sexualidad v se ha visto como un territorio que se controla, se analiza y se somete” (Manual introductorio a la ginecología natural. Santiago: Ediciones Ginecosofía, 2015, p. 31).

Gracias al paroxismo histéricoSigmund Freud empezó a entender que había algo más que la conciencia, es decir, comenzó a descubrir la existencia del inconsciente. Es así como al entrar en las vaginas y úteros de las mujeres Freud terminó por afirmar que lo que se conocía como histeria femenina era provocado por un hecho traumático que había sido reprimido en el inconsciente.

¿Podríamos decir entonces que el inconsciente se hospeda en el útero? Quizás, si Freud leyera esto, ¡me haría un lavado vaginal de inmediato por desordenada y desobediente! Sin embargo, creo que sí, que en nuestros úteros habita memoria, información y energía en estado inconsciente y que liberándola podremos acceder a la sanación de la energía femenina, individual y colectiva.

El útero participa en todas las enfermedades de las mujeres. De ahí que antiguamente realizaban la HISTEROSTOMIA a las mujeres que padecían de HISTERIA o tenían problemas psicológicos, depresiones o angustias. Al parecer, sacando el útero la mujer sanaba mental y emocionalmente. Sin embargo, la propuesta de este presente es escuchar tu útero y dejar que se exprese, liberándolo, pero no de tu cuerpo. Más bien todo lo contrario; encarnarlo a tu cuerpo y sanar desde adentro.

He estudiado e investigado de manera personal que el útero adquiere y recoge memorias por medio de 4 energías:

A través del Linaje Femenino: La información se pasa de útero a útero, por la  unidad dual madre-hija. Cada hija trae consigo a su madre, y a todas las madres que existieron antes que ella. Podemos registrar en la etapa gestacional las impresiones y sentimientos de nuestra madre. También, podemos reconocernos entre las mujeres de nuestro linaje femenino y encontrar muchas cosas en común; incluso sueños, deseos, hábitos y carácter. Recibimos energía de nuestro linaje, pues nacimos del útero de una mujer, de su copa, de su matriz, del lugar donde ella dirige sus emociones, pero donde también sofoca su sentir. Por ende, crecer en el vientre de nuestra madre nos conduce necesariamente a entender y sentir nuestra línea materna y, en algún  momento, a empatizar, aprender y por  qué no, sanar junto a ellas.

Por medio de la Impregnación Energética: Es cuando intercambiamos fluidos, como semen y fluido vaginal. De esta manera se activa el detector de las variaciones físicas o químicas, que provienen del interior del individuo con el que compartimos nuestros fluidos. Cuando intercambiamos fluidos, no solo estamos asimilando la información química que nos entrega este proceso. También estamos obteniendo el psiquismo celular de nuestras parejas. Y en la virtud mal aspectada que muchas mujeres tenemos de retener, es que contenemos ese psiquismo celular de la pareja con la que estuvimos sexualmente en nuestro útero. En un curso de yoga kundalini, impartido por Nam Nidham Kaur en el año 2009, nos explicaban la visión de Yogi Bhajan sobre el modo en que las experiencias sexuales son impresas en nuestra aura y en nuestra mente subconsciente. Cada uno se impregna con una intensidad diferente. Las mujeres son muy sensitivas y recibidoras de la cualidad penetrante del hombre. Cuando un hombre penetra a una mujer, el aura de ella quedará impresa durante 7 años en un orden decreciente, a medida que se aleja de la fecha de la penetración. Si te preguntas, ¿en qué te influye tener impresa la penetración de una pareja en tu aura? Sigue leyendo.

La impregnación funciona así: Recibimos, retenemos, acumulamos información de nuestras parejas sexuales y la sostenemos en nuestro útero. Esto ocurre en cada relación sexual, cobijando esa frecuencia en la que transitamos con nuestro acompañante sexual. En cada encuentro, cuando el semen entra o cuando hay  un  beso e intercambiamos saliva, estamos compartiendo material genético, información y energía. En la cultura oriental bien se comprenden estos fluidos como la VIDA. Y ciertamente en ellos hay mucha información. No por nada, para saber cómo está tu cuerpo se examinan fluidos, como la sangre, la saliva, el flujo vaginal o el semen. En este sentido, si vemos el útero, tal como lo dilucidaron los médicos de la antigüedad; como una  llave para la comprensión de la psiquis femenina, encontramos entonces que tiene una vibración y frecuencia tan alta que retiene y recoge información, igual que nuestro cerebro. Esto nos hace notar que lo que retenemos en el útero, sea nuestro o no, pasa directamente a afectar nuestro pensar y actuar. Así, las hormonas se polarizan, segregamos más testosterona que estrógeno y progesterona y nos masculinizamos. Por esto, no sabemos la dirección a tomar, surge mucha duda, nos sentimos incomprendidas, perdidas en algunos casos y tantas cosas más. Muchas de nosotras no llegamos a entender por qué entramos en esto y consultamos cientos de terapeutas y psicólogos para que nos sirvan de brújula para encontrarnos… y la brújula siempre existió, sólo que está tapada por energías que no son nuestras y que están demás en nuestro interior, en nuestro espacio psíquico uterino. Esta comprensión nos lleva a descubrir por qué nos hemos alejado cada vez más de nosotras mismas, de nuestra esencia innata de sanación y dirección. En definitiva, de nuestra esencia femenina y de la fidelidad a nuestra alma.

Por medio de la Emisión de Energía (necesita proximidad y tiempo): ¿Les ha pasado que cuando se juntan con sus amigas durante tres o cuatro días (incluso menos) en un mismo espacio, comienzan a menstruar todas juntas? Esto se da por la emisión uterina por proximidad entre mujeres y asiduidad. Es decir, este psiquismo femenino surge por la proximidad de vibración entre una y otra mujer. De ahí que en los círculos de mujeres se libere en todas la hormona oxitocina, que es activada por proximidad. Está demostrado que esta mejora la capacidad de las personas de confiar en otros, promueve la actividad social, supera el temor a la traición y crea un círculo de confianza y afecto. En consecuencia, esta hormona SANA la ruptura de la hermandad femenina y restablece la confianza en otra mujer, sea conocida o desconocida, pues empezamos a emanar y a recordar el origen es decir LA UNION. De la misma manera, al dormir con un acompañante, pareja o esposo que está constantemente enojado, con rabias o mal humorado (emociones por las que todos pasamos) lo sentiremos por emisión y es probable que entremos en su misma frecuencia energética.

circulo-mujeres

También tenemos los introyectos: Un introyecto es una idea, una creencia que se absorbió en determinado momento de la vida, usualmente, en la infancia. Esta idea, tal vez, ya no responde a la situación y necesidades presentes, pero sigue vigente. La mayoría de las veces un introyecto toma forma en una oración con la palabra debes o deberías. Por ejemplo, si durante tu infancia te decían: “debes ser una mujer fuerte y mantenerte al pie del cañón y una mujer fuerte es la que lucha”, o bien, “las mujeres debieran ser obedientes y buenas niñas”, seguramente, estas aseveraciones aún repercuten en tu vida adulta. Si has pasado por un momento difícil y no puedes manifestar tu debilidad, no te permites llorar o sentir e incluso confiar o delegar, te aseguro que a través de la revisión de tus introyectos de mujer encontrarás frases, como las descritas anteriormente, que no se adaptan a tu presente. Posiblemente, sea tiempo de soltarlas para incorporar creencias que te fortalezcan y empoderen como persona, como mujer sagrada.

Ahora bien, ¿significa esto que un introyecto es malo? No, solo que puede no responder a la necesidad que tiene tu alma en el presente y, por ello, puedes sentir frustración, miedo, inseguridad y desconformidad, muchas veces sin saber la causa, conscientemente. Es más; algunos síntomas se presentan por introyectos, como por ejemplo, “ando enferma, pues ando con mi regla”, “pronto me voy a indisponer”, “para qué voy a ir a esa reunión si será lo mismo de siempre, me dejarán en lista de espera”, “para qué tratar de quedar embarazada si ya llevo 10 intentos y no pasa nada, mi útero no me funciona” etc. Una larga lista de creencias que se anidaron en nuestra mente femenina, por ende en el útero.

En el curso Clínica, herramientas y proceso terapéutico en geometrías de obsidiana, Ana Silvia Serrano nos explica sobre la energía que habita en el inconsciente femenino:

Y para qué decir de la energía que aún anida en el inconsciente femenino a nivel colectivo y que muchas pasamos por alto, las historias de sufrimiento, humillación, dolor que hemos grabado en nuestros cuerpos, en nuestro inconsciente. Historias que han quedado reprimidas y bloqueadas a nivel individual y por ende colectivo. Por ello, es inminente atender las historias de vida que no hemos logrado cambiar y repetimos una y otra vez, año tras año, siglo tras siglo, vida tras vida (Santiago, 2013).

Como pueden ver, el útero es más que un órgano encargado de acunar bebés, pues en él reside una energía que fue digna de investigar por muchos hombres y que, actualmente, solo las mujeres que han despertado a esta sensibilidad uterina conocen. Son estas mujeres las que logran moverse en el mundo, recibiendo información de sus sentidos desde vientre, donde está la llave hacia su psiquis.

Está en nuestras manos el don de sanar nuestro útero, re-significarlo y permitir que entre en nosotras la energía femenina-comprensiva, compasiva, incluyente, sanadora, sabia y creadora. Los pensamientos en positivo sobre nuestro útero; cuidarlo y sobre todo escucharlo, nos llevan directo a la llave que nos dirige al ALMA FEMENINA, a su sanación personal y colectiva, visualizándola como un alma integradora y amorosa.

Siente tu útero como una copa, una copa en la que entra información. Tú eres la encargada de hacer alquimia con ella, entregando tu sangre menstrual a la tierra y permitiendo con este acto, ayuda real para que tu linaje se libere de ataduras establecidas, generación tras generación, y así también honrar al hombre que visitó este espacio sagrado.

Publicado el 1 comentario

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos canales de atención y regalarme el placer de compartir contigo por estos medios, al mismo tiempo pensando en que voy a cocinar, y pendiente de lo que hacen mis hijas, escuchando el ruido infernal del edificio que están construyendo al lado de mi casa. Pero poniendo mi foco en darme estos 20 min para escribir.

La o el malabarista se desarrolla en todas las mujeres y en los hombres también, pero más en nosotras que nuestra psicología es diferente, pero ese es otro tema…
Ser malabarista te propone conectar con una destreza, de enfoque, movimiento, elección, y atrevimiento.

La mujer loba malabarista te despierta el instinto (por eso la loba) el cual une a su inteligencia para lograr enfrentar la vida con gracia y estrategia. Yo creo que todas somos malabaristas, y muchas veces no tengo ni idea como yo misma hago todo lo que el día me pide, me di cuenta de esto cuando al final del día lo que me proponía lo lograba hacer, y me fui dando cuenta que recurso use para lograrlo, antes de hacerlo me decía, es imposible no lo lograré, y fíjate que si lo lograba, y si te vas dando cuenta, seguro a ti te a pasado y solo que no te enseñaron a darte cuenta de tus logros, ni de los recursos que nacen en momentos de estrés. Así que comienza a darte cuenta tú qué has logrado en momentos difíciles donde, hiciste malabares con un pie, y con 7 pelotas. De esos momentos salen brotan, recursos que puedes usarlos y convertirlos en virtudes. Sólo date cuenta que tuvo que despertar en tí en ese momento de «malabarismo extremo». Y qué fue lo que te decías a ti misma, y si hay, no puedo, no lo lograré, de nuevo a mi, y bla bla bla… cámbialo por que con esas creencias todo sale como las pelotas.

Lo importante es la actitud adecuada para el malabarismo, saber con cuantas pelotas elijes jugar, y saber que más de alguna vez perderás el foco (la concentración) y se caerán las pelotas, y mandarás todo a la chuña, y no pasa nada, sirve ser valiente y atrevida para salir con gracia de la caída de las pelotas, alguna cosa siempre se nos ocurrirá para volver al malabarismo con equilibrio y gracia, quizás para la próxima sean menos pelotas, de otros colores incluso, o sean más y pidas refuerzo a tu tribu de lobas para que te ayuden.

Si captaste lo metafórico de lo que te escribo, tu cabeza comenzó a hilar historias de mujeres malabaristas, y seguro tu eres una de ellas, no me cabe duda.

Más humanas y sagradas¡¡¡

Mjo

 

 

Publicado el Deja un comentario

La importancia de la energía del padre en la vida de la mujer

Las hijas heredamos de las madres la potencialidad del placer de ser mujer, llevamos un trabajo realizado con lo femenino, porque sabemos que es la energía que aparentemente “nos debemos trabajar por ser mujer”, para justamente conectar con ese placer de ser mujer y con todos los dones que trae haber encarnado en un cuerpo femenino. A mi consulta, los círculos y talleres, las mujeres llegan iniciando su presentación diciendo, “estoy aquí porque quiero trabajar y conectar con mi energía femenina”, es algo que a la mujer le nace luego de sentir un llamado interno, que las invita a querer sentirse más completa, y menos compleja, mejor con su sexualidad, o por conocer su cuerpo, o bien, mantener una mejor relación con sus parejas. ¿Pero si te digo que ese llamado interno te invita también a conocer como tomas la energía masculina en tu vida? pues naciste mujer, pero tu estas aquí, también gracias al espermio de tu padre, tu desarrollo se fue dando por hormonas masculinas y femeninas, entender esta base te da un dibujo, “somos bipolares”, tenemos a ambas energías en nosotras, y la necesidad de sentirnos integradas  no se resolverá hasta que trabajes ambas energías en ti, pues ya está inmerso en nosotras, estamos construidas así, todos hombres y mujeres, por ello, la integración implica un proceso profundo que día a día se presenta para encontrar el anhelado equilibrio.

Pregúntate, ¿qué ocurre con la energía masculina en tu vida?, ¿qué implicaciones tiene en nuestra vida?, ¿qué es lo que está en el origen de nuestros nudos, de esos obstáculos que se levantan continuamente en nosotras?. Ambas energías, masculino y femenina, merecen ser trabajadas en nosotras, conocidas, investigadas. Hay historias de mujeres que tienen la energía masculina ausente, distante, indiferente, con padres que no las vieron, hay otras historias que hablan de padres controladores, maltratadores, y así… todas tenemos una historia con lo masculino, el asunto es aprender ¿qué implicancias tiene en nuestra vida esta energía?, ¿qué pasa al rechazarla y no sanar, partiendo por el padre?, y luego la seguidilla de hombres de nuestra vida. Para tu trabajo de consciencia, quiero que conozcan que la energía femenina de nuestra madre nos anida, nos hace llegar a la tierra, y el impulso de la energía masculina de nuestro padre nos ayuda a terminar de bajar toda nuestra energía y asumir nuestra encarnación, y a partir de ese momento, el padre tiene un papel fundamental para ayudarnos a manejarnos en el mundo, para enseñarnos el entorno el mundo que nos rodea,  y tengamos la fuerza que necesitamos para ir al mundo y a la vida. Con nuestro padre, tomamos toda aquella energía del mundo exterior, es la energía que nos hace ir hacia afuera, hacía el logro de nuestras metas, hacía los objetivos que nos trazamos en la vida; es esa energía que viene de nuestro padre la que nos ayuda a poner límites en todos los ámbitos de nuestra vida.

¿Y si hay traumas con el padre?, ¿con los hombres que sucedieron como pareja?, lo importante es sanar, para dejar de estar atrapadas por los modelos familiares, sea como haya sido el vínculo con el padre lo que debemos recordar y aprender es que lo que tomamos de nuestros padres es la vida, y si la vida viene con traumas, bueno a  disolver eso, sanar aquí y ahora, enmendar si es necesario, si conseguimos encontrarle un sentido a ese trauma, esa es la manera de deshacerse del lastre del linaje, y poder conectar con la pasión, con la sexualidad, con la abundancia, y con el propósito del ¿por qué estamos aquí?, ¿cómo vamos a tomar nuestra vida?, ¿cómo queremos hacerlo?, y como queremos que el mundo sepa de nuestra existencia y de lo valioso que estamos haciendo cada día por honrar la vida.

Mj.

www.afloramujer.cl

 

 

 

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta.
Es tan importante soñar y desear, y no me refiero al mundo onírico en donde aparentemente no tenemos control de ese “sueño”, sino que a la posibilidad de soñar con algo que quieres, y tener la voluntad y motivación de conseguirlo.
Soñar es parte importante de tu desarrollo, soñar es prender el botón de la creatividad, del deseo. El útero desea ¿lo sabias? es desde ese chacra que deseamos, desear desde el útero hace que puedas parir tus sueños. Verás, el útero – ese segundo centro de energía/chacra-, se vincula al placer, bienestar, sexualidad, abundancia por eso ninguna idea/intención/sueño puede ser impresa hasta una vez que es sentida, que es deseada con todo tu corazón/útero de mujer, y ese sentir debe ser expresado, desde nuestro vientre nos conectamos con nuestro deseo, pues el mecanismo de la realidad está siempre en un útero de creación, la vida es creación, y toda mujer es portadora de esta energía creativa, del deseo que habita en su útero y en sus ovarios, por eso una de mis obsesiones es que aprendas de esto y puedas convertir la intención en realidad, aprendiendo a apoyarte de tu energía sexual femenina.

Y en luna nueva el deseo se amplifica, no hay miedo de soñar no hay miedo de desear, la luna está negra, esta nueva la tierra donde sembrar, por eso la preparación de cada fase, una vez que vacías en luna menguante, se hace más claro ver lo que realmente importa para que cuando llegue la luna nueva sepas en que vale la alegría poner tu atención. Y todo radica en conectar con la importancia de saber lo que queremos, eso hace la diferencia, y llevar tu atención a ello, a esa intención del mes, del año, ¿y que hacer para que resulte? ¿Qué vela prendo, a quien le rezo, le pido a la luna? Mija la luna no va a venir a entregarle el pago del arriendo, ni la paciencia, ni la disciplina para el cambio de hábito, o la voluntad para llevar a cabo algo, no, la cosa no es así, lo que hacemos cuando conectamos con esta energía lunar, con la naturaleza, con el amor, es que toda esta energía te recuerda quien realmente eres, que estas hecha de energía y traes un propósito por el que estas aquí en la tierra-de paso por cierto- y lo que hay entre aquel que le resultan las cosas y aquel que no le resultan las cosas, no es que prendió más velas, o rezo más fuerte, es que la vida nos enseña a SENTIR, y cuando sentimos los ritmos por los cuales estamos regidas podemos avanzar en nuestra vida, sin perder el tiempo.

Ustedes vieron la película “un ángel enamorado” bien el protagonista tenía un objetivo y era poder sentir y paso por toda la experiencia de sentir, lo agradable y lo no tan agradable de sentir. Poder sentir nos lleva a tomar decisiones y eso es lo que hace que te funcionen las cosas, tomar una decisión y que nada ni nadie interfiera en ello, y claro si es bueno, sano, honesto y verdadero esa decisión dará un fruto sabroso que podrás compartir incluso, y eso mujeres requiere tener ovarios bien grandes para dar el salto a tu próximo nivel, un nivel de autoconocimiento que llevará a tener la autoestima y el amor por la vida que te dará la fuerza para creer una y mil veces en ti y en la magia de la cual estas creada.

Al saber que ¿es lo que quieres en tu vida?, al permitirte soñarlo, y visualizar ¿por qué eso es importante para ti? y desearlo con todo tu corazón, no hay manera que no se cumpla, si eres perseverante y si en efecto trabajas con tu energía sexual para desear bonito y crear bonito, y no detenerte hasta parirlo.

Pero son las creencias que bloquean el proceso de soñar y desear, el pensar, no tengo el dinero, y etc, hace que nosotras mismas frenemos la magia, esa magia femenina que siempre está sostenida por la diosa.
Como tarea de conciencia pregúntate ¿qué es lo que realmente quiero?, ¿qué significa para mi lograr eso? ¿Cómo me sentiré lográndolo?, y por último lo que me marco profundamente y ¿si lo quieres y deseas tanto, como es que no lo tienes? 4 preguntas que me cambiaron la vida al poder responderlas. Y ahí comienza el camino de la heroína, la que toma su vida, la ama, y hace lo mejor para poder seguir creyendo que es posible, que todo lo que sueñes es posible.

Mj.

www.afloramujer.cl

 

 

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

¿Es posible la visión de la vida cuando estas en el fondo?

«Son tus decisiones, no tus condiciones las que moldean tu destino». Tony Robbins.
A sido la frase que quiero compartirles para que realicen la estrategia adecuada para seguir con su vida, es amor propio saber la estrategia, y ésta que te comparto aquí, tiene que ver con la posibilidad de hacerte preguntas empoderadoras en los momentos donde crees que no lo tienes, tomemos este reseteo lunar para sembrar empoderamiento, por que a todas nos ocurren estas «circunsancias» que pensamos que son inoportunas, o no deberían estar sucediendo, el asunto es que son tus decisiones con respecto a eso lo que hace el cambio, lo que te hace salir adelante.

¿Es posible la visión de la vida cuando estas en el fondo?
No es solo posible, sino que es el mejor momento para hacerlo, cuando las circunstancias y situaciones nos están presionando, la única forma de superarlas es ir hacia adentro. Comenzar hacer preguntas empoderadoras, con la consciencia de que la presencia universal siempre responderá toda pregunta que le hagamos, así que si estas en una situación difícil y te preguntas ¿que está emergiendo en mi vida con esta situación? ¿cuál es el regalo detrás de esto? ¿cuál es mi propósito?, pues el universo responderá a todas tus preguntas en un lenguaje que tú puedas entender, habrá llamados internos, habrá intuiciones, empujoncitos, señales, símbolos, sueños que vendrán en tu lenguaje, en algo que tú puedas entender, para todos es distinto. La dificultad es cuando las personas están en situaciones difíciles y hacen preguntas desempoderadoras nos preguntamos ¿que está mal? ¿quién tiene la culpa? ¿por qué a mí? esas son preguntas desempoderadoras, y el universo responderá a eso también y tirara la base de datos de la experiencia humana y dirá, naciste en el lugar equivocado, tu estas mal, ellos son los culpables, por esto estas así, y bla bla bla, te dará muchas excusas, pero si haces las preguntas empoderadoras, te dará respuestas para elevarte por encima de la mugre, por lo que todo está en la sinceridad de la pregunta, y luego la habilidad y la voluntad de realmente escuchar, de realmente estar disponible, ahí es donde está el jugo. Cuando tú preguntas con sinceridad, el universo responderá. Michael Beckwith,  es un hombre muy sabio y he querido compartirles parte de sus palabras que en algún momento tocaron profundamente mi vida, síganlo y les ayudará a recordar muchas cosas.

Mj

www.afloramujer.cl

 

 

 

Publicado el 1 comentario

Copa Luna y las vaginas diferentes

Todas las mujeres tenemos vaginas diferentes. Lo que nos pongamos ahí será sentido por cada una de manera única. Seguro que ya conoces la copa luna, y si no pues te cuento, la copa luna es una excelente opción para recibir tu sangre menstrual, es de suave silicona, y lo que ella hace es funcionar de manera similar a un tampón, pero lo que hace es reunir el fluido en lugar de absorberlo. Es más, ecólogica y cómoda para algunas mujeres. Pero hay otras mujeres que les incomoda usarla, y existen bases re importantes de considerar antes de ocuparla al 100% (día y noche). Yo quiero animarte a usarla claro que sí, es mejor que usar las toallas desechables, si no sabes porque te digo esto, lee este artículo sobre las toallas desechables. Sin embargo, es importante que consideres esto, las vaginas son diferentes, siéntete libre al saberlo. Verás, varias mujeres comentan que no la consideran una alternativa estimable. No es cómoda para todas las mujeres, y está claro las vaginas son todas diferentes, y te lo diré cuantas veces sea necesario. Te voy a compartir la experiencia de algunas mujeres que su vagina les expresa esta diferente manera de sentir la copita ahí adentro.

 Relato: “Yo la he usado un tiempo y encontré una experiencia nueva, divertida, y útil en algunos sentidos… pero luego ya no compatibilizaba con mi cuerpo… no me aportaba una buena sensación…”

….” Creo que la copa forma un sello de succión en mí. Me duele al quitarla y la mejor descripción que puedo dar es que es como sentir que tiran de mi cuello uterino” …

“He sentido que mis paredes vaginales quedan con bastante dolor luego de sacarla. ¡Yo no lo había notado antes, pero ya luego de un tiempo tuve relaciones sexuales y el chico tan pronto como entró me sentía como si estuviera herido allí!”

Así como estos testimonios, hay unos donde las mujeres se sienten muy tranquilas con su uso y no sienten nada, por las diferentes vaginas que tenemos todas.

EL ASPECTO INADVERTIDO DE LA COPA LUNA

Energéticamente la copa comparte con los tampones un aspecto muy inadvertido.

Verás cuando no hay nada insertado en la vagina, hablamos de condición normal. Así suele ser. Desde el punto de vista de la reflexología sexual, recordamos los puntos sensitivos que hay en nuestra vagina, los cuales se activan con la entrada del pene, vibrador, dedos, o el huevo de cuarzo o jade. Nuestra vagina es un espacio abierto que recibe al pene, el cual es abrazado por la musculatura de la vagina, al suceder esto se genera un encuentro de la energía femenina y masculina. De modo que cuando insertamos algo en nuestra vagina estamos induciendo actividad, la vagina recibe la copa, al igual que un tampón o un pene, en un momento donde al menos debiéramos dejar descansar la ya activa energía que naturalmente se produce con la menstruación, hay más irrigación en la zona pélvica, y sensibilidad.

La copa llega a la zona donde  naturalmente en nuestra menstruación no tendría que haber nada, al menos no adentro del canal vaginal.

¿QUE PASARA ENTONCES, ENERGÉTICAMENTE EN ESA MUJER CUANDO ENTRA LA COPA LUNA?

La energía de nuestra vagina va cambiando en cada fase de nuestro ciclo sexual, y si prestas atención a tu vagina durante la menstruación podrás darte cuenta de lo que ocurre, más allá de acudir a un libro que tenga esta información este es un asunto de «sentir», en ese momento la vagina se encuentra con mucha irrigación de sangre, abultada, y caliente, es decir está activa, hay algo  ocurriendo en la zona, que es la salida de la sangre menstrual, hay movimientos  que ejerce el útero para permitir la liberación del endometrio. De manera que la zona de la vagina, ya está activa, de hecho, en la medicina China se entiende que cuando menstruamos perdemos energía chi por eso también nos viene sueño y cansancio. Por lo tanto, tener un objeto en la vagina mientras menstruamos puede ser sentido diferente para todas. Los puntos reflejos que hay en el canal vaginal, son activados cuando introducimos algo en ella, por este motivo, puede ser sentido de manera diferente el uso de la copita.

Adentro de tu vagina hay historias, hay memorias, si te incomoda usarla, hazte caso, no fuerces pensando que  te tomara algunos meses acostumbrarte o que pronto darás con la técnica para introducirla, y que es solo practica.  Si sientes algo que no te resuena, escúchate.  Verás durante la fase menstrual no es muy favorable usar objetos que quedan permanentemente tocando puntos energéticos induciendo actividad en una zona que al menos durante la menstruación debiera estar relajada. Cuando introduces algo en el canal vaginal, la musculatura de inmediato se activa para sostener la copa, el tampax, el huevo yoni, incluso el pene, por que abraza lo que haya ahí, es un musculo que trabaja, que  se contrae y se relaja, y en la fase menstrual es importante mantener relajado todo ese espacio, verás que hay menos tensión, y disminuye el dolor.  Sin embargo, quizás a ti te favorece, quien sabe, lo que te exprese tu vagina, lo importante es escucharla.

Es por esto que este es un llamado a todas las mujeres de que consideren sus sensaciones para con la copa luna, este es un buen invento y que sirve claro ya que te aleja bastante de ir a la tienda a comprar una y otra vez toallas higiénicas desechables que nada de bueno ofrecen ni para ti ni para el planeta tierra, y entre invertir para seguir ensuciando el planeta pues mejor nos detenemos, sentimos, pensamos, y luego actuamos pues las repercusiones las verán nuestros hijos.

Cuando hablamos de la misión que tiene la sangre al bajar y topar nuestro piso pélvico hablamos del primer enunciado de la menstruación que es buena, y que tiene efectos muy beneficiosos sobre el cuerpo femenino, actúa como un sistema de autolimpieza mensual que protege el aparato genital femenino. Lo importante de está, es que por algo baja por la vagina, por algo naturalmente debe tocar nuestra vulva, nuestros labios mayores y menores y todo el piso pélvico, pues tal y como lo expresa la Dra. Christiane Northrup ginecóloga y obstetra  que ha investigado ampliamente sobre la medicina  integradora y que toma en cuenta la relación del cuerpo con la mente y como crear bienestar en la mujer, expresa:  que efectivamente en la sangre  menstrual hay variedad de minerales y hormonas que efectivamente limpian y activan la flora vaginal para restablecer el equilibrio de la zona vaginal y la vulva. Por eso parece importante que en efecto la sangre menstrual toque nuestra vulva. Las toallas desechables tampoco logran colaborar con esto, pues absorben, la copa recibe el fluido, no así las toallas de tela, que hoy son ampliamente conocidas por mujeres que incluso las confeccionan ellas mismas.

De manera que te recomiendo usarla si quieres, que sientas como le parece esto a tu cuerpo, a tu vagina y que esto te lleve a contemplar esta información sensitiva y holística que muestro aquí.

 

MI CONSEJO ES:

Ocúpala sólo de día y cuando tengas dificultad de convivir con tu lunita (menstruación) cuando tengas mucho trabajo, viajes, etc…

No la ocupes porque si, o por qué quieres ahorrarte el cambio de toallas flujo tras flujo. Ni por pereza de lavar las toallitas de tela.

Por la noche te recomiendo utilizar toallitas de tela, o toallas orgánicas 100% algodón, de la marca Organyc. Pues ya con todo lo escrito es obvio que en algún momento tu sangre merece tocar tu piso pélvico y permitir que fluya a tu vulva, y es en la noche que tu fluido te ayuda a restablecer la flora vaginal. Pues estamos en descanso y la energía está centrada en tu vientre.

Sigue leyendo sobre Devolver tu sangre menstrual a la tierra Aquí

Y lo más importan, siente tu vagina, y hazle caso…

Vivan las vaginas/vulvas diferentes.

Mj

www.afloramujer.cl

Publicado el Deja un comentario

Lo imagine tanto que tuvo que aparecer- Lanzamiento del libro-

Lanzamiento Maria Jose - Aflora-19Lanzamiento Maria Jose - Aflora-10Lanzamiento Maria Jose - Aflora-11

El 21 de enero pasado fue una noche hermosa, 60 personas, mujeres y hombres asistieron al lanzamiento del libro «Las lunas en la Mujer». De mis manos a sus manos les compartí ese trabajo de más de 10 años reducido a un poco más de 150 páginas para leer, subrayar y trabajar.

En esta nota les quiero compartir un poco más del libro.

¿Cómo comenzó todo? ¿Por qué quise escribir un libro?

Siempre quise escribir un libro, partamos por eso. Y no me puse tiempo, ni edad para hacerlo, digamos que la cosa fluyo, yo estaba ahí lista para darme el tiempo que necesitaba el gestar un libro, sincronicamente, todo comenzó durante el embarazo de mi segunda y tercera hija; gemelas, hace ya 4 años, durante esas noches de desvelo que muchas madres vivimos en la etapa de gestación. Cada noche que no pegaba un ojo, me sentaba en la pelota de pilates, prendía mi computador y comenzaba a teclear y teclear. Desde que comencé este camino (ya casi 14 años) de lo sagrado femenino, la consciencia femenina, el amor por la tierra, la luna, los ciclos, mis 4 fases, y sobre todo, mi propio autoconocimiento, es que este libro se fue creando, experiencia tras experiencia.

 

Lo quise escribir porque era algo que me tenía en pendiente, no me puse fecha de término, sabía que no sería tan fácil, y eso no fue un bloqueo, ni impedimento para perseverar, con las gemelas en mi vientre y una niña de 4 años (en esa época) sabía que dedicarme a escribir un libro era un locura, ¿en qué tiempo lo terminaría?, ¿lanzamiento con gemelas acuesta, tetas al aire y ojeras de 2 cuadras? bueno esto último da lo mismo, sigo trayendo ojeras jajaja, pero en fín, el libro tiene un propósito y me afirme de ese propósito y no lo solté jamás.  Propósito que hasta el día de hoy me enciende, mueve y apasiona y es poder compartir lo que me había ayudado a mí, y todo lo que había encontrado en mi camino, quería sin lugar a dudas entregarlo al mundo, ya la vida me tocaba con mucha fuerza, una fuerza fértil que hizo que en mi vientre anidara a 2 bebés al mismo tiempo, como no dejar una semilla de gratitud, y como ya he plantado muchos árboles y ya tenía 3 hijas, pues el libro venía como anillo al dedo. El libro satisface una necesidad primordial en mi vida, que es la de contribuir al resto, soy una mujer que le encanta aprender, soy muy ñoña, y me apasiono con lo que hago, y el objetivo de esta cualidad que hoy valoro en mí, es que puedo entregar algo al mundo y si a alguna persona le sirve, le ayuda, motiva, alienta, pues eso me hace feliz.

Pues llevaba muchos años compartiendo en las redes sociales recomendaciones para cada fase lunar y dictando talleres sobre bienestar menstrual; de hecho, el libro lleva el nombre del taller que realicé por muchos años, llamado Las lunas en la mujer. En ese entonces sentía tener en mi útero dos hijas y un bebé libro, todos listos para nacer. Mis gemelas fueron puntuales, pero tuvieron que pasar cuatro años para que él bebé libro naciera. ¡En realidad fue fabuloso, pues la maternidad múltiple me mantuvo bien ocupada!, por tanto, esta obra nace en el momento perfecto. Como todo parto, requirió paciencia y la espera de las personas indicadas que me impulsaron, motivaron y apoyaron a que este libro naciera y estuviera hoy en las manos de muchas mujeres.

Creo en las sincronías y en el auspicio que nos brinda el universo y es así que los editores del libro llegaron en el momento preciso, al igual que los diseñadores que hicieron de la portada algo que no me canso de mirar y agradecer. Todo el libro es un trabajo autogestionado, todas las personas que están involucradas en que el libro naciera, fueron un apoyo para que bebe libro naciera, personas que son amigos, amigas, familia de luz, que confiaron en mí y yo en ellos y ellas. No hay editorial de por medio, hay editores sí, pero lo que hay es familia, es perseverancia y las ganas enormes de decirte a ti, los sueños si se hacen realidad, solo si trabajas por ellos.

El libro está en sus manos gracias a una virtud que creía que yo no tenía, LA PACIENCIA, por muchos años cargue con la creencia de que yo era impaciente, una creencia limitante que estaba en mi mente desde que soy muy pequeña, , mi mente decía que yo no sabia esperar, que quería todo de inmediato, y pues todo eso no era cierto, y la prueba es el libro, y una gestación completa de mis hijas gemelas, pues dios mio que con esa gestación me gradué de paciencia. Y les cuento esto pues ser paciente, perseverante y darme cuenta de los momentos de apertura que me entregaba el universo, hicieron que las lunas en la mujer existiera.

¿Y qué es el libro?

 

El libro es una exploración para entender de qué manera somos mujeres, y llegar a la conclusión de que cada una es mujer a su manera, y que nos podemos acompañar en nuestra singularidad reconociendo nuestra ciclicidad femenina que nos une.

En cada capítulo te invito a incorporar las 4C con las que trabajo; Conocimiento, Conciencia, Compromiso y Corazón. Con estas 4C yo re formule mi vida, siendo una mujer menstruante, mi estilo de vida menstrual está sustentado en esos pilares, y es así como educo, colaboro y te ofrezco que la comprensión de nosotras mismas sea biológica, metafísica y transpersonal.

Su lectura es tanto para aquellas que ya tienen su ciclo menstrual y lo siguen de manera natural, como para aquellas mujeres que toman pastillas anticonceptivas o que utilizan cualquier método de barrera anticonceptiva. También para aquellas que ya están en su fase de plenipausia (menopausia); en realidad, es para toda mujer que quiera conocerse más.

En el enseño de una manera simple y con consejos prácticos, que fácilmente cada mujer puede integrar en su día, sobre cómo la luna nos influencia en cada una de sus fases y cómo sacar el mejor provecho con una lista de recomendaciones y rituales para cada fase lunar. Además, en él explico de qué manera la luna se sintoniza con el cuerpo femenino, y cómo entender el mensaje de la menstruación en cada una de las cuatro fases lunares (nueva, creciente, llena. menguante) cada menstruación nos transmite algo y es ese mensaje que decodifique, con el propósito de re valorar la menstruación en nuestra vida, y como suelo decir, y decodificar lo chismosa que es nuestra menstruación.

Ya verás leyendo el libro vienen momentos EUREKA¡¡¡ de esos que te hacen decir, aaaaaaa, ahora entiendo.

Y es así esta bella historia mujeres, con esto termino. Quiero decirles que sigan adelante con sus sueños, no les diré yo no me imagine esto, pues yo si lo imagine, lo imagine tanto que no tuvo más que aparecer…. y ahora está en sus manos.

 

Con mucho amor, deseo les contribuya a su bienestar.

 

De mis manos a sus manos

 

Mj

El libro lo puedes encargar en contacto@afloramujer.cl

 

 

Publicado el 20 comentarios

¿De que se trata el libro “Las lunas en la Mujer”?

Las lunas en las mujer, descubre el propósito de tu menstruación en cada fase lunar.

El libro consta de Más de 150 páginas, con capítulos que te irán llevando por un viaje de conocimiento, consciencia, compromiso y corazón.

Cada lectura que aquí aparece fue escrita en momen­tos sumamente especiales para mí, así es que en sus páginas encontrarán ingredientes que han aportado un camino de autoconocimiento precioso.

Esta obra se crea a partir de la investigación por más de 10 años sobre el ciclo menstrual, las fases lunares y el contacto con miles de mujeres. Su propósito es resignificar el ciclo, de algo a evitar o esconder, hacia un camino de desarrollo y transformación, aprenderás hábitos sanos, que puedes fácilmente incorporar a tu vida, y que te darán enormes beneficios.

En Las lunas en la mujer encontrarás información sobre cómo la luna nos influencia en cada una de sus fases, proporcionando además el mensaje que trae para ti menstruar en cada una de las fases de la luna. Consta de una parte práctica para aprovechar cada fase lunar mediante rituales en sincronía con ella, y ejercicios de autoconocimiento para transformar la manera de vivir con tu brújula roja, tu sangre menstrual.

En sus páginas intenté compartir un tesoro que hasta el día de hoy me sirve de brújula, al descubrir y acceder a la brújula roja que todas tenemos dentro, conecté con el atrevimiento de ser una mujer exploradora. Y con ello reformular nuestro estilo vida en base al conocimiento de nuestro ciclo menstrual, conocimiento que va más allá de lo biológico, es metafísico, es sentimiento.

Con el tiempo será natural la conexión, será más profunda, más clara, y vivirás tu menstruación como un regalo, que te fue entregado para bendecir la tierra, para enmendar el dolor, y corregir el curso de la humanidad. Tras el conocimiento y la toma de consciencia de saber que cada menstruación nos entrega un mensaje, al igual que cada fase lunar nos evoca una energía y que pone a disposición reflexiones, cambios, integraciones, y porque no, sanaciones también, nos ayuda a valorar las influencias que dentro nuestro y fuera, nos provocan, ¿y nos provocan qué? A mi entender nos hacen evolucionar. La revolución más bonita es evolucionar, y con lo chismoso que es nuestro ciclo y nuestras hormonas, podemos ir calibrándonos y corrigiendo nuestro rumbo. Y es ahí cuando entra el arte del ritual, donde cada fase lunar, nos evoca algo especial, es conocer un ritmo, cíclico y aprovecharlo para el mejor bien.

Creo haber entregado una provisión que tendrá para cada una un surtido de conocimiento y consciencia, mientras lo vivas en ti, la brújula roja cada vez te transmitirá más y más luz, mejor la vivirás, mejor te respetaras y mejor cuidaras la tierra.

Aprenderás sobre por qué las mujeres llevamos la luna en nosotras, como desarrollar un camino individual de desarrollo y empoderamiento a través del Ciclo Menstrual, aprenderás sobre El propósito de la sangre menstrual en cada fase lunar y como comprender las fases de la luna, también encontraras un capitulo completo para que entiendas sobre la memoria energética del Útero, como preparar altares y llevar a tu vida diaria los rituales femeninos, rituales que he diseñado para que quepan en esas ajetreadas agendas de la mujer contemporánea.

Que la brújula roja te indique el camino, hasta que ella se vaya de ti y deje que la experiencia cíclica que viviste te lleve al disfrute de la plenitud femenina.

¡Hagamos que el autoconocimiento a través del ciclo menstrual deje hermosas creaciones en nosotras y para el resto del mundo ¡

De mis manos a sus manos.

Lanzamiento domingo 21 de enero 20:00 hrs. Los cupos ya se llenarón.

Puedes hacer tu pedido del libro escribiendo a contacto@afloramujer.cl envío a regiones de todo Chile.

 

Mj.

 

Publicado el 5 comentarios

Un cuento para contarles a las niñas sobre la menstruación

Hubo un tiempo, hace muchos siglos, en que las personas comprendían el lenguaje de la naturaleza con mayor claridad que lo que hoy comprendemos.

En aquel tiempo los seres humanos escuchaban el sonido de los ríos y arroyos y comprendían el mensaje que los seres del agua les transmitían, para enseñarles los secretos de los fluidos que corren por sus cuerpos. Escuchaban el sonido del viento y descubrían las enseñanzas que los seres del aire les susurraban para que entendieran los misterios del aire entrando y saliendo de si mismos. Veían arder el fuego y comprendían el lenguaje de los seres que les mostraban los secretos del calor que animaba en los cuerpos humanos. Así también los seres de la tierra les ayudaban a comprender y cuidar el maravilloso equilibrio de los minerales que integran el cuerpo del hombre.

En aquellas épocas vivía en una pequeña aldea, a orillas del bosque, una mujer viuda que tenia una sola hija llamada Tania.

Tania ayudaba a su madre construyendo canastos, muy útiles para la recolección de las frutas y verduras del huerto, para cargar la leña y para almacenar el pan recién horneado.

Cierto día que Tania estaba sentada en una esterilla trenzando un canasto, notó que le faltaban juncos y ramas flexibles para terminarlo y se levantó para buscar ese material en la orilla del arroyo. Cuando regresó, descubrió en el lugar de la esterilla donde había estado sentada, una pequeña mancha de sangre.

Algo asustada, pensando que se había lastimado, se apresuró a buscar a su madre para que la curara. Cuando le contó lo que había sucedido, su madre le dijo sonriendo:

– No debes sentir temor, esto es una buena señal.

Tania miró a los ojos de su madre y vio que brillaban de alegría.

– Esto quiere decir que tu poder lunar está llegando. Es tiempo ahora que vamos a ver a tu tía para que te cuente sobre la magia de la tierra.

Tania no comprendía muy bien de que hablaba su madre, pero se sintió muy contenta pues le encantaba visitar a su tía. Su casa estaba llena de hermosos objetos, plumas exóticas, cantidades de caracoles de hermosas formas, finos cristales que llenaban la casa de arco iris cuando el sol los tocaba, piedras de todos los tamaños y colores, suaves sedas de colores brillantes. Desde muy joven la tía de Tania había vivido en los bosques y había aprendido los misterios que los seres de la naturaleza le habían enseñado.

Al llegar allí, las dos mujeres solo se miraron a los ojos sonriendo, sin necesidad de ninguna palabra.

La tía, después de abrazar a Tania, fue a buscar una canasta y le pidió que fuera al bosque a buscar varias hierbas cuyo nombre le indicó. Eran nombres muy extraños pero Tania los conocía a todos porque desde muy pequeña había acompañado a su tía cuando salía a recogerlas.

Tania estaba contenta con el encargo, ella sabia donde vivía cada una de las hierbas y de casi todas conocía el regalo que le entregaban al hombre, aunque de estas que hoy le pedía su tía, nunca se lo había contado, diciéndole siempre que mas adelante se lo enseñaría.

Ya empezaba a anochecer cuando Tania tenia en su canasta todas las hierbas encargadas y se apresuró a volver a la casa.

Encontró a su madre y a su tía ocupadas en la cocina. Sobre la gran mesa de madera redonda había una taza de esas que tanto le gustaban a Tania, de paredes finas y hermosas florcitas azules. La tía tomó la canasta de hierbas y eligiendo algunas hojas preparó un té con el agua de la pava que hervía en el gran caldero, perfumando con un exquisito aroma toda la habitación.

La tía luego se sentó en su hamaca y dijo:

– Tomate el té y tomá también este regalo que he preparado para ti. –y le entregó una canasta llena de unas almohadillas forradas en seda roja –Son para que las uses durante tu tiempo lunar, así estarás mas cómoda.

– ¡¿Tendré mas sangre?! –preguntó Tania al ver tantas almohadillas – ¿Es que acaso estoy enferma?

– ¡No! –dijo la tía –Todas las niñas comienzan con este fluido cuando es la hora de convertirse en mujeres. Es la forma en que la Madre Tierra les hace saber que están preparadas para aprender acerca del poder que la mujer que fluye dentro de ellas. Cada mes el fluido vuelve para recordarles su poder en caso de que lo olviden.

  • Pero… ¿Cómo alguien puede olvidar su poder?
  • Te contaré. La Madre Naturaleza da a sus hijos muchos regalos para que puedan experimentar la vida plenamente. Si uno comprende y cuida estos regalos, estos nos ofrecen fuerza y la vida adquiere belleza y felicidad. Así la Madre Naturaleza les ofrece a los seres humanos muchísimos regalos pero hay uno que es solo para las mujeres. Es el regalo del fluido o de la menstruación que viene cada mes. Con este fluir las mujeres entramos a un gran río de sentimientos que nos lleva hasta lo mas profundo de nuestras emociones. Es allí donde habita nuestro valioso poder.

Cuando una mujer está por entrar en su tiempo lunar se vuelve muy sensible. Es el momento en que ella siente todo con mas fuerza, el momento en que puede descubrir con facilidad, con los ojos del alma, lo que vive a su alrededor pero que permanece oculto a los ojos del cuerpo. Este es un tiempo sagrado.

Como pasa con cualquier poder, si no se usa con cuidado y no se honra, puede volverse inútil. Algunas mujeres dejan de escuchar sus sentimientos mas profundos. Ellas no creen en el poder sagrado de la mujer y callan la sabia voz que hay dentro de ellas.

– ¿Por qué alguien haría una cosa así?

– Porque a veces tienen miedo de decir su verdad, piensas que a aquellos que están a su alrededor podría no gustarle lo que tienen que decir.

– ¿Y que sucede entonces?

– En su tiempo lunar, cuando están mas sensibles a su verdad, no pueden mentirse a si mismas y un río de sentimientos que había estado atrapado durante un mes, se expresa de golpe. Aquellos que están alrededor de ellas no siempre pueden comprender porque sus sentimientos son tan fuertes ante cosas que parecen tan pequeñas. La mujer piensa entonces que algo está mal en ella misma y siente que su “regalo” es una molestia. Por eso es tan importante honrar este regalo de la Madre Naturaleza, escuchando su voz que habla en nuestro interior.

La tía sirvió otra taza de té a Tania y continuó.

– Cuando es tu tiempo lunar, tu tiempo de poder, necesitas estar mucho tiempo contigo misma, con tus pensamientos, con tus sentimientos. Es un tiempo de mirar hacia el interior.

Hay un tiempo de estar ocupada con otros fuera de uno y un tiempo de estar en tranquilidad con uno mismo. Si luchamos contra ese ritmo natural de la luna y de la tierra podemos sentirnos incómodas y hasta a veces doloridas.

Tu has visto como durante el transcurso de un mes, durante algunos días la luna nos muestra su cara reflejando la luz que envía hacia ella el sol y otros días se retira en si misma y permanece oculta a nuestros ojos.

La luna hace danzar a los mares haciéndolos subir y bajar en sus mareas, acaricia las plantas ayudándolas a crecer, hasta tu pelo responde al llamado de la luna creciendo mas fuerte en algunos momentos. Así también este nuevo fluido de tu cuero se deja guiar por la sabiduría de la luna.

Tania afirmaba con la cabeza demostrando que entendía y la tía siguió.

– Durante tu tiempo lunar necesitarás mas sueño que el acostumbrado. Es muy importante saber esto. Recibirás sueños de sanacion, sueños de guía y es bueno prestar mucha atención a esos sueños. Ya es tarde y es un buen momento para que te prepares para recibir la gracia de esos sueños. Mañana cuando despiertes conversaremos sobre tus sueños.

Las tres mujeres se fueron a dormir. Tania se envolvió en una suave manta de seda y se quedó profundamente dormida.

Cuando Tania despertó, unos débiles rayos de sol que pasaban por la cortina de encaje caían sobre su cara. Se quedó un rato recordando las imágenes de sus sueños y con curiosidad por lo que su tía tenia para decirle saltó de la cama en dirección a la cocina de donde llegaba un riquísimo aroma.

Cuando abrió la boca para saludar, la tía puso un dedo sobre sus labios como indicándole que no hablara. Puso dos tazas de té sobre la mesa y un plato de bizcochos recién horneados. Se sentó frente a Tania después de tomar unos sorbos de té, le dijo en voz muy suave y baja.

– Cuéntame tus sueños como si estuvieran ocurriendo ahora mismo.

– Estoy en la orilla de un arroyo que fluye suavemente –comenzó Tania –Es diferente a cualquier arroyo que haya conocido. El agua es muy clara y como la arena que hay junto a él es tan blanca, hasta el río parece blanco. Una gran osa marrón sale de entre los arbustos y se acerca al arroyo, parece estar buscando peces. Luego de un rato la osa me mira a los ojos. ¡Nunca vi ojos iguales! Me siento un poco mareada y me parece perder el equilibrio. ¡Caigo al arroyo con tal ruido que la osa se asusta y se aleja! ¡Estoy siendo arrastrada por la corriente como una hoja! Luego me doy cuenta que el arroyo ya no es blanco sino rojo, rojo como la sangre. Siento bastante temor hasta que dejo de luchar contra la corriente. De pronto, no se como sucede, pero parece como si el río me arrojara a la orilla y quedo acostada debajo de un magnifico árbol. Este árbol tiene dos grandes ramas que salen a cada lado. En lugar de hojas, cuelgan de sus ramas huevos luminosos de los colores más brillantes que yo haya visto. Tomo uno de esos huevos que brilla como una hermosa piedra preciosa; entonces resbala de mi mano y cae rompiéndose en miles de pedazos. ¡Que extraño! Al perderse ese huevo uno nuevo brota de la rama. Es entonces cuando me despierto.

Tania miró la cara de su tía y vio que estaba feliz. Después de un largo silencio la tía habló.

– Los sueños que tienes en tu primer periodo lunar son los mas poderosos de todos, te darán explicación y guía que podrás usar el resto de tu vida.

Tania estaba confundida, ella no podía comprender nada de su sueño. La tía pareció entender su preocupación y dijo:

– Toma tiempo comprender el lenguaje de los sueños porque no es el mismo que usamos cuando estamos despiertos. A veces, recién años mas tarde podemos comprender el mensaje que nos ha traído un sueño. Yo voy a tratar de ayudarte.

El gran río de la vida está compuesto realmente por dos ríos: El rio de los comienzos y el rio de los finales. Algunos piensan que los comienzos son buenos y los finales son malos, pero no es así porque de los finales nacen nuevos comienzos. Estos dos ríos fluyen a través de todas las mujeres y ahora que tu también eres una mujer, también fluyen a través de ti.

El río blanco es el de los comienzos. Habrás notado que últimamente a veces un fluido claro casi blanco fluye de ti. Aquel es el momento en que la mujer puede crear vida dentro de ella, así como la tierra crea vida dentro de sí.

– ¿Significa eso que ahora puedo tener un bebé? –dijo incrédula Tania-

– Ahora tienes ese poder dentro de tu cuerpo, por eso es tan importante honrarlo y tratarlo como si fuera una vasija sagrada.

– ¿Tendré un bebé pronto?

– Será cuando te desposes con un hombre. De la misma manera que la tierra no puede crear una flor sin tener dentro de ella una semilla, tu no podrás tener un niño sin que tu esposo haya plantado una semilla dentro de ti.

Tania estaba sorprendida por esta información, ¡tantas preguntas aparecieron en su mente!

– Hay mucho que aprender sobre el poder de la mujer, por eso es importante tomarse el tiempo necesario para prepararse con ese conocimiento antes de invitar a un hombre a participar de tu vida. Hablaremos de esto mas adelante, ahora volvamos a tu sueño. En el tiempo que le toma a la luna crecer hasta menguar, tendrás ambos fluidos.

– El río rojo de mi sueño me preocupó bastante, tenia temor de sufrir alguna daño.

– Eso es porque todavía no comprendes su poder. Mucha gente asocia la sangre con peligro porque a no ser que seas una mujer, la única ocasión en que la sangre fluye es cuando se está lastimado. Hay que comprender que este es el fluido rojo de los finales que no es lo mismo que estar lastimado.

– ¿Qué significa eso de los finales?

– Bueno… –dijo la tía- otra parte de tu sueño puede responder a esa pregunta, ¿recuerdas el árbol de los huevos?

– ¡Oh, si!

– Este árbol vive dentro de ti, en tu centro de poder

– ¿Y donde está mi centro de poder?

– En tu vientre, justo debajo del ombligo.

– ¿Y yo tengo un árbol tan maravilloso dentro de mi? –pregunto Tania entusiasmada.

– Aun mas maravilloso que el de tu sueño. El fruto de ese árbol es de donde hemos crecido todas las personas.

Tania se tomó un momento para pensar en esta increíble idea.

– Los huevos de ese árbol que tu tienes se llaman óvulos. Durante el tiempo de tu río blanco que es el río de los comienzos, tu árbol deja caer uno de esos maravillosos huevos y este viaja hacia abajo a un lugar muy especial en el tronco de este árbol. Cuando en una mujer desposada, conocedora del poder de la mujer, ha sido plantada la semilla por el esposo, esta se unirá con el huevo y un niño será creado. Las aguas del río rojo no correrán porque serán usadas para nutrir a este niño hasta su nacimiento. Si no ha sido plantada una semilla, entonces cuando cambie la cara de la luna el río blanco detendrá sus aguas y el río rojo fluirá en su momento para terminar este ciclo.

– Creo que estoy comprendiendo –dijo Tania a pesar de que se daba cuenta que tendría que pensar mucho acerca de esto – Ahora sé porque habían dos ríos en mi sueño. Para mostrarme las señales de mis dos momentos de poder. Además el árbol me mostró la posibilidad que hay en mi para crear vida. Pero, ¿qué me quiere decir el sueño con la aparición de la osa?

– Fuiste muy afortunada de haber conocido un animal que te guía. Si sueñas con un animal en tu primer tiempo lunar, ese es un animal muy especial para ti porque tiene mucho que enseñarte sobre los regalos que te hace la Madre Naturaleza. Esa osa es un animal que durante el invierno tiene el coraje de meterse en sí mismo, de permanecer en la oscuridad y mantenerse quieta encontrando así la verdad de su naturaleza. Ella te recuerda que las respuestas a tus problemas están dentro de ti y que durante tu tiempo lunar estás mas cerca de la sabiduría.

– Creo que estoy entendiendo que importante es escuchar mis sueños. ¡Pero hay tanto para saber que me parece muy difícil!

– Tu tienes tiempo – dijo la tía. Poniéndose de pie dio a entender que había terminado de hablar y le acercó a Tania un regalo que estaba en un estante, entregándoselo con una sonrisa.

– ¿Otro regalo para mí? –dijo Tania mientras abría el envoltorio de seda donde encontró dos maravillosos libros.

Uno estaba forrado con seda blanca y decorado con pétalos de rosas rojas. El otro estaba cubierto con tela roja y sobre ella aparecían pequeños pétalos de rosas blancas.

– ¡Son hermosos!

Tania abrió el libro rojo y leyó unas palabras escritas por su tía:

“PARA QUE CUENTES A ESTOS DOS AMIGOS TODO LO QUE SIENTES, LO QUE PIENSAS Y LO QUE HACESBENDITA SEAS QUERIDA TANIA” 

 

Desconozco autor, si lo saben me escriben para citar.

www.afloramujer.cl

Publicado el Deja un comentario

Alcaliniza tu cuerpo en luna menguante

En luna menguante  quiero provocarte a realizar un viaje personal para alcalinizar y depurar tu cuerpo que es igual a cuidarlo, y en esta fase es ideal generar un cambio e incrementar la alcalinidad de tu cuerpo, y junto a www.jugoslaprensa.cl y sus consejos podrás aprender y aplicar, lee esto.

1. Come frutas y verduras crudas.

Mucho se dice que alimentarse de alimentos vivos, provenientes de la naturaleza, hace muy bien. Pero, a veces, si no nos explican cuáles son sus beneficios, no tenemos la certeza y no lo hacemos parte de nuestras vidas. Hoy les voy a dar algunas razones por las que vale la pena que hagamos el cambio de mentalidad, aprovechemos la llegada del verano, la fruta de estación y el buen clima, y comencemos cambiar el pimentón al sartén o asado, por la ensalada cruda.
Primero que nada, los alimentos que vienen de la tierra, tienen enzimas alimentarias, que vienen con ellos y que se activan en nuestro estómago para poder digerirlas mejor. Estas enzimas mueren con la cocción y son muy importantes para que las enzimas que nuestro cuerpo produce no se vean “sobrepasadas de trabajo” y nuestro sistema no se sobrecargue.
Luego, nos encontramos con que esta forma de alimentarse previene el envejecimiento y las enfermedades, estimulando el sistema inmunológico con sus propiedades desintoxicantes, sus enzimas anti-radicales libres y otras que aumentan nuestra energía.
Además, gracias a las hormonas vegetales ayudamos a equilibrar nuestro metabolismo.
También, satisfacen la fibra en la dieta, ayudándonos con nuestro sistema digestivo. Contienen aceites esenciales para la salud, que vienen en las saponinas y clorofila y estimulan la producción de una sana flora bacterial.
Éstas son algunas de las razones por las que debemos privilegiar el consumo de frutas, verduras, semillas, frutos secos y brotes provenientes de la tierra, así estaremos haciendo un aporte real a la salud de nuestro cuerpo.

2.- Consume Clorofila

Los vegetales captan la energía del sol y producen clorofila, transformando la energía lumínica en energía química, la que guardan en sus hojas. La estructura molecular de la clorofila es exactamente igual a la hemoglobina sanguínea, siendo la única diferencia el ion central que en el caso de la clorofila es de magnesio, en vez de hierro.
La clorofila posee efecto antianémico, ya que tiene la capacidad de generar plasma sanguíneo, con mucha eficiencia. Además, aporta oxígeno a las células, es antiparasitaria y eleva el potencial depurativo.
En las hojas verdes el color da cuenta de la alta presencia de clorofila, pero no debemos olvidar que hay otras hortalizas como la zanahoria que también contienen clorofila.
En el caso de los brotes, los consumimos para acceder a su alto contenido de clorofila, lo que los vuelve depurativos, oxigenantes y regeneradores.
Tenemos que tomar conciencia de la importancia de consumir clorofila. Nos hace más eficiente la respiración y el metabolismo celular. Permite depurar la sangre, eliminar toxinas del cuerpo, alcalinizar el organismo, controlar infecciones, crear un ambiente adverso para virus y parásitos, cicatrizar heridas, reducir la presión sanguínea, hacer más eficiente el ciclo de la insulina, mejorar la actividad tiroidea, modula el colesterol, reduce la ansiedad y las crisis de abstinencia cuando dejamos de consumir alimentos procesados, lácteos, harinas y otros.

¿Cómo consumirla? Fácil… Comamos más ensaladas, pero muchas veces comer y comer hojas verdes se vuelve una lata. Para eso una excelente forma de incorporarlos a nuestra dieta es tomándolos.
Bienvenidos los jugos verdes a tu vida!

Una exquisita receta para comenzar:
– 1 manzana verde
– 1 puñado de espinaca
– 3 ramitas de cilantro
– 3 ramitas de perejil
– 1 limón (pelado)
Todo al extractor lento y servir. En la juguera también se puede hacer, basta con poner todo en ésta, agregar un poco de agua y luego filtrar con una malla para hacerlo, un tul o pañal de algodón.

3.- Consume legumbres como fuente de proteína.

Evita la proteína de la carne, los huevos y los lácteos. Y consume proteína de las legumbres. La proteína es un nutriente esencial para una gran gama de procesos corporales, es decir que consumir una buena cantidad de proteína vegetal es muy importante. Afortunadamente, las legumbres brindan muchas proteínas y como ventaja añadida, son menos acidificantes que la carne, los huevo)

4.- Come coco.

Se dice que es una fruta tan nutritiva que tiene algunas sustancia que sólo encontramos también en la leche materna, y es alta en hierro, cobre, zinc, ácido fólico (atención embarazadas), magnesio y fósforo.
Además tiene mucho potasio, que nos ayuda a eliminar las toxinas de manera natural.
Es alto en vitaminas E, del grupo B y A. Esta última es muy importante para la piel y para la etapa de crecimiento de los niños, ya que fortalece las uñas, los huesos y los dientes.
También es remineralizante, alto en fibra, combate la anemia y aumenta las plaquetas, entre otros beneficios.
Ya sabemos entonces que es importante incorporarlo en nuestra dieta y la de nuestras familias.
Una buena forma es espolvorearle coco rallado a la fruta picada para los niños, añadirlo a nuestros desayunos con avena, a la leche de almendras o a los jugos de frutas.

5.- Cambia la leche de vaca por la lechada de semillas

La leche de almendras es una buenísima alternativa a beber lácteos, sobre todo si eres intolerante a la lactosa, alérgico a la proteína de la leche, por respeto a los animales no la consumes o simplemente no te gusta. Lo bueno de esta alternativa es que está llena de nutrientes que son beneficiosos para tu salud como las vitaminas E, B2, D y A, omega 6, calcio, zinc, hierro, magnesio y potasio. Esta opción es muy baja en calorías, ayuda a tener una buena digestión, a tonificar la musculatura y mantener un corazón saludable.
Esta bebida tiene buena consistencia y sabor por lo que no hay problema de dársela a los niños. por su buena textura y sabor se le puede añadir cacao en polvo y queda una rica leche chocolatada, o con plátanos a la licuadora y queda una rica y cremosa leche con plátanos, hacer un rico chocolate caliente, etc.

6.- Toma en ayuna agua con limón

Grandioso aporte de Vitamina C. Te ayuda a eliminar toxinas por medio de las vías urinarias.
-Fortalece tu sistema inmunológico.
-Evitas el estreñimiento.
-Depuras el hígado.
-Alcaliniza tu organismo.
-Mantienes sano el colon.
-Potente antibacterial.
-El limón ayuda a disolver el ácido úrico. Por ende, reduce la inflamación y el dolor en articulaciones.
-Evita formación de arrugas y acné.
-Purifica la sangre.
Entre otras maravillas!!! ▶ Importante:
El Agua debe ser tibia, ideal temperatura ambiente.
Medidas, de medio limón su jugo dentro del agua. 1 taza o vaso.
Si hay úlceras o enfermedades graves del tracto digestivo, lo mejor es tomar solo agua tibia.

Pruébalo, tu cuerpo te lo agradecerá

Ve a www.jugoslaprensa.cl y conoce mucho más de la alimentación que sana, nutre y da vida.

www.afloramujer.cl