Curar el alma femenina de nuestro linaje tomando conciencia de nuestro ciclo menstrual.

family-775059_960_720

Como Mujer y Madre de 3 niñitas siento un profundo llamado a compartir parte de una hermosa auto investigación que me llevo a reconocer desde el año 2005 mi ciclo menstrual como una senda de autoconocimiento y espiritualidad, fue tan sagrado lo que encontré que esto me llevo a desarrollar toda mi carrera en torno al conocimiento del cuerpo, mente y espíritu de las mujeres.

Conversar sobre el ciclo menstrual es muy sanador. Todas hemos tenido algo que contar sobre este tema, quizás una anécdota, una que otra vergüenza, una historia que nos conmueve. La verdad para mi conversar sobre la menstruación es una gran medicina para el alma de la mujer…ya el solo hecho de escuchar otras historias sobre este tema nos invita a querer descubrir aún más profundo de que va este misterio de sangrar y ovular mes a mes.

Cuando una mujer mantiene una relación atenta y amorosa con su propio cuerpo le trae como beneficio amor propio, autoestima, valor, y sanación. Cuando una mujer se empodera de su cuerpo, de su ciclos hormonales, de resignificar su vida de mujer, puede incluso realizar una sanación transgeneracional y con ello incluso curar si es necesario el alma femenina de su linaje de mujeres.

Quiero compartir contigo un testimonio muy lindo para que entiendas esto de como la toma de conciencia sobre tu ciclo menstrual puede ayudar a sanar tu linaje de mujeres.

Esto lo comparte Erika Pilquín y su hija Tyare.

La experiencia vivida al llegar Aflora mujer hace ya casi 7 años.

Esto partió Cuando vi en las páginas de Facebook la promoción de un taller llamado “La luna en ti” me resonó tanto este nombre (puesto que siempre me he sentido muy atraída por la luna) el pensar que esto tenía relación con mi menstruación me parecía algo maravilloso…  Sentía que algo de esto estaba muy relacionado conmigo pero no sabía que era, por eso llegue un día de mayo del 2010  junto a mis 2 bellas hijas de 9 y 16 añitos y 1 amiga con su hija de 14 años a una salita llena de bella energía a reconocernos como mujeres cíclicas, lunáticas, sangrantes.  Eso fue lo mejor!! Un clan de mujeres juntas en busca de saberes. Y me sorprendí de tanta información que esta oculta en nuestra sociedad “patriarcal” me impactó todo lo que aprendí ese día. Quede maravillada con tanta información y feliz porque mis hijas recibieron esa información que yo jamás (Por ignorancia) podría haberle entregado y porque en esos tiempos mi palabra no era significante para mis hijas, o más bien yo no lo hacía significante para que ellas valoraran mi palabra.

Ese día despertó mi conciencia dormida… y empecé a recorrer los caminos del conocimiento femenino, reencontrarme con mi sangre que nunca antes había valorado, por el contrario como muchas mujeres yo la detestaba.  Asimismo, hasta lamentaba ser mujer.

Hoy en día, luego de mucho tiempo de trabajar y concientizar para romper patrones mentales, sociales, culturales que me hacían reprimirme el ser mujer. Me siento plena, femenina, gozadora, mujer-madre-hija-amiga que fluye al ritmo de la vida.

Fue un proceso maravilloso, pero para nada fácil. Aún sigo trabajando día a día!!

Este camino comencé a recorrerlo junto a mi hija que ahora tiene 25 años. Tuve que Reconstruirme como mujer, madre y sobretodo, y lo más difícil, como hija (Y aún estoy en ese proceso). Aparecieron muchas culpas, miedos, decepciones, penas, frustraciones. Y aprendí a vivir cada momento, cada pena, cada alegría a concho!  Reencontrarme con mi Yo mujer… Fue difícil!!  Pero aflora mujer esta para eso, para guiarnos en este camino que cada una elige reconstruirse. Los círculos de mujeres son una gran medicina que ayudan a entenderse y entender a más mujeres y cada ciclo de luna nos entrega un consejito de cómo llevar nuestra vida.

Ahora Amo mi menstruación!!!!,  Se lo importante y valioso que es para nuestro “Ser Mujer” para nuestra útera  y todo nuestro cuerpo…. y como esto repercute en quienes nos rodean.

Como madre me siento feliz de entregarles estas herramientas a mis hijas, y sobretodo que con el ejemplo ellas vean lo maravillosos de ser mujer, lo importante de estar conectadas con nuestro sangrado, la luna, la naturaleza. Ambas honramos nuestra sangre y la entregamos a la tierrita, valoramos ser mujer, porque ya nos reconocemos y sabemos nuestros valiosos poderes que tenemos. Compartimos esta información a amigas, hermanas, sobrinas a todas las mujeres que conocemos, sabemos que no todas nos creen,  pero con una que se nos una, ya nos sentimos agradecidas!!

Nuestra relación madre e hija es maravillosa, deje de ser madre patriarcal y pase a ser madre-hermana (reconozco que es un trabajo que sigue en proceso día a día)  Porque primero tengo que ser hija-hermana de mi madre y eso me ha costado mucho…  Así mismo, nuestras relaciones con nuestras parejas, amigas, de trabajo también han cambiado; se han quebrado algunas y han aparecido justo las personas que necesitamos para nuestro BienEstar!

Mis hijas son más libres, más hermosas, más decididas, mas ellas mismas y todo en su vida les ha cambiado al igual que a todo mi linaje femenino, mi madre, tías, primas hermanas. Hemos sanado parte de nuestra esencia femenina….. y eso ES MARAVILLOSO,  casi irreal… Pero cierto!!

 

Tyare la hija nos comparte su sentir:

Sobre la menstruación, fue un cambio importante, ya que la visión personal como familiar cambio totalmente no solo en el ámbito femenino, si no a nivel de vida de costumbres y tradiciones, nos comenzamos a sentir mejor y a ver la lunita de algo aún más positivo ya que no solo limpia a la mujer sino millones cosas positivas. Al ir resolviendo pequeños conflictos conmigo misma fuimos con mi madre sanando también la relación y hacia atrás, todo nuestro linaje. La vida nos cambió por que tomamos conciencia de nuestro cuerpo y entorno por lo tanto obviamente que no seguiría siendo lo mismo, ahora nos entendíamos, yo a ella y ella a mí y juntas a mi hermanita chica en lo que ella esta y en lo que se viene. Auto-conociéndose además ayudas a los tuyos, te entregas y recibes de otra forma, por lo tanto mil veces agradecida de la bendición de haber llegado a esos lugares y de aprender a reconocernos.

Que inspirador leer a esa madre y esa hija.

Eh querido compartir esto con ustedes pues el sangrado que toda mujer tiene mes a mes es simboliza el inicio de un viaje interior, donde vamos reconociendo como nos relacionamos con las mujeres de nuestro linaje, nuestro entorno y con nosotras mismas. Cuando me he encontrado con estos testimonios realmente confirmo y afirmo que cuando una mujer sana, sanas todas, las generaciones pasadas y las futuras.

 

 

 

útero
María José Méndez

EL Útero Tiene Memoria

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente? Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante

Read More »