El ciclo Menstrual un recurso natural de empoderamiento

7de47f56e514673b7c73a88884b42a92

Todos los seres humanos tienden a la búsqueda del desarrollo individual. Esta necesidad de responder a la pregunta ¿quién soy? nos ha llevado a ahondar en libros, prácticas y sanaciones. Hoy disponemos de gran cantidad de cursos y talleres que ayudan a transformarnos, a buscar “quiénes somos” en nuestro interior y a descubrir cómo desenvolvernos en este plano.
En nuestra búsqueda de auto-conocimiento, nos encontramos con un primer estado de “adormecimiento”, similar al estado de “sueño”. Esta condición de “sueño” se halla en toda la humanidad y en cada persona. Durante un largo periodo creemos que transitamos por un estado de consciencia, que no es más que un estado de vigilia que funciona de modo automático. Reaccionamos en base a imitaciones, patrones, defensas, y muy poco conocemos de una real reacción consciente. La historia que nos antecede a las mujeres sobre el tema de la menstruación nos ha mantenido en este estado de “adormecimiento”, donde solo hemos aprendido a imitar conductas dañinas y degradantes, en vez de reconocer nuestro potencial único y creativo que se inicia con la primera menstruación.
Hoy en día las mujeres jóvenes aprecian y valoran su sabiduría femenina, mucho más de lo que sus madres lo hicieron, y están haciendo un mejor trabajo al cuidar de sí mismas, física y emocionalmente. Creencias en torno a la menstruación han hecho entender que las hormonas femeninas son un inconveniente que requiere atención médica para tratarse o erradicarse. Si logramos cambiar estas ideas tendremos un recurso, no solo propio de cada mujer, sino adecuado para comenzar un camino de auto-conocimiento y sabiduría. Miranda Gray es una de las motivadoras menstruales que ha impulsado a muchas mujeres a amar su ciclo y tomar provecho de este. En una charla del curso Moon Mothers, dictado en Chile el 2013, se nos incentiva diciendo lo siguiente: “El trabajo que se aplica al ciclo menstrual es un método para ascender tu nivel de consciencia, intencionadamente”. Estas palabras dejan un llamado para comenzar a entender que nuestro ciclo menstrual tiene un poder ilimitado de autogeneración y renovación, como las células, y que mediante esta sabiduría, la mujer tiene guardado un gran potencial.

Nuestra menstruación existe para dar testimonio de nuestra esencia femenina. Las mujeres debemos entender que siempre hay un mensaje detrás de los síntomas menstruales. Si nuestra relación de pareja va mal, nuestro trabajo no nos hace feliz o tenemos conflictos con nuestra sexualidad, entonces seremos más propensas a tener un síntoma premenstrual muy agudo y nos mostraremos menos tolerantes que en otras fases del ciclo. Muchas mujeres se sienten “atrapadas” en su vida y esta aflicción genera una manifestación física. Como somos seres humanos integrales, todo lo que ocurra en nuestras emociones ocurrirá en nuestra salud: sin salud emocional no hay salud física.

El sistema femenino es muy sofisticado y si algo nos sucede emocionalmente, nuestro ciclo menstrual nos alertará de inmediato. Muchas veces pasamos por alto estas advertencias y nos llenamos de medicamentos que no demorarán en somatizarse en nuestro útero, trompas, ovarios, vagina o pechos. La menstruación siempre trae un mensaje para nosotras. Durante este periodo de sangramiento, espacialmente ocurre un despertar en nuestra consciencia que hace que todo lo que hayamos callado, sublimado, ocultado, o retenido se manifieste. Muchas veces no estamos capacitadas para reflexionar sobre lo que sentimos, ya sea por falta de tiempo o, simplemente, porque no nos enseñaron a escucharnos. Numerosas mujeres precisan contención para expresar lo que sienten, por tanto, los síntomas premenstruales llegan con mucho malestar y la sangre con mucho dolor. Este “mal sentir” de la menstruación ha hecho que muchas de nosotras la detesten y hagan lo imposible por que pase inadvertida. Desde hace un tiempo, las mujeres han buscado maneras saludables para reconciliarse con este periodo que dura gran parte de la vida y viene una vez al mes, alrededor de 4 a 7 días. Muchas se han preguntado si la menstruación les durará varios años más, debido a los malestares que trae y a la manera que tienen de enfrentarla. Para ninguna mujer es saludable vivir una vida así, ¿verdad?, odiando su condición cada mes. La menstruación no solamente es un testimonio de que estás en edad fértil, o mera manifestación física, que se puede reducir a la explicación de que la sangre menstrual es la liberación de las capas del endometrio. ¡Este momento es eso y mucho más!
rosa roja relievePara abordar nuestra menstruación tenemos que comprender que debe ser tratada de manera integral, percibiéndola no solo a nivel físico, sino también a nivel conductual, emocional, mental y espiritual. Comprenderla en su totalidad, incluyendo el “ser humano” en todos sus planos, te aportará grandes beneficios de auto-conocimiento y podrás tomar provecho de este periodo como el mejor momento para conocerte, sanar y renacer mes a mes.

Texto de mi próximo libro¡¡¡¡¡    Mj.

Imagen primera: de Jackie Dives

útero
María José Méndez

EL Útero Tiene Memoria

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente? Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante

Read More »