El óvulo y el espermatozoide: el comienzo de todas las diferencias.

love-1075476_960_720

Pilar sordo trabajo en una investigación maravillosa, quizás ya has leído su libro, Viva la diferencia, y el complemento también…. Si no lo has hecho, ve a conseguirlo¡¡¡¡ te lo recomiendo. Yo lo leí hace muchos años y siempre rescato lo que ella expresa en ese libro.

Lo que hizo fue, entrevistar a cuatro mil personas y que asociaran libremente las palabras óvulo, útero, folículo y espermatozoides. El objetivo fue permitir que expresaran todo lo que se les ocurriera ante cada opción.

En el curso de estas asociaciones aparecieron un sinfín de términos que representarían lo que podría llegar a configurar un “arquetipo”, en tanto que este se rige como representante de todo lo que definimos desde lo biológico, lo femenino y lo masculino, es parte de nuestro insconciente colectivo y de lo que hemos ido entendiendo en relación con lo que implica ser femenino o masculino.

 

Asociaciones frente a la palabra óvulo o folículo.

Solo, espera, acoge, vida, emoción, menstruación, dolor, paciente, no competitivo, sexo, amor, lento, receptivo, maternidad, mujer, fertilidad, finitos, buena resistencia de vida, huevo, retención, retiene, cuida.

 

Asociaciones frente a la palabra espermatozoide.

Rápido, muchos, competencia, meta, logros, conquista, velocidad, desafío, sexo, poca vida, egoísta, solo les importa llegar a su objetivo, vida, amor, entrega, necesario complemento, técnica, suelten, se sueltan, producción.

 

Es importante aprecia cómo ya en esta primera asociación se piensa o se relaciona libremente el concepto de sexo con lo masculino, y el concepto de amor con lo femenino. También aparece la palabra dolor asociada con lo femenino. Me permito adelantar a modo de comentario, que la repercusión más importante de esta asociación se refleja en que culturalmente lo femenino está vinculado al sufrimiento, lo que disminuye las probabilidades de que se valoren los aportes femeninos a la sociedad.

Retener y soltar, son funciones naturales en los seres humanos, en la investigación que hizo pilar sordo, aparecieron dos palabras que fueron repetidas en casi la totalidad de los casos y siempre estaban vinculadas al mismo concepto. Se trata de las palabras Retener, en el caso de lo femenino. Y Soltar en el caso de lo masculino.

Al parecer en lo masculino es natural la liberación y la capacidad de desprenderse y soltar los procesos; de hecho un hombre, no puede generar vida si los espermatozoides no salen de él, por lo tanto, necesariamente debe soltarlos. Por otra parte, una mujer, no puede generar vida si no tiene la capacidad de retener a un bebé dentro de sí.

Con el RETENER tienen también mucha relación, conductas propias de nuestra vida cotidiana tales como: guardar alimentos en el refrigerador pensando que los podremos volver a utilizar; no botar los papeles de la cartera y traerla siempre llena de cosas “por si a caso”, guardar ropa en nuestros closet, que no es de temporada, “también por si acaso”.

Otros ejemplos de esta capacidad retentiva propia de lo femenino tienen que ver con el hecho de insistir en preguntar, de necesitar verificar los sentimientos de los otros: “¿me quieres?”,” ¿me extrañaste?”, “¿Cómo le fue?”, “¡cuéntenme¡”, “¿qué les pasa?”

Lo mismo se aprecia en nuestra capacidad para enfrentar conflictos: las mujeres solemos ser más lentas que los hombres para procesar nuestros conflictos, nos cuesta más olvidarnos de ellos y pasar de una etapa a otra; generalmente tendemos a quedarnos pegadas o adheridas a nuestros conflictos y angustias. Esto hace muy difícil la comprensión desde lo masculino ya que para los hombres conflicto solucionado es conflicto olvidado y ya no forma parte de su repertorio conductual.

En el libro aparece esto y mucho más…realmente léanlo y podrán entender muchas cosas, de ustedes mismas y de los hombres.

Agrego a esto que las mujeres también tenemos la capacidad de soltar¡¡¡¡ y es mientras estamos menstruando, ese es el momento, nuestro momento de liberar y soltar….  Nuestra anatomía y biología, nuestro cuerpo, es el mensaje.

Hasta la próxima.

Mj Sanahí.

Libro “viva la diferencia, y el complemento también” Autora, Pilar Sordo.

 

útero
María José Méndez

EL Útero Tiene Memoria

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente? Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante

Read More »