Publicado el 5 comentarios

Vagina y Vulva no son lo mismo

Tomando conciencia de nuestro cuerpo:

No siempre tenemos muy clara nuestra anatomía y menos en cuestión de aparato reproductor. Créeme no crecí con está información, como en todo la busque, la estudie para de verdad entender-me y conocer-me, esto de conocer nuestra anatomía es crucial para una vida sexual placentera.

La vulva es lo que puedes ver a simple vista, como cuando te miras con un espejo. Lo que ves es: el monte de venus, los labios, el clítoris, la entrada de la vagina, el periné y el ano. Además de las glándulas de Skene y las de Bartolino, que también ejercen un papel fundamental de irrigación sanguínea durante las relaciones sexuales.

Y la vagina es la cavidad donde puedes introducir un dedo, la copa luna, o donde entra el pene, es llamada como “la cavidad fibro-muscular interna”, y comienza en el entrada vaginal y llega hasta el cuello del útero.

Por lo tanto mientras que la vagina es un órgano interno, la vulva se mantiene en el exterior. En cualquier caso, ambas están conectadas, ya que en la vulva es donde se encuentra la abertura de la vagina.

Te recomiendo tomar un espejo y mirarte, conocerte mejor tu misma, ponerle nombre a aquello que ves.

Vamos atrévete¡¡¡
www.afloramujer.cl

Publicado el Deja un comentario

¿Por qué es tan importante cuidar nuestro periné luego del parto?

 

Soy madre de 3 preciosas niñas, y realmente e vivido la transformación del parto, me resuena mucho el nombre Mamamorfosis que expone aguamarina en su libro, si eres madre te gustará leerlo, consiguelo aquí . Y es está mamamorfosis que no sólo ocurre en todas esas emociones y cambio de vida que nos viene con la llegada de nuestros hijos, sino también lo que ocurre en nuestro cuerpo, a veces nos fijamos en lo aparente, en como quedo nuestro vientre, o como han crecido nuestros pechos, ¿pero te has detenido a ver como quedo tu suelo pélvico?, ¿ relacionas tu vientre con tu suelo pélvico? o quizás ya has sentido, que algo allí abajo no está igual que antes,  y claro como va a estar igual, si sostuviste un bebé (o dos o tres) durante 9 meses y que luego salio por tu vagina hacia el mundo, ¿como allí abajo algo no va a estar diferente?

Pues en este articulo te cuento sobre la importancia del cuidado de esta zona  perineal, y que realmente mucho tiempo no nos queda ni para mirar como quedo, ni para hacer algo por ella, pero si no te informas las repercusiones vendrán con el tiempo.

En el momento del parto es el periné el que permite la salida del feto fuera del cuerpo materno. Durante su transcurso, la atención más importante se centra, evidentemente, en el bebé. Pero la fase final, llamada expulsivo, puede suponer una prueba más o menos importante para nuestro periné. Si te preguntas ¿ Qués es y como funciona el suelo pélvico? lee Aquí . Es entonces este gran puente que tapiza la parte inferior de tu pelvis  y que se encargan de sostener las vísceras pélvicas (vejiga, útero y recto) y deja paso al bebé, y que se ve sometido a un gran esfuerzo que puede debilitar la musculatura de tu suelo pélvico.

A primera vista el periné es sólo un pequeño músculo entre el año y la vulva pero en realidad es mucho más grande de lo que se ve a primera vista (ósea mirándote la vulva) y la cual está implicada en funciones múltiples y complejas, como sostener tus vísceras pélvicas.

Es así que con el parto y el paso del tiempo, estos músculos se van debilitando. Cuando los músculos del suelo pélvico están débiles, demasiado tensos o han sufrido alguna lesión (desgarro, episiotomía) se puede alterar el funcionamiento de los órganos pélvicos, y al no recuperar adecuadamente las estructuras perineales,  puede derivar en problemas como, incontinencia urinaria, de heces y/o gases, prolapsos (descenso de órganos pélvicos) y disfunciones en el sexo (dispareunia o dolor durante la penetración, o bien disminución de la sensibilidad en la vagina, dificultad para llegar al orgasmo, etc).

El suelo pélvico se ve sometido a incrementos de presión día a día, al tomar a tu bebé, al tener mala postura, y aunque no lo creas al no limpiar tu colón también, y al retener la orina igual.

Esta es la razón, ni más ni menos, por la que toda mujer debería revisar el estado de su suelo pélvico.

1.- Por salud

2.- Por sensibilidad

3.- Por orgasmos

Si has parido a tu bebé normal o natural, seguro comprendes y has sentido que tu vagina a cambiado mucho luego del parto por lo tanto considera lo siguiente.

Tu periné se verá afectado, dependiendo del número de partos que tengas, del peso del bebé al nacer, pero depende esencialmente del modo en que el bebé sale.

1.- Salida muy rápida o muy larga.

2.- Gran número de pujos con la inspiración bloqueada.

3.- Si se ejerce presión manual sobre el útero. Si estos factores se suman, pueden impedir la ampliación del periné y ser factores de desgarros.

4.- En caso de cesárea

A veces no nos damos ni cuenta de nuestro suelo pélvico sino  hasta que retomamos las relaciones sexuales, y ahí comienzan las señales de alarma- allí abajo algo no está igual.

Para ello en Aflora Mujer hemos creado un taller Exclusivo para madres dónde podrás re-educar tu suelo pélvico y conocer el sistema de Sacral Yoni.

Te dejo el link a la información Aquí

www.afloramujer.cl

Publicado el Deja un comentario

¿Qué es y cómo funciona el suelo pélvico?

¿Qué es y cómo funciona el suelo pélvico?

Para muchas mujeres el suelo pélvico es un gran desconocido y, sin embargo, es muy importante para nuestra calidad de vida. Si esta musculatura está debilitada afectará a nuestro bienestar físico y psíquico.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.

Se cree que esta estructura tiene forma de hamaca pero esta idea errónea, debemos más bien imaginarnos un “puente colgante”. En este puente imaginario tendríamos el hueso sacro en un extremo (donde finaliza la columna vertebral) y en el otro lado el pubis. Los “cables suspensorios”, que gracias a su tensión adecuada mantendrían el puente firme, serían principalmente los ligamentos de sostén. Éstos unen las estructuras óseas con los órganos pélvicos, que se encontrarían colgando de este puente. Por último, el suelo del puente lo formaría un plano muscular (concretamente el músculo elevador del ano) y una lámina de tejido conjuntivo (es el tejido que en nuestro organismo proporciona sostén, donde encontramos fibras de colágeno ordenadas en paralelo, a modo de lámina; en el caso del suelo pélvico se llama fascia endopélvica).

A diferencia de un puente estático, nuestro suelo pélvico no es rígido, es algo dinámico, que se adapta a nuestro movimiento, a los cambios posturales… siempre manteniendo una adecuada tensión que sujete nuestra vejiga, el útero y el recto dentro de la pelvis. Cuando el suelo pélvico se debilita, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función. Así, surgen problemas que pueden afectar como pérdidas de orina, molestias, dolor e incluso prolapsos (caída de los órganos intraabdominales).

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

No te pierdas el próximo taller de Sacral Yoni, inmersión donde trabajamos profundamente el suelo pélvico femenino detalles del taller aquí

www.afloramujer.cl

Publicado el 1 comentario

Reconoce tus 4 energías sexuales

Nosotras, las mujeres, tendemos a pensar sobre nuestro deseo sexual como a veces “elevado” o a veces “bajo”, pero en realidad tenemos cuatro tipos de deseo muy diferentes, los cuales experimentamos en diferentes etapas al mes.

 

La razón por la cual muchas de nosotras no estamos en sintonía con nuestras energías sexuales es porque comparamos nuestras vidas con las de aquellas mujeres representadas en revistas, en televisión y en películas. Podemos aspirar a tener vidas sexuales como las de ellas o sentimos que algo anda mal con nosotras porque no somos como ellas. Lo que nos hace falta, es información de que experimentamos diferentes necesidades, motivaciones y deseos sexuales dependiendo en qué fase de nuestro ciclo estemos. Cuando reconocemos estas diferentes energías sexuales podemos dejar de lado expectativas irreales y simplemente disfrutar de todas las variadas experiencias sexuales que ellas traen.

Para liberar nuestras cuatro energías sexuales, necesitamos saber cuándo ocurren, cómo son y qué podemos hacer para disfrutarlas plenamente.

En nuestro ciclo menstrual experimentamos naturalmente cuatro fases separadas; ovulación, pre-menstruación, menstruación y pre-ovulación, y cada fase está caracterizada por un tipo de energía sexual diferente. Esto explica porque no somos consistentes con el tipo de sexo que queremos. Si queremos sexo apurado, sexo amoroso, sexo escabroso o sexo espiritual, todo depende de la fase de nuestro ciclo.

Entonces, ¿Cómo reconocemos estas diferentes energías sexuales en nosotras? ¿Cómo podemos intensificarlas, disfrutarlas y experimentar con ellas?

 

La fase de pre-ovulación

 

La energía sexual de la fase de pre-ovulación puede ser vista como la de una joven virgen, y podemos encontrar imágenes que representan este tipo de deseo sexual en la mitología, en cuentos de diosas vírgenes, sensuales, dinámicas e independientes. Estas diosas salen de fiesta y a divertirse; no se preocupan por el compromiso o comenzar una familia.

Este ¨deseo sexual de Virgen¨ está caracterizado por tener un enfoque divertido y alegre. Después de la menstruación nos sentimos más atléticas y energéticas, y tal vez seamos más sociables y extrovertidas.

El sexo no es una experiencia emocionalmente profunda, sino una grandiosa manera de divertirnos. Tal vez seamos más coquetas y es mucho más probable que durmamos con un hombre en la primera cita.

Para liberar este deseo sexual, ¡diviértete! Deja de lado tus responsabilidades y juega. Imagínate que eres una independiente diosa del sexo, así que haz contacto visual y coquetea con los chicos. Vístete con ropa interior erótica de encaje y blanca –para que te haga sentir ¨virgen¨.

Querrás tener sexo por diversión, y naturalmente no querrás el tipo de sexo que dura mucho o es emocionalmente profundo. Ten mucho ¨sexo apurado¨ pero en tus términos -¡recuerda que eres estupenda y podrías tener a cualquier hombre!

 

La fase de ovulación

 

Alrededor de la ovulación, nuestro deseo sexual naturalmente cambia: se vuelve más suave, más maternal y más enfocado en una relación. Encontramos representaciones de este tipo de deseo sexual en numerosos cuentos sobre La Diosa Tierra o La Diosa Madre. Estas mujeres son voluptuosas, fuertes y muy sensuales. Este ¨deseo sexual de madre¨ necesita expresión emocional con mucho placer físico y requiere de compromiso por parte de nuestra pareja sexual. El sexo en este momento también fortalece nuestro compromiso emocional con nuestra pareja.

Para liberar esta energía sexual: llena tu vida sexual de amor, romance y sensualidad. Dile a tu pareja que necesitas que te consienta e invite a cenar antes de llegar al sexo. Tu deseo sexual te hará querer conversar y compartir y tener mucho juego erótico antes del sexo para poder sentirte plenamente satisfecha. Pon tu habitación de manera romántica con flores y velas, no apresures llegar al sexo; tómate tu tiempo. Escoge posiciones sexuales en las cuales te ver la cara con tu pareja y usa el tiempo entre relaciones sexuales para acariciarte y abrazarte con tu pareja.

Durante esta fase podrás sentirte más atraída por hombres que puedan ofrecerte estabilidad y seguridad, así que estate atenta si te proponen matrimonio; lo más probable es que digas que ¨sí¨.

 

La fase pre-menstrual

 

Después de la fase de ovulación viene la fase pre-menstrual, la cual puede traer en las mujeres la energía sexual más difícil de disfrutar. Atadas con síntomas pre-menstruales físicos y emocionales, a menudo entramos en conflicto al sentirnos agresivamente sexuales, emocionalmente necesitadas y extremadamente críticas, especialmente de nosotras mismas.

Encontramos rastros de este deseo sexual en cuentos sobre mujeres seductoras que provocan a caballeros galantes. Cuando este ¨deseo sexual de Seductora¨ se ignora o se reprime, mostramos síntomas pre-menstruales de agresión, frustración o estamos a la defensiva. Sin embargo, cuando los expresamos libremente, ¡esta fase nos trae un tipo de sexo salvaje, frecuente, sin inhibiciones y orgásmico!

Para liberar esta energía sexual: baja las barreras. Deja a un lado la necesidad de ser atenta y maternal. Esta fase es parecida a la del ¨deseo sexual de Virgen¨ pero es más profunda y mucho más erótica y fuerte. Deja entrar esta extrema sensualidad a tu vida y olvídate de que tu cuerpo no es ¨perfecto¨ -tu carisma sexual compensará por esto. Demuestra la pasión latente que apenas se mantiene a raya, y estate segura de que puedes conducir a cualquier hombre a un agotamiento salvaje -¡si así lo decides!

Como con el ¨deseo sexual de Virgen¨, es mucho más probable que digas que ¨sí¨ en la primera cita, pero ten cuidado –también es mucho más probable que te sientas atraída por hombres muy dominantes y fuertes.

 

La fase menstrual

El cuarto deseo sexual ocurre alrededor de la menstruación, y encontramos representaciones de este deseo sexual en cuentos y leyendas que presentan a una mujer mayor, mágica, sensual, experimentada o una mujer sabia.

Desafortunadamente, muchas mujeres son reacias a tener sexo durante este tiempo, así que pueden perderse de orgasmos muy profundos y espirituales.

Este deseo sexual despierta muy despacio, pero el sexo en esos momentos puede convertirse en una hermosa manera de tocar el alma de tu pareja y profundizar el amor entre ustedes. Este ¨deseo sexual de Sabia¨ te ofrece confianza y paz interior, la cual te permite dar y ser generosa en tu relación sexual.

Para liberar este deseo sexual, tómate tu tiempo, sin formarte ninguna expectativa. Disfruta de tu cuerpo sensual y encontrarás y querrás compartir esto con tu pareja. Comparte masajes íntimos, abrazos desnudos, mucho contacto visual y sexo lánguido. No te preocupes si no tienes un orgasmo –no lo necesitas.

Estos cuatro deseos sexuales forman parte de la sexualidad natural de la mujer y su ritmo y expresión son únicos en cada una. Tristemente en el frenético diario mundo del trabajo, familia y responsabilidades, el sexo pierde su prioridad. Así que este mes dale una atención especial a tus necesidades sexuales y a satisfacerlas. Tal vez tome un poco de extra planeación y organización pero los beneficios de incrementar la confianza sexual, la imagen positiva de tu cuerpo y la profundización de tu relación, valdrán mucho la pena. ¡Disfruta de ser la virgen coqueta, la madre voluptuosa, la mujer seductora y fuerte y la amante espiritual –cada mes!

 

By Miranda Gray

www.redmoonthebook.com

 

Publicado el Deja un comentario

La seducción es un proceso que comienza desde adentro

 En la fase de luna llena puede que andemos más seductoras y sensuales.

Collage

Si estas pre-ovular o ovulando con mayor razón (*pre menstrual y menstrual algunas chicas también les nace esta autoseducción)

Aquí explico un poco esto de la autoseducción. Quedémonos con esto que Pilar Sordo psicóloga Chilena explica.

«La seducción es un proceso que comienza desde adentro.
La autoseducción es muy parecida al concepto real de autoestima o de autocuidado, y que pasa por saber que nada sale hacia afuera sino está dentro de nosotras primero»

 

En nosotras están las 4 estaciones y fases de la luna, anota tus cambios, volora positivamente cada uno de estos procesos en el mes y poténcialos en ti, saca provecho y autoseducete a ti misma, es decir → conoce tu cuerpo, tu toda entera.

Imagen: Copyright © 2016 The Invisible Realm by Felipe Posada.

http://theinvisiblerealm.com/

Mj

 

Publicado el Deja un comentario

Yoni sagrado

YONINuestro útero y el yoni- vagina- es nuestro santuario interior, un lugar para acceder a nuestra sabiduría, nuestro poder. Todos venimos de este mágico lugar. Fuimos creados en un acto de amor donde este lugar sintió placer y gozo.
Nacimos por este mágico lugar.
Bendito sea nuestro yoni y útero.

 

MJ Sanahi. (Si compartes cita por favor)

www.afloramujer.cl

 


 

Publicado el 2 comentarios

¿Quién protege el ambiente vaginal? 10 Consejos para ti

Salud a tu Vagina.

 

1237154_297354437069975_1452397208_nEn esta publicación te comentaré sobre la atención que te sirve tener en el cuidado íntimo físico de tu vagina para que la flora vaginal se mantenga en equilibrio.

Aquí las recomendaciones.

Es la conocida flora vaginal quien protege nuestra vagina. Hace referencia a la comunidad de microorganismos vivos “residentes en vagina”.

¿Cómo la cuidas?

1.-Disminuye el consumo de lácteos:

Pues aumentan el Flujo vaginal y favorecen la proliferación de Trichomonas o Candidas. Consejo: Experimenta cómo cambia tu salud vaginal eliminando los lácteos por completo al menos por un mes (Parte de apoco disminuyendo) y saca tus propias conclusiones. Tu cuerpo, seguramente, no te va a mentir. Si crees que los lácteos son irreemplazables para el aporte de calcio pregúntate tan sólo: ¿de dónde saca la vaca el calcio que se encuentra en la leche? Las fuentes vegetales, son mejores que las animales.  (Te dejo más información en el link abajo)

2.- Baja el consumo de azúcar e hidratos de carbono, ya que el exceso de estos nutrientes favorece el crecimiento de bacterias patógenas en el tracto intestinal y urinario.

3.- Cámbiate a las toallas de tela:

Porque los químicos que son usados para lograr que las toallitas femeninas sean blancas, son fuertes contaminantes del medio ambiente y a demás son tóxicos, es decir, venenosos para el organismo. Durante la menstruación, la concentración de bacterias de la flora vaginal disminuye, lo que hace que las infecciones sean más frecuentes en estos periodos. Es por eso que muchas mujeres no toleran las toallas desechables pues les producen alergia y picazón los químicos que tienen.

-Di Chao a los tampones, alteran considerablemente la flora en tu vagina.

4.-Usa preservativos sin nonoxinol:

Se han reportado casos de hipersensibilidad al agente nonoxinol. Ardor, picazón, flujo con mal olor. Saca tus conclusiones y escucha tu vagina, si tienes esos síntomas, consigue preservativos sin nonoxinol.

5.-Usa ropa interior de algodón:

Usar ropa interior de telas sintéticas –como nylon y lycra– puede contribuir a desarrollar una infección vaginal o urinaria –sin importar el corte o estilo de tus calzones–, pues estas fibras guardan la humedad, ambiente ideal para que se desarrollen los microorganismos.

Lo mejor es que busques ropa interior de algodón, pues éste absorbe la humedad y permite que el aire circule.

6.- Lava tu ropa interior con jabón hipo alergénico (el típico Popeye) Idealmente lava a mano.

7.- No apliques jabones íntimos al ducharte: Te recomiendo realizar lavados con hierbas medicinales. Con manzanilla, o salvia, o lavanda, haces una infusión tibia y con una taza te limpias y luego secas con papel higiénico.

8.- Si te vas a masturbar, lávate las manos antes y confirma que tus uñas estén limpias. Lo mismo para quien vaya a tocarte, tu pareja por ejemplo.

9.- Si vas a usar un lubricante que sea con base acuosa: Los lubricantes de base mineral-oleosa (derivados del petróleo), como la vaselina, alteran la flora vaginal. Un lubricante íntimo de base acuosa es hidrosoluble (miscible en agua) e irrita generalmente menos las mucosas y demás superficies del cuerpo. Este tipo de lubricantes tiene la tendencia a secarse durante el uso, pero aplicando agua o saliva es suficiente para «reactivarlo». Puedes probar con aceite de coco, es más natural y rico¡¡¡

Y por último:

10- Bienvenidos los humos de hiervas medicinales: Este es mi favorito; pones en un sahumador, hierbas medicinales como romero, cascarita de ajo, lavanda, laurel, palo santo, copal, mirra, y entre tus piernas que suba ese humo sagrado hasta tu vagina. No necesariamente debe ser cerca de tu vagina, que quede a tus pies está bien, tu regula la distancia para no quemarte.

 

¿Qué enfermedades pueden surgir cuándo se altera la flora vaginal?

Cuando se altera el equilibrio de la flora vaginal, los microorganismos patógenos pueden llegar a destruir las bacterias beneficiosas como los Lactobacillus. Si esto sucede, pueden manifestarse dolencias como las siguientes:

-La vulvovaginitis o vaginitis. Se estima que el 75% de las mujeres experimentan un episodio de esta dolencia a lo largo de su vida y el 40%-50%, al menos, un segundo. Consiste en la inflamación de la mucosa vaginal y de la piel vulvar, aunque no siempre ambas áreas anatómicas se ven afectadas. Las mujeres con vulvovaginitis pueden presentar eritema, edema inflamatorio de piel y mucosas, así como un aumento de la secreción vaginal, que en ocasiones puede ser maloliente. Las pacientes también pueden sentir prurito, escozor o dolor (vulvodinia).

-La vaginosis bacteriana. Se trata de una infección causada por una cantidad excesiva de ciertas bacterias que alteran el equilibrio normal de la flora en la vagina. Uno de los principales síntomas es un flujo vaginal anormal con un olor desagradable, que puede ser de color blanco o gris y poco espeso. También son frecuentes el ardor al orinar y/o la picazón en la parte externa de la vagina.

Te sugiero leer también La curación de los síntomas que manifiesta la vagina

Y también Sacral Yoni

Mj Sanahí.

Fuentes que complementaron: http://www.cinfasalud.com/y http://www.espaciodepurativo.com.ar/

Imagen: Dana Leggett

 

Publicado el 7 comentarios

Cómo curar los síntomas de tu vagina

Durante los meses de más frío suele ocurrir que las mujeres somaticen más en sus vulvas, se presentan casos de mujeres con hongos, cistitis etc.

Las invito a reconocer desde una visión holística,transpersonal sobre la curación de los síntomas que manifiesta la vulva- la vagina.

1237154_297354437069975_1452397208_nLa Vulva-la Vagina es una gruta, una cueva, un espacio húmedo, viscoso, peludo y aromático, un espacio muy vivo que cambia día a día, su color, su forma cambia en cada fase de nuestra vida de mujer, en cada edad.

Es una zona de iniciaciones, nuestras primeras experiencias corporales comienzan aquí, un lugar donde no solo se encuentran experiencias de placer y gozo, también experiencias de dolor, contracción, miedo y vergüenza. Al ser una zona de iniciaciones corporales es un gran lugar para iniciar una búsqueda espiritual y de autoconocimiento, y por lo general el último lugar al que llegamos para sanar o incluso admirar y reconocer como sagrada.

Esa zona en nuestro cuerpo femenino es crucial para nuestro desarrollo de Mujer. Las experiencias de bebe a niña como por ejemplo las primeras masturbaciones o el control de la orina o la caca se registran en la zona muscular de la vulva y el ano. La premura que muchos padres han tenido al quitar los pañales a sus hijas puede generar que se registre una memoria de dolor, vergüenza y apresuramiento en la memoria de esa zona, si la niña se orina constantemente no aguanta la caca la respuesta a la 3  o 4 vez de muchos padres es el reto, el castigo para algunas, esa memoria de “contracción” de “no estoy haciendo bien las cosas, algo tan simple como orinar o hacer caca” , “ de que ya estas grande”,esa memoria queda como frustración y la vulva lo recuerda. Es por este motivo que la sanación de nuestras vulvas es algo transversal en nuestra vida es una experiencia que hay que ver desde que llegamos a este planeta, pues desde esa primera iniciación con el baño inclusive queda una huella.

Es una maravillosa oportunidad entonces de ayudar a las niñas del mañana a respetar sus tiempos biológicos a respetar el tiempo de que su esfínter se afirme a que ella sienta el ritmo ya que nosotras las esperemos sin prisa hasta que su cuerpo sabio nos indique cuando es tiempo de quitar los pañales e incentivar nuevas experiencias con el baño. Esa primera experiencia es fundamental. (Hoy hay madres que las dejan sin pañales y es un muy buen ejercicio desde el año ½ hacia adelante si usted quiere hacerlo así, sin embargo requiere bastante atención y  observación del ritmo del esfínter de esa niña a tan temprana edad- sumado a que los pañales desechables nada bien le hacen a la vagina de la niña es por eso las posibilidades de los pañales de tela)

Al crecer las experiencias van sumándose no solo crecemos físicamente también nos vamos desarrollando como seres humanos, vemos el silencio que existe aún con respecto a la vagina, la vulva, el clítoris y la información a medias que hay de esta zona tan importante en nosotras.

Las iniciaciones en la adolescencia son igual de importante pues marcan la vida de las niñas, la información que se les pueda dar a esas niñas desde pequeñas sirve que sea honesta, clara y especialmente otorgarle el valor sagrado que posee esa zona oculta en nuestro cuerpo. Pues los hombres tienen más acceso a verse el pene, tocarlo más las niñas debemos hurguetear, abrir los labios mirar, una zona que para algunas adolescentes es fea, peluda sin embargo al educarlas en lo importante de mirar, sentir y sobre todo reconocer cada parte de su vulva es una herramienta de autocuidado fundamental.

 

1cae9a274cdcc382c2ca451b026eed08Las primeras experiencias sexuales con otro también quedan registradas no solo como un recuerdo (que algunas quieran olvidar por ej) si no también que el cuerpo tiene memoria, la vulva, la vagina tiene memoria, nuestra conciencia no está separada del cuerpo, “ella es el cuerpo, también¡¡ “ por lo tanto las primeras experiencias sexuales de toqueteos, penetraciones existen allí, si han tenido una experiencia dolorosa, las han tocado bruscamente pero por vergüenza, miedo no hay dicho nada y han simulado tener placer, pues ese “mal recuerdo” no solo queda en la memoria en el departamento “cabeza” si no que allí abajo también. Esa experiencia puede marcar la vida adulta de esa niña-mujer. Puede marcar sus elecciones y tendencias o también  puede ser para ella un gran despertar donde comienza a buscar experiencias que la hagan sentir bien, sana, disfrutando.

Y así vamos sumando experiencias, memorias, alegres, tristes, dolorosas, crueles, vergonzosas que muchas mujeres cargamos en silencio como una gran cruz.

Los seres humanos somos un compuesto de múltiples experiencias, conductas, cuerpos energéticos, cuando el cuerpo emocional se contrae, al igual que cuando tienes frío y te aprietas para guardar el máximo de calor ,pues así mismo el cuerpo emocional se contrae y aprieta y las emociones se van sofocando.

Los cientos de mecanismos de defensas que podemos tener las mujeres son increíbles los usamos para olvidarnos, evitar, escapar o enfrentar desde una postura agresiva o víctima. Cuando no experienciamos esas emociones ya sean de rabia, angustia, depresiones, ira, deseos de venganza, pues esa emoción sofocada se cuela y se transforma en un SINTOMA. Un síntoma que algunas se preguntan por qué a mi¡¡¡ qué me pasa y acuden al médico buscando respuestas, respuestas que algunos médicos dan como “ Es normal, tranquila tomate esto, métete esto y esperemos a ver qué pasa” el acto de solo tratar el acuerdo enferma más el alma y realmente trastorna más la mente de las mujeres, en lo profundo de nosotras sabemos que la vagina algo quiere decir pero no tenemos los oídos para escuchar o los ojos para ver porque no nos han enseñado a hacer eso.

El trabajo de curación- de cuidado de nuestra vulva es largo pues se van sumando experiencias día a día que el cuerpo recuerda es por este motivo que sirve liberar el cuerpo de las memorias que va acumulando, siempre le digo a mis paz-sintientes (pacientes) el siguiente ejemplo: “Si no te lavas los dientes por  4 días sale sarro, si no los lavas en 10 días el sarro ya es amarrillo y mancha el diente, si no los lavas en 1 mes las caries se apoderan de tus dientes, imagina lo que ocurre al no lavar energéticamente tu vulva o tu útero, que crees que pasa? Se enferma y por excesos y comienza a sobrepasarse mostrando un síntoma, una alerta” .

Cuando las mujeres decimos “basta ya¡¡¡¡ hasta aquí llegue” pero no nos atrevemos a hacernos cargo de ese grito salvaje interior pulsional, pues ese basta ya se va sumando y sumando y sumando hasta crear una gran caríe, una gran herida, herida que viene del alma.

Es por todo esto que el curar tu vulva requiere acudir a tu alma, cuidar tu alma, el arte de curar requiere una acción revolucionara y regenerativa, requiere que te hagas responsable de tu propio tratamiento, requiere que no busques BORRAR el síntoma tan molesto como la picazón, el mal olor, el hongo, requiere y te pide que dejes de resistirte al proceso evolutivo que estás viviendo. El síntoma en tu vulva es un gran timbre sonando y sonando al que no sirve hacernos la lesa, intentando borrar el síntoma para seguir con nuestra vida tal cual, sirve y necesita esa curación un rito, un acto espiritual.

 

“La curación no es una tarea sencilla pero tampoco una montaña inaccesible. Requiere paciencia, necesita confianza y se nutre de la esperanza, No hay un sendero único, ni una propuesta excluyente pero, del mismo modo, no hay atajos. Se trata de un camino progresivo que se va transitando paso a paso, logrando pequeños avances cotidianos, no dejándose vencer por las caídas, ni atrapar por los logros. Todos los días insistir hasta que se hace hábito”.

         Eduardo Grecco.

 

*Las afecciones que tienen que ver con Flujos en la vulva se presentan en la mujer que rechaza la sexualidad o la vive como algo pecaminoso, sucio, vergonzante, culpable o degradante. Manifiesta emociones de intolerancia o desagrado hacia la pareja.

*Los problemas de Coito, como vaginismo entre otros es un recurso inconsciente de la mujer para impedir o dificultar la penetración. Es la contracción involuntaria de la vagina que puede ocurrir antes de la penetración haciéndola imposible. Como si la mujer quisiera convertir su vagina en una guillotina. El dolor antela penetración por falta de relajación puede estar expresando rechazo o falta de preparación para abrirse a la experiencia amorosa.

*Los sufrimientos vaginales como picazón entre otras expresa la necesidad de la mujer de descubrir algo que está por aflorar y que no termina de hacerlo. La emoción que se manifiesta es de rechazo a la pareja, es un “no te acerques ami”.

Y así mismo queridas aunque generalizando un poco, es que cada una de ustedes que tiene algún síntoma en su vagina, tiene una historia única incomparable que sirve sea escuchada, acompañada de una terapeuta, mi aporte a este bello planeta es este acompañarlas en ese camino al encuentro con su alma. Un camino que día a día intento convertir en un sagrado hábito en mi propia vida.

1013734_302772089861543_893405204_nMi invitación es que reflexionen, escuchen su vagina, si tienen algún síntoma eviten automedicarse o guiarse por libros o incluso en la web donde se les indica haz esto o aquello, sirve que el proceso de curación sea acompañada pues es un viaje hacia la sombra hacia lo arquetípicamente dañado, olvidado es un viaje a la historia patriarcal que tiene este planeta es un viaje a la cultura que hemos creado al inconsciente colectivo es por este motivo que las invito a conversar de este tema y sobre todo a tener paciencia en sus procesos de curación, solo ustedes pueden dar la mano a su alma, el camino de quienes acompañamos es incentivarte a seguir y apoyarte cuando menguas en tu camino.

Un cálido abrazo.

Mj

*Investigación complementada en los cursos con  Ana Silvia Serrano.

Imagen  de Jacqueline Secor Art