Publicado el Deja un comentario

¿Cómo recuperar la sensibilidad del útero?

casi

“Cuando una niña llega a la adolescencia tiene el útero tan rígido y contraído, que hasta la mínima apertura del cérvix para la menstruación le produce fuerte dolor. Pero sabemos de jóvenes que tenían reglas muy dolorosas, que han dejado de tenerlas después de adquirir conciencia de su útero, visualizándolo, sintiéndolo y relajándolo.

Tomar conciencia del útero, visualizarlo, sentirlo y relajarlo puede lograr mejores y más satisfactorios resultados que las saldevas.
Para recuperar la sensibilidad uterina la primera cosa que hay que hacer es explicar a nuestras hijas desde pequeñas que tienen un útero, para qué sirve y cómo funciona. Explicarles que cuando se llenan de emoción y de amor, su útero palpita de placer. Tenemos que recuperar con ellas las verdaderas danzas del vientre, para que cuando lleguen a la adolescencia no tengan reglas dolorosas, sino que se sientan en ese estado especial de bienestar.
Hay que recuperar la transmisión por vía oral de la verdadera sabiduría, de una sabiduría hecha de experiencia, complicidad y empatía visceral; es decir, una sabiduría gaiática, que se comunica por abajo, al margen de las relaciones de Autoridad, que fluye con la sinfonía de la vida, que se derrama con el deseo, que sabe sin saber que sabe prácticamente todo acerca de la condición femenina escondida en el Hades, y reconoce lo que es bueno y lo que es malo para la vida humana.

Las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas. De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre”

Casilda Rodrigañez https://sites.google.com/site/casildarodriganez/

 

 

MJ Sanahi.

www.afloramujer.cl

Publicado el Deja un comentario

Que despierte tu vientre uterino

 

sanacion-del-uteroEs necesario que despierte tu vientre uterino, que sea sanado de todo el dolor, miedo,  frustración y rencor, cargamos con miles de años de dolor en lo femenino, desprecio y agresión a la Diosa.

Y sólo volviendo a ti, que puedes sanar, y volver a la conexión profunda con tu corazón que está unido al todo- al uno-

Tu sentir te guiará.

 

 

Imagen de Paulina Díaz- Naulipa.

MJ Sanahi. (Si compartes cita por favor)

www.afloramujer.cl

 


 

Publicado el 2 comentarios

“Metamorfosis”Un ritual para las mujeres con histerectomía

¿Por qué hacer un ritual si ya no tengo el útero?

hysterosHan llegado a mi preguntas y clientas que me expresan lo siguiente ¿y si ya no tengo útero puedo participar de los círculos de mujeres?, o me expresan que no lograron entender hasta ahora el por qué el útero se enfermó y quisieran poder despedirlo y seguir ordenando y limpiando la energía uterina.

Este es un ritual para realizar alquimia, si bien el útero físico ya no está, realmente no es problema para seguir trabajando en tus memorias uterinas, pues el útero energético sigue existiendo, este es el corazón de la vida, y es esta energía de vida que recorre todo nuestro cuerpo que aún podemos alquimizar, aunque no esté el órgano receptáculo, nuestro cántaro sagrado llamado útero. Trabajaremos en entender que emociones sofocamos para que nuestro útero enfermase, liberamos esa energía de nuestro campo y elevaremos la vibración de nuestro útero energético. Y reclamaremos nuestra sacralidad.

El rito de paso se aplica a los momentos importantes en la vida una mujer, y este es uno de esos tantos momentos, pues la posibilidad de resignificar el adiós a una parte de mi misma merece el mismo valor que aquello que se nos entrega, luego de una operación así, somos una nueva versión de nosotras mismas.

Realizar este ritual te motiva a comprender que sigues siendo una maravillosa mujer, que el dejar ir tu útero por enfermedad no te hace menos mujer, tal vez el útero como órgano se haya llevado consigo, al ser extirpado, pequeños o grandes dolores emocionales que albergabas en ese corazón de vida, tus heridas en lo femenino, y los patrones mentales de relación con lo femenino que eran inútiles para tu crecimiento fueron manifestados en tu útero, por lo tanto ese útero dio su vida, para que tu sigas adelante. La energía siempre se transforma por lo tanto al no estar presente el útero, esas emociones, creencias, pautas de comportamiento contigo misma y con los demás posiblemente sigan enfermando otras partes de ti, si no haces la metamorfosis completa, por lo tanto tomaremos lo que nos entregan los síntomas que manifestaste anterior a la operación y trabajaremos en ellos de manera  que realmente dejes ir aquello que enfermo tu vientre y te permitas volver a entrar a la vibración de tu sagrada femenina. Trabajaremos energéticamente en la cesárea para poder re establecer la malla energética en la zona de la operación.

 

Valor: $25.000

Inscripción: contacto@afloramujer.cl

Lugar: Pedro Torres 947 ñuñoa. Santiago-Chile.

 

 

Publicado el Deja un comentario

Tu puedes mover tu útero-Ejercicios

Los músculos del útero cuando no se utilizan se ponen rígidos

6Que si, el útero lo puedes mover. De hecho el endometrio se mueve a oleadas a lo largo del ciclo en el útero no gestante. En palabras de una Mujer que admiro mucho y les recomiendo siempre leer; Casilda Rodrigañez

Casilda asevera que los músculos del útero, cuando no se utilizan se ponen rígidos, pierden elasticidad y funcionalidad. De hecho W.Reich en su libro “la función del orgasmo” también lo informa.

Siempre les sugiero que lean, estudien, y lleven a la práctica, así es que les dejo unos ejercicios. Yo estoy comenzando mi sangre menstrual y practicar estos ejercicios previo a este periodo ayuda a vivir una menstruación sin contracciones, calambres ni espasmos de tu útera.

Aquí te había dejado ejercicios que disfrutes¡¡¡

Todos estos ejercicios y muchos más los practicamos en los talleres y círculos de mujeres.

Pues bien a practicar: Posición acostada

1.-Primero ubica tu útero con tu mente imaginaria. Ve bajando un poquito bajo el ombligo y ya está por ahí cuando sientas calientito ya llegaste. Mira que fácil.

2.- Toca tu útera: Con la palma de la mano, la parte más gordita de tu mano, el llamado monte. Toca y donde sientas más sensibilidad están tus ovarios.

3.-A tu boca y mandíbula: Lleva tu atención a esa zona, relaja la mandíbula, al relajarla la mandíbula se relaja tu pelvis y útero.

4.-Flecta rodillas, manos a los acostados (sigues acostada) y levanta las caderas hacia arriba como si te jalarán de arriba, crea un puente, sostiene 3 segundos arriba y baja, descansa. (Hazlo por 3 veces).

5.-Sientate sobre tus talones creando con tus dedos gordos de los pies un triángulo, que solo se toquen las puntas atrás. Manos sobre las rodillas y contrae suavemente la entrada de tu vagina hasta sentir que llegas al útero contrae suave y sintiendo que subes por tu vagina, relaja y repite dos veces más hasta sentir la vibración y el calor que se genera. Lleva la palma de tus manos hacia arriba y recibe el prana, energía, cierra tu pulgar con tu índice y respira profundo, luego lleva tus manos a tu útero y sonríele.

 

Mj Sanahí

 

 

 

Publicado el 4 comentarios

Ejercicios para tu vientre sagrado

 

pretty-woman-in-field-820477_960_720Una vez al día has estos ejercicios, una música alegre y a disfrutar. Son solo 3 a 5 minutos al día. Cualquier música, en cualquier lugar y tu matriz disfrutará.

1-Masaje de la Energía sexual.Esta práctica, hace que los órganos se muevan rítmicamente, fortaleciendo y promoviendo la circulación sanguínea. Entrar en este ritmo favorece tu ciclo de fertilidad y estimula el sistema inmunológico-la glándula hipófisis, pituitaria y timo-los ovarios y fortalece el útero, estimula los riñones.

→De pie- Despegas el metatarso del suelo, dando golpes rítmicos con los talones golpeando el suelo…varias veces. De 8 a 15. Y en aumento a 30. Recuerda inhalar al subir, exhalar al bajar- enfoca tus ojos en un punto para tener equilibrio.

2.- Desbloqueo energía pélvica.→Esta práctica activa el chacra raíz y sacro.Movimiento de la pelvis y la lumbar. Manos en la cintura medio circulo a la izquierda x 8 veces y medio círculo a la derecha por 8 veces. Rodillas semi flectadas, visualiza que tienes un péndulo colgando desde el sacro y formando un medio circulo en la tierra. Inhala y exhala normalmente.

3.-Círculos e infinito.
→Esta práctica consiste en hacer círculos hacia la derecha y luego a la izquierda. (Como haciendo el ula ula.) Visualizas un péndulo que cae por tu vagina a la tierra y formas un circulo a tus pies, el movimiento es lento y aumentando posteriormente. Ojos cerrados rodillas semi flectadas, manos en las caderas.Puedes comenzar a realizar 20 círculos a cada lado y aumentar a 100 círculos.Y posteriormente dibujar un 8 acostado (infinito) con las caderas.8 veces el infinito hacia adelante y 8 hacia atrás. Sintiendo que tus caderas son alas de mariposas.

4.- Desbloqueo parte inferior.→Esta práctica promueve la circulación de la tierra al cielo.De pie, manos en las rodillas abrazan la rotula.Movimiento de rodillas hacia adentro 8 veces y hacia afuera 8 veces.

Mj Sanahí.

 

Publicado el 2 comentarios

El óvulo y el espermatozoide: el comienzo de todas las diferencias.

Pilar sordo trabajo en una investigación maravillosa, quizás ya has leído su libro, Viva la diferencia, y el complemento también…. Si no lo has hecho, ve a conseguirlo¡¡¡¡ te lo recomiendo. Yo lo leí hace muchos años y siempre rescato lo que ella expresa en ese libro.

Lo que hizo fue, entrevistar a cuatro mil personas y que asociaran libremente las palabras óvulo, útero, folículo y espermatozoides. El objetivo fue permitir que expresaran todo lo que se les ocurriera ante cada opción.

En el curso de estas asociaciones aparecieron un sinfín de términos que representarían lo que podría llegar a configurar un “arquetipo”, en tanto que este se rige como representante de todo lo que definimos desde lo biológico, lo femenino y lo masculino, es parte de nuestro insconciente colectivo y de lo que hemos ido entendiendo en relación con lo que implica ser femenino o masculino.

 

Asociaciones frente a la palabra óvulo o folículo.

Solo, espera, acoge, vida, emoción, menstruación, dolor, paciente, no competitivo, sexo, amor, lento, receptivo, maternidad, mujer, fertilidad, finitos, buena resistencia de vida, huevo, retención, retiene, cuida.

 

Asociaciones frente a la palabra espermatozoide.

Rápido, muchos, competencia, meta, logros, conquista, velocidad, desafío, sexo, poca vida, egoísta, solo les importa llegar a su objetivo, vida, amor, entrega, necesario complemento, técnica, suelten, se sueltan, producción.

 

Es importante aprecia cómo ya en esta primera asociación se piensa o se relaciona libremente el concepto de sexo con lo masculino, y el concepto de amor con lo femenino. También aparece la palabra dolor asociada con lo femenino. Me permito adelantar a modo de comentario, que la repercusión más importante de esta asociación se refleja en que culturalmente lo femenino está vinculado al sufrimiento, lo que disminuye las probabilidades de que se valoren los aportes femeninos a la sociedad.

Retener y soltar, son funciones naturales en los seres humanos, en la investigación que hizo pilar sordo, aparecieron dos palabras que fueron repetidas en casi la totalidad de los casos y siempre estaban vinculadas al mismo concepto. Se trata de las palabras Retener, en el caso de lo femenino. Y Soltar en el caso de lo masculino.

Al parecer en lo masculino es natural la liberación y la capacidad de desprenderse y soltar los procesos; de hecho un hombre, no puede generar vida si los espermatozoides no salen de él, por lo tanto, necesariamente debe soltarlos. Por otra parte, una mujer, no puede generar vida si no tiene la capacidad de retener a un bebé dentro de sí.

Con el RETENER tienen también mucha relación, conductas propias de nuestra vida cotidiana tales como: guardar alimentos en el refrigerador pensando que los podremos volver a utilizar; no botar los papeles de la cartera y traerla siempre llena de cosas “por si a caso”, guardar ropa en nuestros closet, que no es de temporada, “también por si acaso”.

Otros ejemplos de esta capacidad retentiva propia de lo femenino tienen que ver con el hecho de insistir en preguntar, de necesitar verificar los sentimientos de los otros: “¿me quieres?”,” ¿me extrañaste?”, “¿Cómo le fue?”, “¡cuéntenme¡”, “¿qué les pasa?”

Lo mismo se aprecia en nuestra capacidad para enfrentar conflictos: las mujeres solemos ser más lentas que los hombres para procesar nuestros conflictos, nos cuesta más olvidarnos de ellos y pasar de una etapa a otra; generalmente tendemos a quedarnos pegadas o adheridas a nuestros conflictos y angustias. Esto hace muy difícil la comprensión desde lo masculino ya que para los hombres conflicto solucionado es conflicto olvidado y ya no forma parte de su repertorio conductual.

En el libro aparece esto y mucho más…realmente léanlo y podrán entender muchas cosas, de ustedes mismas y de los hombres.

Agrego a esto que las mujeres también tenemos la capacidad de soltar¡¡¡¡ y es mientras estamos menstruando, ese es el momento, nuestro momento de liberar y soltar….  Nuestra anatomía y biología, nuestro cuerpo, es el mensaje.

Hasta la próxima.

Mj Sanahí.

Libro “viva la diferencia, y el complemento también” Autora, Pilar Sordo.

 

Publicado el Deja un comentario

La energía úterina es más lenta que la energía ovárica.

El tiempo de gestación biológica del feto es de nueve meses lunares, mientras que el tiempo de gestación biológica de un ovulo es solamente de un mes lunar, podemos imaginar el útero como la tierra, sea simbólica o biológica, en la cual va a desarrollarse con el tiempo las semillas creativas de los ovarios.

La energía ovárica es más dinámica y cambias más rápidamente que la del útero. En los años reproductores, los ovarios sanos crean nuevas semillas cada mes de forma dinámica. Cuando esta energía ovárica dinámica necesita que le prestemos atención, los ovarios son capaces de cambiar con mucha rapidez. Un quiste ovárico puede hacerse grande en cuestión de días en las circunstancias adecuadas.

La salud de los ovarios está directamente relacionada con la calidad de las relaciones de la mujer con las personas y cosas que la rodean. Los ovarios están en peligro cuando la mujer se siente controlada o criticada por otras personas, o cuando ella controla o critica a los demás.  (Dra. Christiane Northrup)

Bibliografía

Cuerpo de Mujer sabiduría de Mujer- Autora. Dra. Christiane Northrup.

 

Publicado el 25 comentarios

La memoria energética del útero.

mujeres2

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente?

Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto de conexión con este espacio sagrado. Al llevarlas a este lugar, tu mente también se dirigirá allí. Simplemente respira desde tu útero, sin forzar. Inhala y siente cómo tu útero crece y al exhalar, percibe cómo decrece. Mantente unos segundos allí. ¿Es agradable? ¿Qué sentiste?

Para algunas personas puede sonar extraño que el útero deba limpiarse energéticamente. Quizás, porque cuando utilizamos la palabra “limpiar”, asumimos que algo se encuentra sucio o impuro. Sin embargo, no tiene relación con esto, sino más bien con la necesidad de re-significar nuestro útero e incorporarlo a la psique de la mujer, pues por mucho tiempo este quedó relegado al mundo del sufrimiento y del dolor. En este sentido, “limpiar” significa dejar espacio, liberar y soltar.

¿Es el útero algo más que un órgano? 

Pues sí, el útero es nuestra matriz sagrada y en él habita un enorme potencial energético. Es nuestro cuenco, donde nace la vida y el placer. Es un reflejo de nuestro corazón femenino. El útero no es solo un lugar, donde nuestros bebes crecen, es el órgano que recibe nuestras emociones a lo largo de toda nuestra vida de mujer.

Bajo el vientre podemos distinguir el “centro de sensaciones”, que es el espacio de lo femenino, dotado de gran energía. Todas desplazamos muchas cosas hacia este lugar y es por esto que allí se generan una serie de problemas, que pueden ser provocados por temas específicos, como una vida insatisfecha o llena de dificultades, asociada a distintos ámbitos, tales como preocupaciones en el trabajo o con la pareja, vida sexual insatisfecha, entre otros. Si no logramos sentir o liberar  estos problemas, la energía que allí yace se estanca y muchas veces deriva en síntomas, que pueden manifestarse desde un simple dolor, hasta quistes, miomas, o desorden hormonal.

El útero por excelencia recibe, pero también tiene la capacidad de entregar, liberar y soltar. De hecho, todo en la naturaleza tiene la facultad de contraerse y relajarse, de recibir y de entregar. Así es la armonía que nos rodea. Sin embargo, a la mujer no se le educó sobre el poder que tiene su útero, sobre todo, se censuró su capacidad de soltar. Se le inculcó miedo al liberar y relajar, entonces los úteros se enfriaron y dejaron de vibrar, palpitar y moverse. Las mujeres dejaron de abrir sus vaginas para permitir el paso de sus bebés. De hecho, la menstruación “que liberamos mes a mes” fue interrumpida con pastillas, tampones y toallas que absorben la sangre. En síntesis, el arte de “liberar” se maltrató. Apuntaron con el dedo a aquellas que bailaban en torno a una fogata o movían su pelvis libremente, y a otras las quemaron por esta libertad, por este acto de soltar. Las mujeres “que aguantaban” parecían ser fuertes y valerosas parecían y las mujeres “que decidían” eran tratadas de desobedientes.

Me gusta sentir la energía que me rodea, sin embargo, cuando comencé a entender específicamente la energía del útero, no sólo de mi propio útero, sino que el de otras mujeres, a través del trabajo energético de sus vientres, doy por confirmada la diferencia que existe entre “un antes y un después”. El trabajo energético de los úteros sana y te hace ahorrar años de terapia.

Con el tiempo comprendí que el útero capta la energía psíquica, es decir,  energía psíquica, entendida como la energía de los procesos de la vida se puede transmitir en el útero de la madre.

En el útero de la mujer crece la vida de hombres y mujeres. Como madre que soy, entendí en cuerpo y alma que todo se traspasa durante la etapa gestacional. Lo que una madre vive, siente, entiende, incorpora, sueña y anhela, es percibido por su bebe. Es innegable la comunicación madre hija(o) que se da en la etapa gestacional, por lo que la psique femenina (es decir nuestra alma femenina) habita en nuestro útero. Quizás, no en vano Freud y sus colegas llegaron a la síntesis de que si la mujer logra liberar la energía psíquica estancada o bloqueada en su útero, sanará su mente y, por qué no, su comportamiento ante la vida.

Un poco de historia y de histeria

A mediados del siglo XIX, los úteros de las mujeres comenzaron a enfermar, siendo la sexualidad femenina un objeto de estudios científicos. Algunos casos obedecían a úteros que se ponían rígidos, perdiendo elasticidad y funcionalidad. Los síntomas de estas mujeres incluían mal dormir, retención de líquidos, pesadez abdominal, espasmo muscular, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza y tendencia a causar problemas, debido a sus estados violentos. A esta enfermedad le llamaron paroxismo histérico, más conocido como histeria. El método utilizado para sanar sus síntomas era recibir masturbación del médico, quien realizaba un masaje pélvico, estimulando los genitales de la mujer hasta llevarlas al orgasmo.

El deseo sexual reprimido de las mujeres

            El desconocimiento sobre nuestra sexualidad y el habernos alejado de nuestros cuerpos nos ha creado una represión en el ámbito de lo sexual. Tal como lo expresa Paula Pérez, investigadora de Ginecología Natural: “nuestra sexualidad v se ha visto como un territorio que se controla, se analiza y se somete” (Manual introductorio a la ginecología natural. Santiago: Ediciones Ginecosofía, 2015, p. 31).

Gracias al paroxismo histéricoSigmund Freud empezó a entender que había algo más que la conciencia, es decir, comenzó a descubrir la existencia del inconsciente. Es así como al entrar en las vaginas y úteros de las mujeres Freud terminó por afirmar que lo que se conocía como histeria femenina era provocado por un hecho traumático que había sido reprimido en el inconsciente.

¿Podríamos decir entonces que el inconsciente se hospeda en el útero? Quizás, si Freud leyera esto, ¡me haría un lavado vaginal de inmediato por desordenada y desobediente! Sin embargo, creo que sí, que en nuestros úteros habita memoria, información y energía en estado inconsciente y que liberándola podremos acceder a la sanación de la energía femenina, individual y colectiva.

El útero participa en todas las enfermedades de las mujeres. De ahí que antiguamente realizaban la HISTEROSTOMIA a las mujeres que padecían de HISTERIA o tenían problemas psicológicos, depresiones o angustias. Al parecer, sacando el útero la mujer sanaba mental y emocionalmente. Sin embargo, la propuesta de este presente es escuchar tu útero y dejar que se exprese, liberándolo, pero no de tu cuerpo. Más bien todo lo contrario; encarnarlo a tu cuerpo y sanar desde adentro.

He estudiado e investigado de manera personal que el útero adquiere y recoge memorias por medio de 4 energías:

A través del Linaje Femenino: La información se pasa de útero a útero, por la  unidad dual madre-hija. Cada hija trae consigo a su madre, y a todas las madres que existieron antes que ella. Podemos registrar en la etapa gestacional las impresiones y sentimientos de nuestra madre. También, podemos reconocernos entre las mujeres de nuestro linaje femenino y encontrar muchas cosas en común; incluso sueños, deseos, hábitos y carácter. Recibimos energía de nuestro linaje, pues nacimos del útero de una mujer, de su copa, de su matriz, del lugar donde ella dirige sus emociones, pero donde también sofoca su sentir. Por ende, crecer en el vientre de nuestra madre nos conduce necesariamente a entender y sentir nuestra línea materna y, en algún  momento, a empatizar, aprender y por  qué no, sanar junto a ellas.

Por medio de la Impregnación Energética: Es cuando intercambiamos fluidos, como semen y fluido vaginal. De esta manera se activa el detector de las variaciones físicas o químicas, que provienen del interior del individuo con el que compartimos nuestros fluidos. Cuando intercambiamos fluidos, no solo estamos asimilando la información química que nos entrega este proceso. También estamos obteniendo el psiquismo celular de nuestras parejas. Y en la virtud mal aspectada que muchas mujeres tenemos de retener, es que contenemos ese psiquismo celular de la pareja con la que estuvimos sexualmente en nuestro útero. En un curso de yoga kundalini, impartido por Nam Nidham Kaur en el año 2009, nos explicaban la visión de Yogi Bhajan sobre el modo en que las experiencias sexuales son impresas en nuestra aura y en nuestra mente subconsciente. Cada uno se impregna con una intensidad diferente. Las mujeres son muy sensitivas y recibidoras de la cualidad penetrante del hombre. Cuando un hombre penetra a una mujer, el aura de ella quedará impresa durante 7 años en un orden decreciente, a medida que se aleja de la fecha de la penetración. Si te preguntas, ¿en qué te influye tener impresa la penetración de una pareja en tu aura? Sigue leyendo.

La impregnación funciona así: Recibimos, retenemos, acumulamos información de nuestras parejas sexuales y la sostenemos en nuestro útero. Esto ocurre en cada relación sexual, cobijando esa frecuencia en la que transitamos con nuestro acompañante sexual. En cada encuentro, cuando el semen entra o cuando hay  un  beso e intercambiamos saliva, estamos compartiendo material genético, información y energía. En la cultura oriental bien se comprenden estos fluidos como la VIDA. Y ciertamente en ellos hay mucha información. No por nada, para saber cómo está tu cuerpo se examinan fluidos, como la sangre, la saliva, el flujo vaginal o el semen. En este sentido, si vemos el útero, tal como lo dilucidaron los médicos de la antigüedad; como una  llave para la comprensión de la psiquis femenina, encontramos entonces que tiene una vibración y frecuencia tan alta que retiene y recoge información, igual que nuestro cerebro. Esto nos hace notar que lo que retenemos en el útero, sea nuestro o no, pasa directamente a afectar nuestro pensar y actuar. Así, las hormonas se polarizan, segregamos más testosterona que estrógeno y progesterona y nos masculinizamos. Por esto, no sabemos la dirección a tomar, surge mucha duda, nos sentimos incomprendidas, perdidas en algunos casos y tantas cosas más. Muchas de nosotras no llegamos a entender por qué entramos en esto y consultamos cientos de terapeutas y psicólogos para que nos sirvan de brújula para encontrarnos… y la brújula siempre existió, sólo que está tapada por energías que no son nuestras y que están demás en nuestro interior, en nuestro espacio psíquico uterino. Esta comprensión nos lleva a descubrir por qué nos hemos alejado cada vez más de nosotras mismas, de nuestra esencia innata de sanación y dirección. En definitiva, de nuestra esencia femenina y de la fidelidad a nuestra alma.

Por medio de la Emisión de Energía (necesita proximidad y tiempo): ¿Les ha pasado que cuando se juntan con sus amigas durante tres o cuatro días (incluso menos) en un mismo espacio, comienzan a menstruar todas juntas? Esto se da por la emisión uterina por proximidad entre mujeres y asiduidad. Es decir, este psiquismo femenino surge por la proximidad de vibración entre una y otra mujer. De ahí que en los círculos de mujeres se libere en todas la hormona oxitocina, que es activada por proximidad. Está demostrado que esta mejora la capacidad de las personas de confiar en otros, promueve la actividad social, supera el temor a la traición y crea un círculo de confianza y afecto. En consecuencia, esta hormona SANA la ruptura de la hermandad femenina y restablece la confianza en otra mujer, sea conocida o desconocida, pues empezamos a emanar y a recordar el origen es decir LA UNION. De la misma manera, al dormir con un acompañante, pareja o esposo que está constantemente enojado, con rabias o mal humorado (emociones por las que todos pasamos) lo sentiremos por emisión y es probable que entremos en su misma frecuencia energética.

circulo-mujeres

También tenemos los introyectos: Un introyecto es una idea, una creencia que se absorbió en determinado momento de la vida, usualmente, en la infancia. Esta idea, tal vez, ya no responde a la situación y necesidades presentes, pero sigue vigente. La mayoría de las veces un introyecto toma forma en una oración con la palabra debes o deberías. Por ejemplo, si durante tu infancia te decían: “debes ser una mujer fuerte y mantenerte al pie del cañón y una mujer fuerte es la que lucha”, o bien, “las mujeres debieran ser obedientes y buenas niñas”, seguramente, estas aseveraciones aún repercuten en tu vida adulta. Si has pasado por un momento difícil y no puedes manifestar tu debilidad, no te permites llorar o sentir e incluso confiar o delegar, te aseguro que a través de la revisión de tus introyectos de mujer encontrarás frases, como las descritas anteriormente, que no se adaptan a tu presente. Posiblemente, sea tiempo de soltarlas para incorporar creencias que te fortalezcan y empoderen como persona, como mujer sagrada.

Ahora bien, ¿significa esto que un introyecto es malo? No, solo que puede no responder a la necesidad que tiene tu alma en el presente y, por ello, puedes sentir frustración, miedo, inseguridad y desconformidad, muchas veces sin saber la causa, conscientemente. Es más; algunos síntomas se presentan por introyectos, como por ejemplo, “ando enferma, pues ando con mi regla”, “pronto me voy a indisponer”, “para qué voy a ir a esa reunión si será lo mismo de siempre, me dejarán en lista de espera”, “para qué tratar de quedar embarazada si ya llevo 10 intentos y no pasa nada, mi útero no me funciona” etc. Una larga lista de creencias que se anidaron en nuestra mente femenina, por ende en el útero.

En el curso Clínica, herramientas y proceso terapéutico en geometrías de obsidiana, Ana Silvia Serrano nos explica sobre la energía que habita en el inconsciente femenino:

Y para qué decir de la energía que aún anida en el inconsciente femenino a nivel colectivo y que muchas pasamos por alto, las historias de sufrimiento, humillación, dolor que hemos grabado en nuestros cuerpos, en nuestro inconsciente. Historias que han quedado reprimidas y bloqueadas a nivel individual y por ende colectivo. Por ello, es inminente atender las historias de vida que no hemos logrado cambiar y repetimos una y otra vez, año tras año, siglo tras siglo, vida tras vida (Santiago, 2013).

Como pueden ver, el útero es más que un órgano encargado de acunar bebés, pues en él reside una energía que fue digna de investigar por muchos hombres y que, actualmente, solo las mujeres que han despertado a esta sensibilidad uterina conocen. Son estas mujeres las que logran moverse en el mundo, recibiendo información de sus sentidos desde vientre, donde está la llave hacia su psiquis.

Está en nuestras manos el don de sanar nuestro útero, re-significarlo y permitir que entre en nosotras la energía femenina-comprensiva, compasiva, incluyente, sanadora, sabia y creadora. Los pensamientos en positivo sobre nuestro útero; cuidarlo y sobre todo escucharlo, nos llevan directo a la llave que nos dirige al ALMA FEMENINA, a su sanación personal y colectiva, visualizándola como un alma integradora y amorosa.

Siente tu útero como una copa, una copa en la que entra información. Tú eres la encargada de hacer alquimia con ella, entregando tu sangre menstrual a la tierra y permitiendo con este acto, ayuda real para que tu linaje se libere de ataduras establecidas, generación tras generación, y así también honrar al hombre que visitó este espacio sagrado.

Articulo escrito po María José Méndez (Sanahí). Si tomas este articulo cita a www.afloramujer.cl

Publicado el 8 comentarios

¿Cómo liberar la energía psíquica estancada en la memoria de tu útero?

utera

A propósito del primer texto vuelvo a reitera que “limpiarlo” no significa asumir que está sucio o impuro, simplemente vamos a este lugar porque el útero es muy importante de resignificar e incorporar a la psique de la mujer y hay varias cosas que te sirve dejar ir. Y les voy a comentar por qué:

1.- Porque si vas a tu útero, a su energía, encontrarás información, como si fuera un pendrive o una caja donde vas guardando y guardando energía, memorias y emociones, y realmente no liberando mucho.

2.- Te sirve realizar un trabajo energético en tu útero, para acceder a tu corazón de mujer. No solo tenemos un corazón al centro del pecho, que bombea sangre y vida a todos tus órganos, sino que también hay un segundo corazón que es el útero, que también posee la sangre de la vida y libera energía magnética para atraer lo que más deseas y quieres manifestar.

3.-Ver desde adentro tu vientre, te permite también acceder a curar la herida ancestral de lo femenino, y es en todas nosotras que existe esta herida. Pero como dice RUMI, la herida es el lugar por donde la luz entra, por lo tanto que ganas de ir hacia esa fisura y permitir que las ramas y musgo, piedrecillas que la taparon las dejemos ir para permitir que por esa fisura entre luz.

¿Del útero a la mente? Pues si¡¡¿Qué relación tiene la mente con respecto a mi útero?

Vamos por parte… Nuestra mente se convierte en nuestro cuerpo, según la doctora Candace Pert quien es una psicofarmacóloga de prestigio internacional. Esta gran mujer indica que el cuerpo y la mente son una sola cosa. En sus estudios ella observa que lo que pensamos tiene una enorme influencia sobre nuestra salud. La mente, ideas y emociones afectan nuestra salud física ya que existe siempre un aspecto psicológico en toda enfermedad. La idea principal es que lo que pensamos tiene una enorme influencia sobre nuestra salud. La mente, las ideas y las emociones afectan a nuestras moléculas, a nuestra salud física, mucho más de lo que se creía.

La propuesta es clara, para “limpiar” la energía de nuestro útero debemos ir a la mente y las emociones (emotional thoughts). La mente esta en todo el cuerpo, cada órgano tiene memoria. Y tal como dice la doctora Pert los estudios científicos han demostrado que las emociones son en realidad las moléculas que rigen toda la fisiología.

Limpiar significa dejar espacio, liberar, soltar, dejar ir cualquier emotional thoughts, conceptos falsos de ti misma, ideas que te quitan empoderamiendo personal, defensas que te impiden ser feliz y amorosa, miedos que te paralizan, rabias que te enferman, penas que te amargan, etc.

Entonces la premisa “la mejor inversión que pueden hacer es invertir más tiempo en sí mismas”, es crucial para darte el tiempo de ir hacia adentro, de tener ese tiempo valioso que te llevará a conocerte mucho mejor, saber que es importante para ti y que debes dejar ir.

Toma conciencia de tu útero no solo cuando estés en pareja. Algunas mujeres integran el útero a su conciencia y vida femenina cuando comienzan a tener pareja y se ocupan de no quedar embarazada y recién ahí se dan cuenta de ese órgano. Tienes que comprender que el útero es un espacio donde desplazamos nuestra emociones femeninas, y por ende encontraremos no solo energía de los hombres con los que hemos tenido alguna relación, sino también emociones, pesares, quejas, dolores que nosotras mismas nos hemos callado, guardado, o incluso  negado que existen.

Cuando una va con el objetivo de limpiar y dejar ir memorias que habitan en la energía de su útero, debes estar clara de que es un trabajo personal y no sólo una tarde taller, y ya está. Tampoco es algo que yo haga por ti, ni que nadie realmente pueda hacer por ti, es un trabajo diario de cambio de hábitos, y de un viaje profundo donde no solo te puedes conectar con tu energía sino también con la energía colectiva de las mujeres y todo lo que hemos vivido en el pasado.

En el artículo anterior les escribí sobre la psiquis y como está ligada también al útero. Si bien la psiquis no tiene realmente un espacio físico dentro de nuestro cerebro, si tiene relación con lo que ocurre en nuestra mente e influye en nuestro cuerpo, y en el caso de este artículo, por supuesto en las influencias que nuestra mente tiene en nuestro útero, hormonas y glándulas.

Y teniendo ya integrado que las enfermedades o síntomas tienen su origen en nuestra mente y emociones, primero es importante entender que las emociones no son sólo unas moléculas físicas del organismo, sino una vibración, una energía que influye sobre el mundo. De hecho, según Pert las emociones son un puente no sólo entre la mente y el cuerpo, sino también entre el mundo físico y el espiritual.

 Así es que todo aquello que tenemos guardado en nuestra mente, en el subconsciente, y que hemos estancado, solapado, negado, no asumido, y mucho más si hay algo que nos molesta, nos enoja, nos causa dolor, o no hemos podido expresar en la materia y ha quedado inconcluso, generando frustración por ejemplo pues en algún momento se va a manifestar en la materia como síntoma, físico o psicológico.

¿Entiendes ahora por qué es importante ir a tu mente (subconsciente y consiente) para “limpiar” nuestra memoria úterina?, es por esto que les hablo de memoria uterina y que para dejar ir lo que con respecto a nuestra energía femenina nos ha dolido, nos ha costado, nos ha generado sufrimiento pues             es que vamos al útero y su conjunto de canales, ovarios, trompas, glándulas.

Ya saben que el útero capta la energía psíquica, es decir la energía de los procesos de la vida, como lo expresa Jung. Siguiendo con esta idea y como les comentaba en el artículo anterior la energía psíquica se puede transmitir en el útero de la madre, en el parto, y a lo largo de la vida femenina. Las enseñanzas yogicas lo dicen también. Para algunas mujeres todo el embarazo es un recuerdo de sus traumas pasados no resueltos. Todo lo interno y externo de la madre afectara al bebe. El estado de la mente que ella tenga, sus pensamientos, situaciones, las palabras dichas, la alimentación que ella coma, el estado mental de la madre se imprimirá en el subconsciente del bebe. Es por esto que el principio de transmisión de energía, (linaje de mujer a mujer) es corroborado.

El cómo vivimos, enfrentamos e interiorizamos los procesos de la vida, es también como nos referimos a nosotras mismas como mujeres, con las diferentes fase, ciclos, cambios, muertes y renacimientos por los que pasamos.

 El cómo veas los procesos de tu vida femenina, proyectará sin duda energía a tu útero, por ser este el órgano de la vida, no solo donde se gesta la vida física, sino donde también proyectamos y desplazamos nuestras emociones y se muestra la vida emocional que tenemos con nosotras mismas y con el resto. Es por esto que los introyectos, es decir, estas ideas y creencias que hemos absorbido en determinado momento de la vida, usualmente en la infancia, sobre ser mujer, y habitar este cuerpo femenino, realmente dejará una impronta en tu mente, seas o no consiente de esto.

Freud y sus colegas llegaron a la síntesis de que si la mujer libera la energía psíquica estancada o bloqueada en su útero sanará su mente y por qué no, su comportamiento ante la vida.

Lo liberador de hacer el trabajo de limpiar tu subconsciente e ir directo a la memoria de tu útero, es que puedes dejar ir mucha basura psíquica y obtener de vuelta salud, creatividad, intuición, y la posibilidad de anidarte a ti misma, de morir y renacer constantemente.

Liberar la información de nuestro subconsciente es primordial, ese espacio es como un basurero que necesita ser limpiado, de hecho diariamente. Es por eso que al tener esta relación de la psique, el subconsciente, el consciente y lo inconsciente con nuestro útero femenino pues nos deja mucho trabajo que hacer.

altar2

¿Ahora por donde empezamos y lo hacemos de manera divertida?

1.-Saber de dónde venimos, conocer a tus ancestras, abuela, madre y que te informen sobre cómo fue tu gestación, el parto y los primeros 7 años de tu vida junto a ellas. Y si ellas recuerdan algo sobre su infancia y tu abuela te puede conversar sobre como estuvo ella cuando gesto a tu madre pues en hora buena que bienvenida es esa información para ti. ¿De qué te sirve hacer esto? Pues para saber a dónde vas, emprender un camino sabiendo cuáles son esas raíces y poder tomar la elección de vida que tú desees con toda tu alma, horrando, agradeciendo y dejando ir lo que por tradición familiar puede haberse estancado.

2.-Actualizate todo el tiempo. Me refiero con esto a que libera tu mente, no te sujetes a ideas sobre ti misma, que te aseguro que cambian constantemente, permite sorprender del poder de tu alma, ve hasta tu alma siéntela, conócela, preséntate con tu luz y tu sombra ante ella, intégrala.

3.- Transfórmate. Todo cambio trae mariposas.

La alquimia femenina es tan poderosa y por qué no decirlo mágica, que asombra. Es por esto que transfórmate y no me refiero a un cambio de look (cosa que bien también haría) me refiero a que te sacudas, que sudes, que cantes, que grites, que hables. Para eso hay varias mujeres trabajando para generar estos espacios donde bien transpiradas quedan y el détox emocional y mental se nota en el cuerpo y en el alma, y ojo no me refiero a que te metas mañana mismo al gimnacio (reitero, actividad que bien te haría también) me refiero a que busques cerca de tu lugar de residencia a las siguientes actividades:

-A alguna profesora de respiración ovárica, alquimia femenina (método de Sajeeva Hurtado).

-Conéctate con maestras y profesoras de kundalini yoga para la mujer con la fundación mujer de luz.

-También puedes realizar algunas sesiones de wuatsu, con esta técnica surgen diversas emociones, se liberan traumas y temores guardados en el cuerpo.

-Asiste a círculos de mujeres/talleres para mujeres/ terapias femenina/círculos de bendición del útero/temazcal/terapias con osbidianas. Por decir algunas, pues de seguro tu corazón te guiará a donde ir y con quien sentirte acompañada para ir a tu útero-mente-corazón.

4.- Encender una vela puede iluminar toda una habitación. Te digo esto pues puede ser necesario que recuerdes que no importa lo que dejas ir, importa el cómo lo despides, como de la oscuridad lo llevas a la luz para que eso escondido, eso llorado, eso sufrido, pues también llegue a la luz donde será sanado y transformado. Enciende tu luz interior para ver también esa sombra e iluminarla. Ve a tu fisura y permite que entre y salga la luz por ella.

5.-Sacudete las expectativas. Entiende la consigna, “No convertirte solamente descubrirte”. Pues te dará alas y te ayudará a dejar de etiquetar o etiquetarte. A que voy con esto, que si tomas una terapia, vas a un taller, o ingresas a alguna formación con el objetivo de que te sanen o que esa herramienta, tecnología espiritual te ayude y entregue la liberación y nunca más sufras, pues es que te estas atando a una expectativa. Andar sin expectativas de que otros te harán el trabajo es crucial cuando hablamos sobre trabajo espiritual y energético, pues si bien somos varios servidores y servidoras de la luz, terapeutas, ayudando y colaborando a que nuestra humanidad crezca en espíritu y sane muchas heridas, el trabajo personal diario es fundamental. Nosotros quienes ofrecemos espacios, te compartimos información, experiencia, etc, pues somos una lucecita en el camino a la cual tu conciencia ve de vez en cuando, por ejemplo cuando entras a las redes sociales y ves una frase de inspiración, y dices oh que linda y das “me gusta “o se te propone una terapia de liberación, pues es crucial que tu sepas que son herramientas para ayudarte, es como la escoba y la pala, están ahí para ayudarte a limpiar, pero debes ser tu quien agarre la escoba y coja la pala y deje impecable, pues nosotros te entregamos las herramientas “escoba y pala” y tu eres quien las coge y hace el trabajo.

6.-El cambio de habito crucial en tu vida; Amate más.

carparoja

Te digo amate más pues es esa la luz de la que te hablo, el AMOR.

Puede que constantemente estés proyectando tu futuro con mucha paz, co-creando relaciones sanas y equilibradas y está perfectamente bien, sin embargo debes saber que para brillar internamente también hay que ver lo que no brilla, lo oscuro en ti, y no me refiero a que haya algo malo dentro de ti, me refiero a que verte, también es observar patrones negativos que tienes, obsesiones que no solo son por la comida, también son por las peleas, por los enfrentamientos, por el sentirte víctima, por el sentirte culpable, etc, créeme que para ese tipo de obsesiones no hay dieta, no es dejar de comer algo y ya está, hay que ir a lo profundo y dejar de nutrir ese patrón de conducta, que nuevamente aparece en cada evento de tu vida y se hace un vicio que envenena tus relaciones y tu vida.

Si buscas en ti el amor propio, te aseguro que encontraras un amor muy maternal contigo misma, un amor balanceado, no irreal ni de cuento, un amor real. No hallaras la media naranja dentro ti, sino veras la naranja entera, el árbol completito de naranjas, listo para ser disfrutado por ti. Que rico verdad¡¡

¿Qué te dará este amor propio? La certeza de que sea lo que sea que venga, puede ser procesado por ti, porque te conoces y confías en la voluntad que tienes de hacer que las cosas para ti funcionen. Es este AMOR, esta luz, que te volverá nuevamente a una seguridad interna que es totalmente cambiante. La seguridad no es como un guardia dentro de ti, que tiene protegido tu corazón para que no lo hieran, la seguridad interna es sinónimo de cambio, de adaptabilidad, de fluidez, de vulnerabilidad. Lo seguro es el cambio, sin lugar a dudas es lo más permanente.

7.- Que tu estabilidad sea reinventarte.

Muere y renace, eso se puede hacer en vida, no esperes a que tu cuerpo físico deje de alojar tu alma…invita a tu alma a que hospede en tu cuerpo físico, que viva todo lo que le sirve vivir. No sueñes con ilusiones, en la vida tendrás de todo, de dulce y amargo, y bien amargo también…pero sabes, esto bien amargo te hará encontrar tu autenticidad, tu centro….y recuerda quédate contigo siempre, hazte tu mejor amiga, haz tu cuerpo tu hogar y lleva tu alma como el tesoro más preciado que tienes… pues los cambios, las tormentas vendrán seguramente y lo que iluminará en ese momento será  tu alma que bien conectada con el amor y con el dios en el que tu creas está. SOMOS TODOS UNO.

Articulo escrito po María José Méndez (Sanahí). Si tomas este articulo cita a www.afloramujer.cl