¿Estás considerando dejar las pastillas anticonceptivas?

Pastillas anticonceptivas

Este es un tema difícil de abordar, creo que es una decisión muy personal y en pareja.pastillas-anticonceptivas-y-sus-efectos-secundarios
Cuando me escriben “Quiero dejar las pastillas, pero no quiero quedar embarazada. ¿Qué hago?” realmente no sé cómo responder, te puedo enseñar métodos de fertilidad natural, tizanas de hierbas medicinales y sin embargo todo se reduce a un conócete a ti misma y sabrás tus días fértiles, y comenzarás a conocerte mucho mejor.
Si estas considerando dejarlas es porque te caen mal, escuchaste algún comentario de lo toxicas que son, o quieres ser madre y preparar tu fertilidad y por ende dejar de tomarlas.


Debes saber lo que tomas y cómo funcionan dentro de ti, y sobre todo el efecto posterior en tu vida.
Las pastillas anticonceptivas aparecieron en 1961 de la mano del laboratorio Schering y desde entonces nos la han presentado a las mujeres como la única opción y casi imprescindible de salud y equilibrio femenino, porque nos ha librado de todos nuestros males (dolores menstruales, embarazos no deseados, etc.) otorgándonos la libertad de vivir ajenas a nuestro ciclo y nuestras hormonas verdaderas.

¿Cómo funcionan las pastillas anticonceptivas?

La pastillas anticonceptiva simula un embarazo gracias al nivel hormonal que provoca, engañando hacia arriba, hacia la hipófisis, que es la glándula hormonal de control superior. A demás la pastilla sustituye el ritmo natural por un compás que es totalmente regular y predecible, algo que no es nunca el ciclo propio, con sus oscilaciones naturales. Es comparable a la vida con un marcapasos, que sólo puede producir un compás mecánico en lugar del ritmo vivo del corazón.
Las pastillas funcionan suprimiendo la secreción de la glándula hipófisis, que detiene el desarrollo de las hormonas naturales. En el caso anovulatorio estas pastillas retienen el óvulo en el ovario. Es decir no se produce la ovulación. El aumento de la progesterona artificial también ayuda a que el esperma no alcance al óvulo, mediante un doble mecanismo: 1) alterando el moco cervical y 2) modificando el endometrio del útero. Por lo tanto las pastillas ALTERAN, nuestro centro y equilibrio femenino.

¿Para qué tomas la pastilla? La toman o dan por 4 necesidades…

1.-Cuando existe Algomenorrea o Dismenorrea
Esta palabra algonorrea significa (dolores menstruales) y que no responden a las mediaciones analgésicas que encontramos en el mercado.
A muchas mujeres que acudieron al ginecólogo, les recomiendan pastillas para quitar el molesto SPM o el dolor que acontece durante la menstruación. Que para muchas va desde vómitos, mareos, dolores de cabeza, depresión, irritabilidad, etc.

2.-Cuando existen Períodos Menstruales Irregulares
Las aconsejan cuando hay periodos muy irregulares (cortos o largos)

3.-Cuando existe Acné
Las aconsejan cuando existe acné y aseguran que las mismas se pueden prescribir tanto en casos de acné moderado o severo. Y que disminuyen o quitan la molestia estética del acné.

4.-Cuando no quieres quedar embarazada.
La aconsejan pues es anovulatoria, es decir evita la ovulación, altera el moco cervical, y modifica el endometrio del útero.
Muchas mujeres al comienzo de sus periodos, toman las pastillas pues comienzan a manifestar acné, desorden hormonal, hirsutismo (exceso de vello) logrando con esto que la glándula madre, la hipófisis quede censurada y casi sin trabajo alguno.
Cuando tomamos la pastilla como bien hemos visto, se comienza una regularización artificial, provocada, por hormonas no producidas naturalmente, esto no quiere decir que el síntoma o la desregularización se curó, si no que se oculto, se le obligo al cuerpo a equilibrar algo que psíquicamente, energéticamente, ni maduramente está resuelto. Y en el futuro de alguna manera se manifestara esta huida.

Todas tenemos un ritmo psíquico, somos un complejo de muchas cosas y cada ritmo nos dice algo, una menstruación que demora en llegar 60 días no es una simple amenorrea, una endometriosis que te hace sangrar por 15 días no es simplemente ese síntoma… es el resultado de un ritmo interno que debe re-inventarse, re-integrarse a lago superior para así sanar. Las desarmonías, las patologías, son un regalo del cuerpo que nos trae un mensaje desde el alma. Hay que escuchar los síntomas, tratarlos con la medicina más natural que encuentres y verás los cambios en ti y en tu proceso de sanación.

“El ciclo femenino de fertilidad es un testimonio de SER MUJER”, y como bien sabemos dirige nuestra vida en gran medida, de manera que este equilibrio inducido que generan las hormonas artificiales nos hace tener ciclos regulares y sin dolor, pues esto es una falsedad que crea en la mente de la mujer inmadurez. ¿Por qué? Porque el ciclo nos invita a un autoconocimiento diario, los vellos, el acné la endometriosis, la amenorrea, etc, es el resultado de una vida infeliz, insatisfactoria, un rechazo al ser mujer, un tema con tu pareja que no has visto, alguna rabia y resentimiento contra tu madre, o tu padre, una queja no expresada, un trabajo que te consume, una mala alimentación, etc….y créeme, las pastillas te pueden mostrar ese equilibrio que esperas, incluso pueden hacerte no menstruar en todo un año,

¿pero crees que eso es saludable?, quizás si tienes dolores horribles al menstruar, pues me dirás, claro que es saludable, el dolor se me pasa…pero a la larga ¿sabes lo que estás haciéndole a tu cuerpo?
Las mujeres somos un sistema muy sofisticado y completo, que requiere sensibilidad para comprenderlo, y el entrar en un COMPÁS y no en un RITMO se genera en nuestra mente distorsión.

Cuando llevamos años tomando la pastilla y luego llega con el tiempo la menopausia y las dejamos, nuestra mente, el cuerpo, comienza a despertar de un sueño de un COMPÁS que te dejo fuera del gran ritmo-ciclo natural, muchas mujeres en su edad adulta al dejarlas se encuentran con una desconocida, no saben qué les pasa, su cuerpo cambia, pues esta mente inmadura que no trabajo su psiquis, durante el periodo más energético de la vida, al llegar a la adultez, se desconoce, comienzan brotes de rabia, resentimientos ocultos y una menopausia que es difícil de enfrentar y entender.

En resumen al ocupar las pastillas DEJAS DE CONOCERTE, suprimes tu auto-conocimiento, censuras la naturaleza cíclica y lo que está muestra mensualmente.
Muchas buscan y son fanáticas de esta regularidad que entrega la
pastilla pues se sienten confiadas y tranquilas, pero mentalmente no sucede lo mismo, todo ese equilibrio ha sido una farsa que se ventila al momento de dejarlas o que incluso muchas se disfrazan de quietud y ritmo pero internamente no es así. Muchas mujeres temen dejarlas pues dicen “cada vez que intento dejarlas me queda la embarrada, acné, amenorrea, dolor” y creemos que ellas nos regularan, pero mental y emocionalmente ocurren otras cosas. Cosas, actitudes que debes comenzar a entender desde otro punto de vista.

“Lo que está claro es que la píldora impide totalmente la comunicación interna y la maravillosa sinfonía entre nuestro cerebro, hormonas, útero y ovarios.
Nos ha desconectado de nuestra sabiduría femenina”

Debes saber que:

Las pastillas no solo afectan el útero y los ovarios, también afectan la sangre que nutre a todos los órganos y todos los niveles hormonales.

¿Cuáles son algunos de los posibles riesgos reportados con las pastillas?
Pastillas anticonceptivas
Los posibles riesgos son muchos, pero los reportados generalmente son los coágulos de sangre, trombosis, enfermedad cardiovascular, manchas en la piel, cambios de humor, infertilidad, cáncer de seno y cáncer cervical.
Los Efectos Secundarios
La mayoría de mujeres que hemos tomado pastillas, especialmente las que tomamos durante mucho tiempo, hemos sentido los efectos secundarios y los desbalances en el cuerpo, como:

Dolores de cabeza
Sangrados entre periodos
Manchas en la piel
Deficiencias nutricionales
Aumento de peso
Celulitis
Várices
Mareos
Retención de líquido
Fatiga
Líbido bajo
Pérdida o debilidad del cabello

Uno de los grandes efectos secundarios de las pastillas, es la deficiencia de vitamina B6. Sin la vitamina B6, la vesícula no puede funcionar bien, lo cual se manifiesta en síntomas como dolor de estómago, piel seca, nauseas, mala digestión, gastritis, diarrea y fatiga. Es importante tomar un completo de vitaminas B si estás tomando anticonceptivos. De hecho, originalmente las pastillas anticonceptivas se recomendaba tomarlas con vitamina B, aunque ya no es el caso.

Otro efecto fuerte de las pastillas es el aumento de celulitis. Aunque uno haga ejercicio, coma saludable y elimine toxinas, la celulitis es muy difícil de eliminar cuando tomas anticonceptivos.
El efecto quizás menos conocido de las pastillas es que altera la cantidad de cándida (levadura) en el cuerpo, por la cantidad de estrógeno. Es muy común que las mujeres tengamos exceso de levadura en el cuerpo, la levadura intoxica el cuerpo, produciendo más de 180 químicos residuos tóxicos. Los síntomas de exceso de levadura son numerosos, desde problemas digestivos, fatiga, cansancio, problemas en la piel, inflamación e infecciones vaginales.
Cuando tomas pastillas anticonceptivas ocurre un desbalance general en el cuerpo, las hormonas son una parte crucial del sistema y manipularlas tiene efectos sobre el cuerpo físico y emocional.

Espero que al leer esto te sirva de información, pero quien tomara realmente la decisión de si las dejas o no, pues eres tú misma.


Este artículo se nutrió con la experiencia e investigación de Sanahí y de información de los libros de Dhalke, y un artículo de María José Flaqué.

Si quieres dejar las patillas te recomendamos el programa «Sin Pastillas» que Mj Sanahí tiene para ti en la sección de terapias.

útero
María José Méndez

EL Útero Tiene Memoria

¿Por qué es importante y sanador que la mujer limpie su útero energéticamente? Te invito a llevar tus manos a tu útero, como un gesto

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Read More »
Coaching de vida
María José Méndez

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante

Read More »