La importancia de la energía del padre en la vida de la mujer

Las hijas heredamos de las madres la potencialidad del placer de ser mujer, llevamos un trabajo realizado con lo femenino, porque sabemos que es la energía que aparentemente “nos debemos trabajar por ser mujer”, para justamente conectar con ese placer de ser mujer y con todos los dones que trae haber encarnado en un cuerpo femenino. A mi consulta, los círculos y talleres, las mujeres llegan iniciando su presentación diciendo, “estoy aquí porque quiero trabajar y conectar con mi energía femenina”, es algo que a la mujer le nace luego de sentir un llamado interno, que las invita a querer sentirse más completa, y menos compleja, mejor con su sexualidad, o por conocer su cuerpo, o bien, mantener una mejor relación con sus parejas. ¿Pero si te digo que ese llamado interno te invita también a conocer como tomas la energía masculina en tu vida? pues naciste mujer, pero tu estas aquí, también gracias al espermio de tu padre, tu desarrollo se fue dando por hormonas masculinas y femeninas, entender esta base te da un dibujo, “somos bipolares”, tenemos a ambas energías en nosotras, y la necesidad de sentirnos integradas  no se resolverá hasta que trabajes ambas energías en ti, pues ya está inmerso en nosotras, estamos construidas así, todos hombres y mujeres, por ello, la integración implica un proceso profundo que día a día se presenta para encontrar el anhelado equilibrio.

Pregúntate, ¿qué ocurre con la energía masculina en tu vida?, ¿qué implicaciones tiene en nuestra vida?, ¿qué es lo que está en el origen de nuestros nudos, de esos obstáculos que se levantan continuamente en nosotras?. Ambas energías, masculino y femenina, merecen ser trabajadas en nosotras, conocidas, investigadas. Hay historias de mujeres que tienen la energía masculina ausente, distante, indiferente, con padres que no las vieron, hay otras historias que hablan de padres controladores, maltratadores, y así… todas tenemos una historia con lo masculino, el asunto es aprender ¿qué implicancias tiene en nuestra vida esta energía?, ¿qué pasa al rechazarla y no sanar, partiendo por el padre?, y luego la seguidilla de hombres de nuestra vida. Para tu trabajo de consciencia, quiero que conozcan que la energía femenina de nuestra madre nos anida, nos hace llegar a la tierra, y el impulso de la energía masculina de nuestro padre nos ayuda a terminar de bajar toda nuestra energía y asumir nuestra encarnación, y a partir de ese momento, el padre tiene un papel fundamental para ayudarnos a manejarnos en el mundo, para enseñarnos el entorno el mundo que nos rodea,  y tengamos la fuerza que necesitamos para ir al mundo y a la vida. Con nuestro padre, tomamos toda aquella energía del mundo exterior, es la energía que nos hace ir hacia afuera, hacía el logro de nuestras metas, hacía los objetivos que nos trazamos en la vida; es esa energía que viene de nuestro padre la que nos ayuda a poner límites en todos los ámbitos de nuestra vida.

¿Y si hay traumas con el padre?, ¿con los hombres que sucedieron como pareja?, lo importante es sanar, para dejar de estar atrapadas por los modelos familiares, sea como haya sido el vínculo con el padre lo que debemos recordar y aprender es que lo que tomamos de nuestros padres es la vida, y si la vida viene con traumas, bueno a  disolver eso, sanar aquí y ahora, enmendar si es necesario, si conseguimos encontrarle un sentido a ese trauma, esa es la manera de deshacerse del lastre del linaje, y poder conectar con la pasión, con la sexualidad, con la abundancia, y con el propósito del ¿por qué estamos aquí?, ¿cómo vamos a tomar nuestra vida?, ¿cómo queremos hacerlo?, y como queremos que el mundo sepa de nuestra existencia y de lo valioso que estamos haciendo cada día por honrar la vida.

Mj.

www.afloramujer.cl

 

 

 

 

 

 

La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante