La Mujer malabarista

Ok foco¡¡ ¿ahora mismo de cuantas cosas estas pendiente? Yo al menos de varias, aquí sentada en mi dormitorio tomándome un tiempo para cerrar ciertos canales de atención y regalarme el placer de compartir contigo por estos medios, al mismo tiempo pensando en que voy a cocinar, y pendiente de lo que hacen mis hijas, escuchando el ruido infernal del edificio que están construyendo al lado de mi casa. Pero poniendo mi foco en darme estos 20 min para escribir.

La o el malabarista se desarrolla en todas las mujeres y en los hombres también, pero más en nosotras que nuestra psicología es diferente, pero ese es otro tema…
Ser malabarista te propone conectar con una destreza, de enfoque, movimiento, elección, y atrevimiento.

La mujer loba malabarista te despierta el instinto (por eso la loba) el cual une a su inteligencia para lograr enfrentar la vida con gracia y estrategia. Yo creo que todas somos malabaristas, y muchas veces no tengo ni idea como yo misma hago todo lo que el día me pide, me di cuenta de esto cuando al final del día lo que me proponía lo lograba hacer, y me fui dando cuenta que recurso use para lograrlo, antes de hacerlo me decía, es imposible no lo lograré, y fíjate que si lo lograba, y si te vas dando cuenta, seguro a ti te a pasado y solo que no te enseñaron a darte cuenta de tus logros, ni de los recursos que nacen en momentos de estrés. Así que comienza a darte cuenta tú qué has logrado en momentos difíciles donde, hiciste malabares con un pie, y con 7 pelotas. De esos momentos salen brotan, recursos que puedes usarlos y convertirlos en virtudes. Sólo date cuenta que tuvo que despertar en tí en ese momento de «malabarismo extremo». Y qué fue lo que te decías a ti misma, y si hay, no puedo, no lo lograré, de nuevo a mi, y bla bla bla… cámbialo por que con esas creencias todo sale como las pelotas.

Lo importante es la actitud adecuada para el malabarismo, saber con cuantas pelotas elijes jugar, y saber que más de alguna vez perderás el foco (la concentración) y se caerán las pelotas, y mandarás todo a la chuña, y no pasa nada, sirve ser valiente y atrevida para salir con gracia de la caída de las pelotas, alguna cosa siempre se nos ocurrirá para volver al malabarismo con equilibrio y gracia, quizás para la próxima sean menos pelotas, de otros colores incluso, o sean más y pidas refuerzo a tu tribu de lobas para que te ayuden.

Si captaste lo metafórico de lo que te escribo, tu cabeza comenzó a hilar historias de mujeres malabaristas, y seguro tu eres una de ellas, no me cabe duda.

Más humanas y sagradas¡¡¡

Mjo

 

 

Es tan importante soñar y desear

Todo antes de existir fue imaginado (soñado), se nutrió y sostuvo del deseo-lo deseado-, y ante el deseo la materialización se presenta. Es tan importante