Coaching lunar de: Luna LLena
Ilumina tu consciencia, fortalece tu autoestima, gestiona tu gozo
Su estación es el verano. Su arquetipo relacionado es la Madre, la gran Madre Tierra. Esta fase en especial resulta ser la más vista por nosotros, creo que para nadie pasa desapercibida la luz de la Luna cuando está llena.

Seguimos en nuestro camino de acompañarnos y a amarnos, con las lunas en la mujer, sintiéndolas fase a fase, luego de luna creciente vamos al encuentro con la fase de luna llena.

Tocadas por la Luna llena  sintonizamos con una energía muy provechosa, pues es la fase de la cosecha, del recibir y del darnos cuenta. En esta fase lo sembrado en luna nueva, nutrido en luna creciente puede dar frutos en luna llena. Se asocia con la culminación, la plenitud, los finales y las emociones, durante esta fase se nos pone en frente lo que no habíamos visto y incrementamos la coherencia interna y el autoestima.

¿Dime si alguna vez en tu vida has sentido la sensación de logró? aunque me digas que no has logrado nada, te aseguro que has logrado muchas cosas, incluso cosas que no eres consciente, el hecho de estar leyendo esto, respirar mientras lo haces, ya es un logro, una hermosa energía te sostiene. A veces andamos por la vida no valorando los pequeños grandes logros, y sin ver lo pequeño es difícil sostener  lo grande, y eso grande termina por evaporarse sin unos pilares fuertes que te sostengan en tus avances. Ver como nos cumplimos a nosotras mismas aquello que más deseamos es una sensación tan placentera que te ilumina por dentro y no pasas desapercibida,  y tu luz comienza a contribuir al resto.

Las lunas llenas mueven nuestro cuerpo emocional, y si hay algo que hace que todo sea posible es emocionalizar aquello que queremos,  ¿saber por que queremos lo que queremos? y como nos hará sentir tanto en el camino a conseguirlo, como al momento de verlo ya existir, y con que sentimiento lo vas a sostener en el tiempo. Pues sentir es el secreto que sustenta aquello que emprendemos o queremos emprender.

Esta fase  se asocia con la culminación, la plenitud, los finales. Por ello mediante el coaching y los rituales femeninos, tendremos un rito para movilizar las emociones, que puedan estancar el proceso de materialización de tus deseos y poder  ver asi lo que llega a tu conciencia y que debe ya culminar para dar el salto cuántico y al mismo tiempo poder  celebrar por los avances y agradecer-te por ello.

También en está fase dejaremos nuestros cristales, esos con los que apoyamos nuestro proceso de creación para que  a la luz de la luna se energicen.

Trabajamos  como sacar provecho de los «errores», «el merecimiento», y la posibilidad de reparar, y volver a confiar. Todo esto de la mano de rituales, coaching y sabiduría femenina.

Estas noches son nuestras, místicas, sagradas, inolvidables.

¿QUÉ PUEDES OBTENER SI ASISTES?

    • Tres horas solo para ti de  auto cuidado, para ser tu propia madre y honrar a las madres y padres antes de ti.
    • Una clase sanadora de coaching lunar en la fase de luna llena, que te ayudará a conectar con tu cuerpo y sentir tu corazón, aquietar tu mente y escuchar tu intuición para materializar tu propósito.
    • Aplicar herramientas de Life Coaching y Pnl para estimular la toma de consciencia.
    • Iluminar tu útero para, para facilitar el flujo de la energía creadora que habita en tu matriz.
    • Aprender a recibir.
    • Mejorar la relación con una misma.
    • Incrementar la coherencia interna y la autoestima
    • Fortalecer tu salud tomando las riendas de esta.
    • Acoger a la niña interior.
    • Fortalecer el  Gozo femenino y el merecimiento.

    En esta fase siempre tenemos un festín para celebrarnos.

¿CÓMO PARTICIPAR? ¿REQUERIMIENTOS?

Para participar debes estar atenta a las redes sociales de Aflora Mujer en Instagram y en Facebook pues por ahí se van anunciando las fechas, que por cierto coinciden con la fase lunar de luna nueva que viene mes a mes.

Estos espacios son para todas las mujeres mayores de 20 años. Por la dinámica del círculo no es un lugar para venir con los hijos, es un espacio para vivenciarlo sola.

Se les piden ciertos materiales, que a cada mujer que reserva se le informa.

¡Nos vemos!