Publicado el Deja un comentario

Yoni sagrado

YONINuestro útero y el yoni- vagina- es nuestro santuario interior, un lugar para acceder a nuestra sabiduría, nuestro poder. Todos venimos de este mágico lugar. Fuimos creados en un acto de amor donde este lugar sintió placer y gozo.
Nacimos por este mágico lugar.
Bendito sea nuestro yoni y útero.

 

MJ Sanahi. (Si compartes cita por favor)

www.afloramujer.cl

 


 

Publicado el Deja un comentario

Tu ángel guardían siempre está contigo

Tengo una Madre que siempre desde que tengo recuerdo me hablo de que hablara con mi ángel guardián, y hoy mi hija mayor llega con está oración de su colegio, se las comparto pues junto al crecimiento de mi hija, mi espiritualidad también crece.

ca67d2546a75abacc48e7a70a5a463b4

Tu mi ángel

Mi amigo celestial, que que me acompañaste en mi venida a la tierra,

que me acompañaras a través del umbral de la muerte hacia la patria espiritual del alma humana.

Tú que conoces los caminos desde miles de años, no dejes de aconsejarme,

de iluminarme, de guiarme, para que pueda emerger del fuego que teje mi sendero, para que pueda aprender más y más a compenetrarme  con el sentido de los divinos designios universales, como envoltura más fuerte de mi destino.

Rudolf Steiner.

 

Que sientan su compañía siempre.

Mj

 

Publicado el Deja un comentario

La sabiduría que llega al ser madre

descargaMenstruar y tener 3 maravillosas hijas a las que atender, realmente no es tarea fácil, sin embargo cada menstruación la honro y valoro pues sin ella, sin mi sangre roja, no sería madre, ella y la ovulación que le sigue (o le antecede depende de como lo veas) nos hacen madre (si una quiere).

En estos tres días de mi luna roja vi aquello que la maternidad me a dado y llegue a esto, que sincronicamente Veka de https://mamimonster.com resumió tan detalladamente y comparto pues es también lo que yo he aprendido, sume algunas que veka no escribió.

-Aprovechar el tiempo: Ahora soy un poco más consciente de la importancia de cada hora y cada día, por lo que trato de dar tiempo para lo más importante en mi vida. Todos tenemos un tiempo de vida finito, y a veces lo desperdiciamos en cosas que nos hacen ver bien pero que a la hora de la hora no significarán nada.

-Amar: Sin condiciones, sin sube y bajas, amar antes, durante y después. Amar guiando, protegiendo, observando, abrazando. Amar sin conocer y conocer amando.

-Conciliar: equilibrar el trabajo con el entretenimiento, las entradas de dinero con las salidas, mis necesidades con las suyas.

-Conocerme: Qué me enoja, que siento, cómo me calmo, qué me gusta, qué no me gusta. Cuáles son mis sueños y mis motivaciones. Cuáles son mis defectos y mis virtudes. Y además, amarme.

-Pedir ayuda- dar ayuda: Saber pedir ayuda cuando no das más, cuando necesitas un descanso, o sólo salir a tomar aire, o bañarte, o emprender siendo dueña de casa y madre a la vez. Dar ayuda a las madres que la pidan y este a mi alcance dar una mano hermana.

-Disfrutar: Pararme a disfrutar los pequeños grandes placeres. Arrullar a mi hija, jugar, leer juntas, mojarnos. Estar en el momento con todos mis sentidos y ver la vida un poco como niña, percibiendo la belleza del cielo y el rico sabor de un helado.

-Ser pro-activa: si no sé algo lo investigo, si me falta algo lo consigo. Como cualquier pasión, ser madre te mueve a actuar.

-Soltar: dejar ir el deseo de controlarlo todo y a todos por miedo y ego, y en vez de eso fluir y confiar.

-Valorar a la familia: darme cuenta que mis padres y familia de origen me aman tanto como yo a mis hijas, ser madre me ha dado una perspectiva distinta de ver a mi madre y mi padre.

-Respetar: Ver al que no sabe o no es de mi tamaño como alguien que tiene los mismos derechos que yo y merece el mismo trato respetuoso que yo espero para mí.

Mj

Publicado el 4 comentarios

Cuando el Pene

young-couple-1031642_960_720 “Solamente cuando el pene del hombre puede entrar con amor en la vagina de la mujer de forma desinteresada y sin expectativas, estando completamente presente y libre de imágenes mentales de su pasado sexual, podrá recibir de ella sus energías más finas y divinas que lo regeneran y purifican su corazón»

El pene en nuestra mente-corazón… ¿es sagrado también? ¿lo valoramos?… ¿hay heridas en nuestros recuerdos cuando pensamos en el pene?, o quizás tenemos una herida especifica ¿con el pene de aquel hombre?, ¿Hay algo que debas sanar con respecto al pene?, ¿Sientes enojo con algún pene?… créeme estas preguntas no tiene que ver con si te gusta o no el pene, vamos más allá…esto tiene que ver con escuchar tu vagina, sentir que siente con respecto a los penes que la han visitado.


Hay hombres que buscas solo su gratificación en el encuentro sexual con la vagina, usan a la mujer para eyacular, como un medio para liberar su energía acumulada, se masturban con tu yoni sagrado. Hay mujeres que por desconocimiento, ingenuidad o inconsciencia entregan su flor a hombres que únicamente las están utilizando. ¿Qué crees que ocurre aquí?, ¿Qué tipo de lazo energético se ha creado en este encuentro sexual?


Estoy segura que tu bien sabes cuándo el hombre con el que has tenido relaciones no ha estado del todo ahí presente, al momento del encuentro sexual, cuando se ha apresurado, y ha sido guiado solamente por sus impulsos; una lo siente, yo lo he sentido y no soy diferente a ti.

Y si mis queridas hay hombres que solo piensan en su gratificación, y desde su inconciencia usan a la mujer para eyacular. ¿El precio de esto para la mujer sabes cuál es? Que ella está acentuando la herida sobre lo femenino, en su linaje y en la memoria ancestral de lo femenino.

Yo he conocido hombres que realmente aman las vaginas, y andan como les decía yo “despertando diosas con sus penes”, era increíble cuando veía el aura de esas mujeres, cuando habían tenido contacto sexual con un hombre que amo su vagina, ellas brillan. ¿Y sabes por qué sucede esto? Porque un buen sexo, no necesariamente es el sexo con más posturas, un buen sexo es ese donde ella ama el pene y el ama la vagina, donde ese amor no necesariamente se da como “amor de pareja”, simplemente saben amar esa zona. (Y esto si puede provocar las posturas más alocadas que te imagines)

Sin embargo cuando nos dejamos penetrar rápido y furioso, como para que termine rapidito el pene, sin ganas de parte de nosotras, nuestra energía vital se va consumiendo, y se va formando una herida sexual y una tensión sexual.

Me explico:
Una herida sexual no es que te hayan hecho daño físico en tu vagina (aunque hay casos que si sucede y son bruscos en movimientos e incluso con sus dedos), esta es una herida en la energía de esa zona, que conlleva una memoria, asociada a una emoción que no pudiste expresar o decir. Por ejemplo en el caso de una violación, o un sexo a cambio de amor, donde te abriste a recibir pero lo que recibiste no fue lo que esperabas, no fue amor y lo sabias, ni siquiera fue placer para ti, el solamente pensó en él. Cuando esto ocurre se forma una herida, que puede incluso manifestar un síntoma más adelante si es que continúas teniendo sexo con penes desinteresados por la vagina, con penes narcisos.
Y una tensión sexual se genera cuando no alcanzas el orgasmo, Cuando no puedes ser tú misma en la cama, y haces el sexo en función del goce del otro y te olvidas de tu propio goce, de lo que a ti te gusta que te hagan para excitarte. También ocurre, cuando hay introyectos, creencias en tu mente de que expresarte sexualmente no es bueno. Cuando por obligación tienes que abrir tu flor (y no estoy hablando solo de una violación) hay varias mujeres que sin tener deseos, tienen igual sexo con su marido, pareja, lo que sea… ¿por qué? A veces hasta para que te deje de molestar, o para que ande de mejor humor al otro día ese pene y su dueño. Estas dos energías van degradando la energía en los ovarios y el útero. Se va perdiendo el arte sensual en el sexo.

Esto no es una queja… hay que entender que si un hombre actúa así con su pene narciso, esto couple-1531266expresa que eso que le hace a la vagina (por ignorancia, desconocimiento, inconciencia) pues él también lo hace consigo mismo, y agrede su parte femenina. Su ánima, su ying, su luna.

Hay que trabajar esto en nuestras relaciones personales, con nuestro pololo, pareja, marido… ¿cómo hacerlo? Sanando esas heridas que has permitido que algunos penes narcisos dejen en ti. Permitiendo que vuelva el arte sensual a tu relación, liberando las emociones reprimidas de la herida que puedas tener en lo sexual y reconociendo tanto al pene (tu animus) y a la vagina (tu anima) como parte de ti.

El daño o trato desconsiderado que hemos vivido con algunos penes es también el trato que tenemos con nosotras mismas hacia nuestro lado masculino, al igual que en el caso de el con su lado femenino. Por eso sirve que trabajemos para equilibrar estas energías, para sanar estos tratos sobre todo en lo sexual, pues es bien bonito sanar esto en un acto tan hermoso tan placentero y gozoso como cuando el pene y la vagina se unen, sin heridas, en amor, con tiempo, en paz, libres sin conquistar uno al otro solo compartir sus bondades en amor, en libertad.

El texto entre comillas fue encontrado en internet sin datos de autor, me inspire en el apenas lo leí.